Compartir
Publicidad

Subir los tipos reducidos del IVA para volvernos más pobres. ¡Vaya solución!

Subir los tipos reducidos del IVA para volvernos más pobres. ¡Vaya solución!
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Mucho se estaba hablando en las últimas semanas sobre una posible subida del IVA y hoy, por fin, nos lo ha confirmado el ministro Montoro, tal y como ya han adelantado Alejandro y JM en sus últimos posts. Por suerte o por desgracia a pocos habrá pillado por sorpresa la noticia. Esta estaba amasada desde hace bastante tiempo por Bruselas y doy por hecho que se trataba de una exigencia clave para conceder la prórroga en el cumplimiento de los objetivos de déficit que también se ha anunciado hoy.

Lo que aún no está demasiado claro es como se hará la subida. Pasar de un 18% a un 20 o 21% quizás provocaría un desgaste político que no estoy seguro que desde el PP estén dispuestos a asumir. La otra opción pasa por modificar las bases imponibles del impuesto en los tipos reducido y superreducido, lo que sería una fórmula aún más agresiva pero que pasaría desapercibida para un elevado porcentaje de la población poco dada a tecnicismos económicos.

En España existen tres bases imponibles para el IVA: general (18%), reducido (8%) y superreducido (4%), así como una serie de productos que están exentos del impuesto. Lo que desde el Gobierno estudian es a qué artículos puede subir el IVA de los tipos reducido o superreducido al 18% y a cuáles de los productos exentos se le podría aplicar alguna de las bases.

Actualmente, el IVA superreducido se aplica a productos de primerísima necesidad (pan, huevos, leche, hortalizas, medicamentos de uso humano VPOs, etc), mientras que el reducido se aplica a otros más genéricos (hostelería, peluquerías, dentistas, vivienda en primera compra, etc) y a los alimentos en general. Los servicios bancarios, la enseñanza reglada o los servicios médicos, hospitalarios y veterinarios se encuentran exentos del tributo.

Las consecuencias de modificar las bases imponibles del impuesto y que productos que hasta ahora cotizan en las bases reducida o superreducida, o incluso exentos, pasen a hacerlo al tipo general del 18%, podrían llegar a ser letales para el consumo. La devaluación nos empobrecería a todos y nos obligaría a emplear más recursos para la cesta de la compra básica, tal y como nuestro presidente Rajoy defendió objetivamente en varios Consejo de Ministros cuando era el líder de la oposición. ¡No más IVA!, decían. Hay que ver como cambian las cosas.

En El Blog Salmón | Los discutibles argumentos de Hacienda para subir el IVA, Montoro confirma una devaluación fiscal
Imagen | PP Madrid

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos