La economía mundial comienza su "aterrizaje forzoso"

Sigue a El Blog Salmón

syp


No hay buenas noticias para la economía mundial y así lo expresan las bolsas que tropiezan una y otra vez con la tinta roja. Al parecer, aún no se entiende lo que quiso decir Bernanke cuando habló que la economía vive un momento particularmente incierto, un momento que anunciamos a los lectores hace dos años cuando dimos cuenta de la caída de ese avión en llamas que era la principal economía del planeta. Pues bien, la economía comienza ahora su aterrizaje forzoso, dando cuenta que está más cerca de una nueva zambullida que de la anunciada recuperación.

Los datos de Grecia son una muestra de lo que espera al resto de los países europeos que han adoptado draconianos planes de recortes presupuestarios. Las tiendas están cerrando, los ingresos fiscales están disminuyendo y el desempleo ha afectado a un increíble 60% en algunos lugares. Las medidas de austeridad se han extremado hacia una espiral mortal y el país ha reducido el déficit presupuestario más de la cuenta: 39,7%, y el gasto del gobierno en 10%, mucho más de lo que exigían la UE y el FMI. Esto ha afectado a todos los sectores de la economía del país y el consumo se ha ido a pique, con quiebras y desempleo masivo que van en aumento. Una mezcla de miedo, desesperanza y furia se está gestando en la sociedad griega.

A nivel global, la economía se encuentra entrampada en sus propios paradigmas y mientras no se de un vuelco desde el interior de la disciplina no habrá plan de salida, ni salida posible. Todas las líneas de crédito se han evaporado y el dinero vive una furiosa volatilidad. Los precios, plataforma central del sistema y el indicador más clave a la hora de trazar proyectos de inversión, viven toda la furia del mercado con sacudidas que dejan en muy mal pie a todos los paradigmas que reforzaron heurísticamente el actual modelo económico: desde las expectativas racionales, a la hipótesis de los mercados eficientes, pasando por todas las herramientas de política monetaria que tuvieron como único objetivo el control de la inflación. Pero… ¿es que acaso la burbuja inmobiliaria no fue una inflación de los precios de la vivienda?

Los malos datos del empleo entregados ayer por Estados Unidos dan cuenta de la gravedad de un problema que amenaza con permanecer largo tiempo. Estados Unidos, la principal economía del planeta, que triplica con su PIB a la economía que ocupa el segundo lugar, no es capaz de generar empleo. Parte de las causas de este problema las vimos en El origen del caos financiero y del desempleo global, y en Del desorden financiero a la quiebra de Estados Unidos, lo que puede ayudar a comprender lo complejo del problema y por qué no habrá una recuperación real mientras estos desequilibrios persistan.

El término de los planes de estímulo instala el desafío de si la economía puede pararse por si sola después de sufrir uno de los golpes más duros desde la Gran Depresión. La mayor incógnita es el descenso que tendrá China después que el país ha pinchado su burbuja inmobiliaria y ha cerrado el crédito. Parte de estos efectos se sentirán en la caída del precio de las materias primas, lo que afectará a las economías emergentes. Como ya lo habíamos señalado: el petróleo enfrenta una fuerte recaída, y está mucho más cerca de caer a los 70 dólares que de escalar hasta los 80 dólares. Esto es parte del aterrizaje forzoso.

En El Blog Salmón | Del desorden financiero a la quiebra de Estados Unidos
Imagen | dshort

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios