En España somos reacios a pagar con tarjeta; el caso de McDonalds y sus Easy Orders

Sigue a


Desde hace poco más de un año, algunos de los “restaurantes” de McDonalds, cuentan con un sistema de pedido y pago con tarjeta muy rápido. Este sistema es Easy Order, que no deja de ser un TPV táctil situado en el restaurante para hacer nuestro pedido y pago. Una vez pagado, se imprime el ticket, nos dirigimos a una cola específica y en unos minutos, estamos sentados a la mesa.

El sistema Easy Order, es un sistema muy sencillo de usar, muy intuitivo, teledirigido y que consigue montar una compra en menos de un minuto sin problemas. De usabilidad un 10 desde luego, además de que evitas esperas en la cola tradicional. Este sistema, que a priori debería ser el sistema mayoritario de uso en cualquier tienda, en España, tiene un uso muy bajo y, aunque no hay datos oficiales de uso desde MacDonalds si os voy a dar unos datos de uso.

Hoy mismo, he estado un buen rato en un McDonalds con este sistema (concretamente en la T4 en Barajas) y después de 45 minutos observando y tomando notas, menos del 10% de los clientes que han hecho compra entre las 14 horas y las 14:45 horas, han usado este sistema de pago. En las cajas normales, las colas requerían una espera aproximada de 6/8 minutos pero en el sistema Easy Order, no había cola alguna. El perfil visual de la gente que ha usado Easy Order era de edad media (entre 30 y 40 años) y casi que apostaría que lo han usado más extranjeros que españoles.

Bien es cierto que esta observación es una frikada y apenas tiene validez estadística, puesto que no me he puesto a comprobar/encuestar a los compradores y los datos de “edad/nacionalidad” son una percepción, ni se ha repetido el muestreo en otros días. Pero el efecto de “poco uso” del sistema frente al pago tradicional, lo he notado ya en bastantes ocasiones que he visto este sistema, durante las estancias establecimientos con este sistema.

Sólo me queda pensar que los españoles preferimos hacer cola antes que pagar con la tarjeta o incluso, pararnos a comprobar cómo funciona un sistema de pedido que elimina al camarero. ¿Somos reacios a usar esta tecnología? Realmente lo dudo, puesto que a efectos de tabletas y smartphones, tenemos una penetración en el mercado muy alta, por lo que me inclino más a pensar de lo difícil que resulta implantar sistemas de micropagos en nuestro país. ¿Qué percepción tenéis vosotros sobre este sistema de pago?

En El Blog Salmón | Doce opciones innovadoras en los medios de pago, Suevia quiere acabar con el dinero en efectivo, Mastercard y Moneto introducen los pagos NFC en iPhone y resto de smartphones

Vídeo | Youtube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios