Compartir
Publicidad

Google News cierra en España, ¿tiro en el pie de la prensa?

Google News cierra en España, ¿tiro en el pie de la prensa?
Guardar
38 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya tenemos la primera consecuencia de calado de la nueva Ley de Propiedad Intelectual, la mal llamada (ahora incluso peor) ley de tasa Google. La intención del Gobierno con esta ley, presionado por los medios de comunicación tradicionales (representados en AEDE), es que Google les pagara por aparecer en Google News. Sin embargo Google nunca ha cedido en ningún país a las presiones legislativas y aquí no iba a haber una distinción. No habrá tasa Google porque Google News cierra el próximo martes.

Los medios tradicionales habían visto la experiencia de otros países en los que ante la obligación de pactar pagos Google retiró a los que no querían ir gratis y estos perdieron mucho tráfico. En España había que ser más agresivos y por eso impulsaron una ley que impedía a Google no pagar. El derecho de remuneración es irrenunciable. Era un pulso a Google y Google ha hecho lo único sensato, cerrar. ¿Se ha disparado un tiro en el pie la prensa tradicional? A medias.

Los medios AEDE confían en su marca

Los medios AEDE sabían que esto podía pasar, pero no les importaba tanto. Lo mejor para ellos era, desde luego, que Google les pagara, pues son ingresos directos y todos contentos. Pero que Google cerrara News en España era algo que podía pasar y no lo ingoraban. ¿Cuáles son las consecuencias?

Ante la inexistencia de un producto agregador de noticias (y hay más afectados que Google, por cierto, incluso alguna experiencia española como Menéame que todavía no sabemos qué va a hacer) el usuario tiene que ir activamente a buscar las noticias. Y los medios AEDE confían en sus marcas antiguas. Confían en que el usuario teclee directamente en la barra del navegador la página del periódico favorito, el que compraban en el pasado.

En un agregador el usuario puede descubrir buenas piezas en periódicos que no son el suyo, e incluso en medios más modernos. Pero esto es malo para la prensa tradicional que tenía en el pasado una competencia limitada. Ahora con Internet la competencia es mucho mayor. ¿Cómo matar la competencia? Prohibiendo los agregadores. Han hecho lobby de forma muy insistente para que o bien los agregadores les den ingresos (que ya se los daban mandando tráfico) o cierren.

El objetivo: el fin del descubrimiento de contenido

Sin embargo el problema sigue ahí. Vale, no habrá agregadores de noticias potentes, lo han logrado a base de legislación que favorece los intereses de unos pocos y perjudica a la mayoría de los españoles. Pero sigue habiendo otras formas de descubrir contenido: las redes sociales.

La pregunta es si después de esta experiencia no logran los ingresos que necesitan para sobrevivir (y no parece que los lograrán, a pesar de la confianza en su marca el principal plan era cobrar de Google) intentarán ir a por las redes sociales. Allí se comparten cada día millones de enlaces que permiten a los usuarios descubrir contenido atractivo, a veces creado con muchos menos medios que la prensa AEDE pero de una calidad excepcional. Y contra eso es muy difícil competir. ¿Intentarán los lobbys de la prensa tradicional que Facebook y Twitter paguen por enlazar? ¿Lograrán que cierren en España? ¿Estamos convirtiéndonos en una nueva China, donde el Estado nos dice lo que debemos y lo que no debemos ver en Internet pero con motivos económicos más que políticos?

En El Blog Salmón | La próxima reforma de la Ley de Propiedad Intelectual: cómo morder la mano que te da de comer

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos