Compartir
Publicidad

Autoridades financieras cierran el Maple Bank de Frankfurt por fraude y lavado de dinero

Autoridades financieras cierran el Maple Bank de Frankfurt por fraude y lavado de dinero
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las Autoridades de Supervisión Financiera (BaFin) ordenaron el cierre inmediato del Maple Bank, una empresa que está siendo investigada por evasión fiscal y lavado de dinero. Maple Bank, con sede en Francfurt, es parte de la canadiense Maple Financial Group. La Autoridad de Supervisión Financiera (BaFin) anunció este domingo que le ha prohibido al Maple Bank formular pagos o vender activos ante su excesiva e insostenible deuda inminente. El banco también tiene prohibido aceptar pagos de consumidores más allá de los que sean para cancelar deudas. La autoridad bancaria dijo que Maple Bank, cuyos activos ascienden a 5.000 millones de euros (5.580 millones de dólares) y sus pasivos a 2.600 millones de euros (2.900 millones de dólares), tendrá que asignar fondos específicos para cubrir sus pagos de impuestos. La investigación del Maple Bank comenzó en septiembre del año pasado.

El Banco, que tiene una hoja arce como símbolo corporativo, difícilmente sería conocido si no hubiese jugado un papel importante en una de las batallas de adquisición más espectaculares en la historia de Alemania: el intento, que falló en última instancia, del fabricante de automóviles deportivos Porsche por tragar a su rival mucho más grande Volkswagen, en 2008. Los directivos financieros de Porsche realizaron complejas y fraudulentas operaciones con derivados financieros para que la empresa con sede en Stuttgart se apropiara de la empresa con sede en Wolfsburg. Ese hecho fue considerado una criminal manipulación del mercado. El caso resuena en los pasillos de la justicia alemana porque involucró cientos de millones de euros de evasión tributaria. La investigación aún está en curso.

Si bien el Maple Bank no tiene "importancia sistémica" y por tanto no constituye una amenaza para la estabilidad financiera, afectará a miles de clientes, principalmente institucionales, que no podrán retirar su dinero. Los 2.600 millones de euros de pasivos representan sólo una pequeña parte de los depósitos de los clientes particulares. Si BaFin determina formalmente el caso de compensación, el dinero está protegido por el Fondo de garantía de depósitos de la Asociación de Bancos Alemanes de hasta 100 mil euros por cliente. Esto puede significar una pérdida fiscal para Alemania de más de 1000 millones de euros.

El cierre de Maple Bank es hasta ahora la acción más dura en Alemania contra un banco por operaciones cuestionables, lo que pasa a ser considerado como una advertencia para otros bancos y fondos que han manipulado el mercado inflando el valor de algunas acciones o hundiendo el de otras. Según los hallazgos de los fiscales e investigadores muchos actores del sector financiero compran y venden grandes paquetes de acciones por valor de miles de millones de euros en el menor tiempo posible en forma rápida y compleja solo para distorsionar los precios y obtener un lucrativo beneficio. Es la manipulación del mercado en su forma más descarnada que comienzan a develar ahora las autoridades financieras.

Tras lo de Maple Bank puede comenzar a temblar el Deutsche Bank: El mayor banco privado de Europa tiene 80 billones de dólares (millones de millones) en derivados financieros que se hunden como un castillo de naipes. Esta vez sí habría riesgo sistémico: es más de 20 veces el PIB de Alemania y casi cinco veces el PiB de Estados unidos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos