Ya está aquí la explosión "controlada" del sistema financiero: temblad con las preferentes

Síguenos

explosion-sistema-financiero.jpeg


Ayer hubo reunión de Eurogrupo que terminó a altas horas de la noche con un acuerdo de 32 medidas que van a provocar serios dolores de cabeza para muchos ciudadanos. Además de la subida del IVA que se anunciará en breve, más reforma laboral, recortes en las cuentas públicas y cambios en los empleados públicos, tenemos una sorpresa mayúscula para todos los tenedores de deuda subordinada de las entidades financieras sin excepción.

Europa ha tomado una decisión correcta y va a proceder a materializar las pérdidas en deuda subordinada cuando el emisor active los pactos de recompra. Se persigue prohibir una prima superior al 10% al valor de mercado de la deuda subordinada. En el caso de las preferentes, los titulares de participaciones preferentes que consigan una recompra por parte de la entidad financiera, no podrán endosárselas al valor nominal de adquisición, sino un 10% más del valor de mercado. Esto se traduce en pérdidas millonarias para muchos ciudadanos y veamos porqué.

Si una participación preferente se emitió por 1.000 euros de nominal y ahora mismo cotiza al 30%, su valor en el mercado es de 300 euros. Muchas entidades financieras que han colocado las participaciones preferentes a particulares, minoristas y ciudadanos que las han adquirido con engaños, han optado por la recompra a valor de emisión pasado un tiempo, o con una pérdida que no supera el 10% del nominal. Es decir, muchos clientes que tenían preferentes de la CAM o Bankia por ejemplo, lograron deshacerse de ellas perdiendo sólo un 10%.

Pero este cambio que se introduce, va a generar que todos los particulares que quieran recuperar el dinero colocado en preferentes, lleguen a perder incluso el total de su inversión, porque a día de hoy, hay preferentes que valen cero euros y no se negocian absolutamente en ningún mercado.

El agujero patrimonial en los ahorros de muchos ciudadanos va a ser de órdago y el caso de Forum y Afinsa, va a ser un juego de niños, dado que las cifras colocadas en preferentes entre particulares se estiman en más de 700.000 familias y con unos saldos de colocación que oscilan desde los 10.000 millones de euros a más de los 30.000 millones de euros según las diferentes asociaciones y plataformas de afectados.

No obstante, el problema no queda sólo ahí, dado que hay multitud de inversores cualificados que son titulares de bonos subordinados y preferentes y otros productos de renta fija que también van a sufrir en el programa de explosión controlada. Estos inversores cualificados, tienen a su vez comercializados fondos de inversión y planes de pensiones entre particulares cuya cotización va a sufrir de lo lindo y vamos a asistir a la desaparición de los activos consecuencia de los impagos controlados

¿Qué alcance va a tener esta dinamita dentro del sistema financiero? No lo sé, pero éste si es el camino correcto, a pesar de que muchos particulares pierdan dinero y recurran a la justicia si han sido estafados, pero el reconocimiento y materialización real de las pérdidas es una necesidad del sistema financiero para hacer una purga definitiva de los balances. Suerte a los tenedores de obligaciones, bonos y participaciones preferentes porque la van a necesitar, dado que ahora vamos a entender que no existe inversión segura y que unas veces se gana y otras se pierde.

Más Información | El País
En El Blog Salmón | Qué son las participaciones preferentes, Bonos Taggart y participaciones preferentes: ¿descongelación selectiva?, Participaciones preferentes: consideraciones para particulares
Imagen | David Arcos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

27 comentarios