Sigue a

indice-bursatil.JPG


Hace unas semanas hablábamos sobre los mercados de valores y su importancia en tanto en cuanto consiguen que se generen flujos de capitales contribuyendo así a la estabilidad financiera y económica. Hoy vamos a intentar explicar un nuevo concepto de economía totalmente relacionado con ésto, los índices bursátiles.

Se puede definir un índice bursátil como una ponderación matemática (existen varios modelos para ello) de un conjunto de valores que cotizan en un mismo mercado para medir de ese modo de forma total el crecimiento o decrecimiento de sus acciones, en definitiva, medir de forma conjunta la fuerza o debilidad de esos valores incluídos en el índice.

Dando otra explicación aproximada y más técnica, podríamos decir que un índice bursátil es un valor numérico que trata de reflejar las variaciones de valor o rentabilidades promedio de los valores que lo componen. En la gran mayoría de las ocasiones como decíamos anteriormente estos valores tienen características comunes como pueden ser pertenecer a una misma bolsa, tener una capitalización bursátil similar o pertenecer a una misma industria.

Si hacemos un poco de historia respecto a los índices bursátiles podríamos decir que el índice estadounidense más antiguo es el afamado Dow Jones Industrial Average, simplemente conocido como Dow Jones, que fue creado por Charles Henry Dow en conjunto con el Wall Street Journal para medir la actividad económica y financiera de los Estados Unidos a finales del siglo XIX.

¿Cuáles son los más importantes del mundo en la actualidad?:

Europa

  • FTSE 100 (Gran Bretaña): Bt, Barclays, Diageo, Unilever, etc.
  • DAX 30 (Alemania): BMW, E.On, Bayer, Siemenes, etc.
  • CAC 40 (Francia): L‘ôreal, Peugeot, Axa, Alcatel, etc.
  • Ibex 35 (España): Inditex, Telefónica, Iberia, Banco Santander, etc.

América

  • Dow Jones (EE. UU.): Intel, JP Morgan, At&T, etc.
  • Nasdaq 100 (EE. UU.): Google, Yahoo, Microsfot, etc.
  • Bovespa (Brasil)
  • Merval (Argentina)

Asia

  • Nikkei 225 (Japón): Sony, Bank Of Yokohama, etc.

En muchas ocasiones, como seguramente habréis podido observar en algunos de los índices superiores, hay un número que acompaña al nombre que recibe, ese número indica la cantidad de empresas que lo componen; por ejemplo, el nasdaq 100 está compuesto por 100 empresas, así como el nikkei 225 por dicho número de empresas.

El número de empresas es ciertamente importante, ya que en ocasiones puede ocurrir que que si una desciende mucho en cotización cuando dicho índice bursátil se actualice en cuanto a las empresas que en el participan (normalmente todos los hacen cada 6 meses) puede dejar de estar incluido en él y entrar otra empresa a formar parte del mismo.

Todo ésto que parece algo muy complejo se lleva a cabo gracias a un valor conocido llamado capitalización bursátil, es decir el precio que la empresa vale en bolsa, que se calcula multiplicando el número de acciones en cotización por el precio de las mismas. Si llega el momento de actualizar el índice y la capitalización bursátil de una empresa es menor que la de otra de ese mercado de valores y no sólo posee una capitalización bursátil mayor sino que además cumple los requisitos específicos para formar parte de ese índice puede ser incluido en detrimento de la anterior.

Debemos matizar que normalmente cuando vemos un índice vemos un valor en puntos como por ejemplo: 7.500 y un porcentaje que indica la subida o la bajada del mismo. El porcentaje siempre se muestra dependiendo del rango de tiempo que estemos comparando y la evolución histórica del indice, mientras que los llamados puntos aunque evolucionan con ese instrumento tienen un comienzo en un punto llamado base bursátil. Por ejemplo, el Ibex35 es de base 6000, empezó a cotizar en 6000 puntos y a partir de ahí según han empezado a fluctuar las cotizaciones de sus 35 valores ha ido obteniendo un valor mayor o menor. La base es un valor relativo y sin importancia, da igual elegir una base 6.000 que 13.000, lo importante es la evolución del valor desde el momento de dicha elección y entre puntos en el futuro.

Normalmente hay dos formas en las que se puede ponderar un índice:

  • La clásica, que interpreta de forma igualitaria a todas las empresas independientemente del valor de sus acciones y de la cantidad de las mismas por lo que se elabora haciendo una media ponderada del porcentaje de subida o bajada de las acciones incluidas en él.

Ejemplo:

Tenemos un índice conformado por cinco valores cuyas cotizaciones se sitúan desde el cierre anterior de este modo.: +0.5%, -1%, +0.36% -0.03% y 2.36%. ¿Cual es el valor de nuestro índice?

VI = (0.5 – 1 + 0.36 – 0.03 + 2.36) / 5 = + 0.438%

  • Por capitalización bursátil, en donde entra en juego el valor de las acciones así como el número de las mismas.

Ejemplo:

Contamos con un índice de conformado por tres valores cuyas características son: 5 euros/acción y 1.000 acciones, 2 euros/acción y 500 acciones y 3,5 euros/acción y 20 acciones; si esos son los datos en el cierre de la cotización del cierre anterior y actualmente al el mercado suben sus cotizaciones un + 0.8%, + 0.5% y un + 3.5%, ¿Cuál es el Valor del Índice actualmente?

Primero debemos calcular cuanta es la importancia relativa de cada valor con respecto al total del índice y ponderarlo en porcentaje:

Valor 1: 5.000 euros de 6.070, lo que resulta un 82.37%
Valor 2: 1.000 euros de 6.070, lo que resulta un 16.47%
Valor 3: 70 euros de 6.070, lo que resulta un 1.16%

Por tanto, VI = [(0.8 × 82.37) + (0.5 × 16.47) + (3.5 × 1.16)] 100 = + 0.78%

Como podemos apreciar un índice por capitalización bursátil es mucho más complejo pero también da una mayor importancia a las empresas que realmente la tienen ya que las da un valor mucho más importante para con la conformación del índice. En un índice clásico puede perder mucho una empresa grande y una empresa muy pequeña ganar más y ya se vería en el índice una variación resultante o total positiva pero eso no sería una estimación del todo correcta.

La gran mayoría de los índices del mundo están actualmente constituidos por esta sistema de ponderación por capitalización bursátil; un ejemplo de lo contrario es el índice Dow Jones por lo que últimamente está viéndose comprometido y hay opiniones muy dispares sobre la posibilidad de su remodelación desde las autoridades financieras de Estados Unidos.

En definitiva los índices de este modo nos van marcando una evolución histórica de cada una de las situaciones en forma de porcentaje (positivo o negativo) o en valores (si supiéramos la base a la que está constituido) de como se encuentra el mercado en comparación con un momento anterior en el tiempo.

Imagen | yahoo finance

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios