Síguenos


Durante mucho tiempo fue el plástico, la tarjeta. La llegada de internet hizo que apareciesen nuevas alternativas para procesar los pagos con tarjeta, nuevas entidades de dinero electrónico, como Paypal. Ahí el tiempo parecía haberse detenido. sin embargo no es así, y están llegando nuevos jugadores a este goloso mercado. Vamos a repasar doce opciones innovadoras en medios de pago.

Antes de empezar a verlas conviene recordar que, salvo alguna excepción, la mayoría apuestan por la virtualización de la tarjeta de crédito, por su desmaterialización, pero esta sigue estando allí. ¿Son una amenaza para Mastercard o Visa o una nueva vía de desarrollo?.

Comencemos precisamente con los que prescinden de la tarjeta. Facebook, después de abandonar los Facebook Credits llega a acuerdos con telecos como Telefónica digital, que tiene su propia entidad de dinero electrónico, para cobrarnos a través de la factura telefónica. RIM, Google o Microsoft también se han sumado a dicho medio de cobro.

De hecho, en los países del Tercer Mundo con bajísima bancarización, se esta aprovechando la amplia penetración de los móviles para centrar todos los servicios bancarios en los mismos. Pensemos en M-Pesa, impulsada por Vodafone en Africa.

Google Wallet, el servicio que absorbió a Google Checkout, tras superar alguna situación critica respecto a su seguridad, va cogiendo forma, admitiendo cualquier tipo de tarjeta asociada a su tecnología NFC. Supondo que es el paso previo a su posible extensión fuera de EEUU

Dwolla, un sistema disponible por ahora en los EEUU, que en vez de asociar tarjetas de crédito lo hace a través de cargos en cuenta.

Especificamente para pago por internet tenemos a Netswipe, que usa la cámara de nuestros equipos como medio de introducción de las tarjetas.

Una alternativa bastante disruptiva, que rompe con lo establecido, y también pensada específicamente para las webs y los desarrolladores de apps es Stripe. Merece la pena que los que os mováis en estas áreas le echéis un vistazo, aunque por ahora esté restringido a los EEUU.

También lo está Square. Lo que empezó con la posibilidad de usar nuestro móvil como TPV, para simplificar la vida a los comercios físicos, ha dado un salto de gigante, con una alternativa clara al NFC, aplicando técnicas de geofencing (aunque el video de demostración al respecto ha sido deshabitado para uso público, lo que puede suponer que finalmente apuesten por el NFC al haber fichado gente de Google Wallet especializada en el tema)

Dr. Nash Gets Paid With Square from Square on Vimeo.

La versión europea de Square es iZettle, sin embargo, no parece tan avanzada tecnologicamente y comparte uno de los problemas de su clon: sus tarifas para comercios son bastante elevadas para lo que se estila en España.

Una opción española es PayTouch, que usa la biometria, concretamente las huellas dactilares,como medio de pago asociado a una tarjeta, pensado especialmente para los locales de ocio nocturno.

Mencionaré también Bitcoin, la moneda virtual de la que ya hemos hablado, aunque esta muy lejos de ser un medio de pago generalizado, tal y como los entendemos. Sin embargo su apuesta es tan novedosa que merece la pena ser reseñado.

Para los que el salto resulte demasiado atrevido, hay alternativas como MintChip, dinero virtual impulsado por el Banco Central de Canada.

Para cerrar la mera enumeración de los mismos, pensemos que Apple ya está trabajando en su Apple´s Wallet. Y es que nadie quiere quedarse sin su parte del pastel.

¿Alguna aportación más?

En El Blog Salmón | Monedas virtuales si, monedas virtuales no

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios