Compartir
Publicidad

Las cinco cualidades de los grandes jefes

Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Cómo son los grandes jefes? Aunque a veces no lo parezca, hay jefes con los que todo el mundo quiere trabajar, a los que todo el mundo admira y se intenta estar en su equipo. Eso provoca que el ambiente en la oficina sea bueno, el trabajo se saque adelante y que los empleados no quieran buscar otro sitio donde trabajar.

  • Desarrollan cada empleado, llevándolo a su máximo potencial. Ayudan y enseñan, pero también motivan hacen de “coach”.
  • Tratan los problemas inmediatamente, en vez de dejar que estos se vayan haciendo más y más grandes.


  • Rescatan al peor empleado, siempre hay un empleado que ha cometido algún error, los grandes jefes no lo expulsan, sino que consiguen que vuelva a ser apreciado por los demás y que vuelva a rendir como antes.
  • Sirven a los demás, no a sí mismos. Les reconocen el mérito a sus empleados en vez de usar el suyo. Su gloria no emana de ellos, sino que se refleja.
  • Siempre se acuerdan que son los jefes, entienden que hay cosas que pueden decir y cosas que no. Y en la mayor parte de los casos, no siempre han sido jefes.

Yo añadiría que todo esto está muy bien una vez se han pasado los básicos. Es decir, no tiene sentido que un jefe sea un gran líder si luego miente. No tiene sentido que hablemos de grandes jefes si luego pagan mal (o directamente no lo hacen porque afirman que trabajar con ellos queda bien en el currículum) a becarios sobre explotados.

Aparte de ello, los grandes jefes saben que pedir de cada empleado que sea razonable. Cuando un jefe pide cosas imposibles es cuando toca el momento de irse buscando otro trabajo. Los grandes jefes saben que la vida del trabajador no se limita a la oficina y unos breves periodos de descanso en los días que le corresponden por vacaciones. Los grandes jefes te tratan con respeto, saben que no son ni tu padre ni tu colega.

Porque prefiero a un jefe que sea cumplidor de lo básico y mal líder a un jefe que sea un gran líder según muchos criterios que se publican pero que olvide los puntos básicos de una relación jefe-subordinado y empresa-empleado. Aparte de esto, cuanto mejor sea el jefe, más motivado y que la sonrisa con la que te sientas en tu puesto no sea fingida, sino sincera, mejor.

Pregunta a los lectores ¿cuál es el mejor jefe que han tenido? ¿Qué buscas en un jefe? Los que son jefes ¿ponen esto en práctica con alguno de sus empleados?

En El Blog Salmón | Tu Facebook dice si eres buen empleado
Vía | Inc

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos