Compartir
Publicidad

Amazon y el hándicap de superación a los neoluditas

Guardar
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Amazon ha adquiro la empresa Kiva, de robótica por 600 millones de dólares con el objetivo de optimizar y robotizar más aún la gestión de sus almacenes y procesos logísticos tal y como nos cuentan nuestros compañeros de Xataka. El caso es que cada vez que vemos un salto sustancial en el potencial tecnológico de las empresas, aparecen las objeciones neoluditas sobre la destrucción de empleo a favor de las máquinas.

Estas objeciones pivotan alrededor de la protección del empleo del trabajador y de la pérdida de puestos de trabajo a favor de las máquinas, sin olvidar tampoco la pérdida de libertad y el cambio social que se introduce. El desempleo y la precarización del trabajo persiguen a los avances tecnológicos en todos los campos, obviando siempre el beneficio que se crea en el reemplazo de unas profesiones por otras o los beneficios que traen para la propia existencia humana un cambio tecnológico.

Los orígenes de los luditas y neoluditas desde la revolución industrial


A principios del siglo XIX en Inglaterra se produjo un aumento del desempleo consecuencia de la sustitución de las máquinas por los hombres en las fábricas. Este desplazamiento masivo de mano de obra por tecnología provocó en 1811 la primera revuelta importante de los obreros encabezados por Ned Ludd rompiendo un telar como mecanismo de protesta.

Esta corriente ludista duró relativamente pocos años, dado que la población cambió el foco de las culpas de la tecnología al empresario, como el culpable de la alta tasa de paro que se origina por una implantación tecnológica y por la sustitución del capital humano. No obstante, esta corriente resurgió a partir de 1995 encabezado por Theodore Kaczynski (Unabomber) y el manifiesto de La sociedad industrial y su futuro. El FBI etiquetó Kaczynski como neoludita, corriente muy actual que algunos mantienen incluso de manera inconsciente al rechazar la tecnología a favor del trabajo humano.

Los avances tecnológicos van mucho más rápidos que las adaptaciones empresariales y situándonos sólo en el campo de la tecnología y robótica, los neodulitas miran a la destrucción a corto plazo obviando los cambios estructurales que se producen a medio y largo plazo. Craso error en las tesis neodulitas, aunque merece mucho la pena reflexionar sobre la pérdida de libertad, organización social y encadenamiento tecnológico que se produce en la sociedad con la tecnología.

La economía y los neoluditas, vivan los avances tecnológicos


Además de toda la filosofía que lleva consigo la corriente neoludita, un cambio tecnológico no es posible sin un cambio en la educación, en los hábitos de consumo y en la cobertura de necesidades. La tecnología siempre ha transformado la sociedad y el mercado laboral en mayor o menor medida. Por ejemplo, nadie trabaja hoy día de sereno o de tejiendo esparto o pleita, porque la tecnología ha sustituido estas profesiones.

En este mismo sentido, nadie era webmaster o programador en los 70 y hoy día, es un nicho laboral imprescindible dentro de cualquier economía avanzada. Por este motivo, la formación y la educación reemplazan los conocimientos y desplazan las profesiones. Estas profesiones, entran en la sociedad y cuestionaes que podrían ser impensables hace 15 años, como puede ser un comunity manager encargado de las redes sociales de una empresa, han pasado a ser puestos de trabajo de bastante importancia.

Bajo mi punto de vista, vivan los avances tecnológicos, la tecnología y la libertad de elección que tenemos cada uno para vivir de una manera u otra. Aunque no debemos olvidar tampoco, que la tecnología tiene países de origen y destinos diferentes y que la libertad o felicidad no deberíamos ligarla a tener un iPhone. Siempre que hablo de este tema, me gusta recordar el final de la película de “El último samurai” y la cobertura de las necesidades de cada persona. No siempre el futuro y los avances tienen que darnos la felicidad que necesitamos.

En xataka | Los alucinantes robots que ha comprado Amazon, en acción
En El Blog Salmón |
Hacia el fin del trabajo
Vídeo | Youtube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos