¿Hay que cargar las ayudas a los bancos españoles al déficit público español?

Sigue a El Blog Salmón

Cartera

Este parece ser el debate que se mantiene entre el gobierno de España y las autoridades europeas que explica el baile de cifras de déficit público que citan el gobierno español comparado con las cifras citadas por las autoridades europeos.

El otro día, el Vicepresidente y Director General de Asuntos Económicos y Financieros de la Comisión Europea (CE), Olli Rehn, presentó su informe de invierno sobre la economía europea, comentado por Marco Antonio, donde nos presentó las cifras económicas de los distintos países miembros. En el apartado de España (PDF), vemos que el porcentaje del déficit público sobre el Producto Interior Bruto (PIB), se fija en 10,2 %, bastante por encima de lo que presenta el gobierno español.

En su discurso en el debate de la nación la semana pasada, el presidente del gobierno español anunció que el déficit público para 2012 saldría por debajo del 7 %, comentado por Remo y Aurelio. Hoy mismo, Moncloa anunció que la cifra exacta de déficit público sobre el PIB para 2012 fue del 6,7 %, cómodamente por debajo de los 7 % que comentó, aunque por encima del 6,3 % acordado con las autoridades europeas como el porcentaje de déficit público a PIB para 2012.

La diferencia entre las cifras de las autoridades españolas y europeas no es frívola ya que, 3,5% del PIB implica una diferencia de más de 37.000 millones de euros. ¿Cómo puede haber tanta diferencia entre los distintos niveles de autoridades? La respuesta es que el gobierno español sigue fiel a su interpretación de que las ayudas a los bancos españoles provenientes de Europa no se deben contabilizar dentro de las cuentas españolas. Hemos comentado esta discrepancia en estas páginas en varias ocasiones, incluyendo Aurelio y Remo.

Viendo las cifras europeas, si la cantidad del rescate de los bancos españoles equivale al 3,2 % del PIB español, la estimación cuando se anunciaron las ayudas, si sumamos el déficit anunciado por el gobierno español, siendo 6,7 %, usando la interpretación europea, implica un déficit total del 9,9 %, inferior a la cifra comentada por el Sr. Rehn el otro día, pero una diferencia de sólo 319 millones no importa mucho entre amigos.

Como las ayudas europeas se canalizaron a través de la entidad pública española, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), son ayudas dedicadas a la banca española y, como tal, el gobierno español lo interpreta como ayudas directas al sistema financiero español. No obstante, como el FROB es una entidad estatal y como el Estado español tendrá que hacer frente a la devolución de esta deuda, paguen o no los bancos españoles, es deuda estatal. Donde cuestiono la interpretación del Sr. Rehm es que incluya estas ayudas dentro del déficit público.

Está claro que las aumentadas deudas del FROB deben ser contabilizadas como deuda del Estado español, algo que las autoridades españolas no quieren. Lo que no me parece correcto es que se incluyan dentro del déficit público, implicando un gasto en el año.

Se supone que las ayudas a los bancos serán devueltas y, como tal, son préstamos a los bancos. El Estado español sólo perderá si los bancos no pagan estas deudas. En ese momento, entenderé que las deudas perdidas se incluyan en el cálculo de déficit estatal del año en que se sufra la pérdida. Por ahora, es más deuda estatal, que es mucha, pero no es gasto anual y, como tal, no debería formar parte del cálculo de déficit público anual.

En El Blog Salmón | Las cifras mienten: el rescate financiero colocaría el déficit por encima del 10 /a>, 2012 cerrará con un déficit por debajo del 7 con récord de emisión de deuda pública, El déficit público de 2012 fue del 6,7 , una verdad a medias, No nos salen las cuentas, España y el déficit, ¿a quién pretenden engañar? y 2012 cerrará con un déficit por debajo del 7 con récord de emisión de deuda pública
Imagen | Fran Carreira

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios