¿Qué es la declaración de flujos y por qué es importante?

Sigue a

credit-cards.jpg

Esta semana es el momento de presentar el Concepto de Economía de la declaración de flujos.

Los flujos financieros se definen como sucesivas corrientes de cobros (o pagos, o bien la mezcla de ambos) que se realizan en distintos momentos del tiempo. Su importancia es vital en la economía financiera por tres motivos:

  • Miden la capacidad que tiene un agente económico para realizar pagos en base a la recurrencia y la cuantía de sus ingresos.
  • Su análisis permite aproximar si una empresa o particular puede asumir los compromisos derivados de un contrato financiero.
  • Es de suma importancia la valoración de los flujos para la valoración de proyectos de inversión.

A la hora de plantearnos un negocio, un determinado proyecto, o una decición financiera ‘doméstica’ como la contratación de un préstamo al consumo para financiar nuestro nuevo coche o una hipoteca para nuestra casa, valoramos el nivel de ingresos que esperamos tener en el futuro, así como los gastos de ese mismo período, analizando el flujo neto (ingresos menos pagos del período), y de este modo analizar si tenemos capacidad financiera para materializar ese contrato.

Al igual que nosotros tenemos en cuenta esta metodología para tomar decisiones ‘domésticas’, las empresas parten de este mismo análisis para formarse sus decisiones de inversión y financiación.

La mayoría de las inversiones necesitan de importantes desembolsos en el momento inicial, desembolsos periodicos, o bien la mezcla de ambos. Una de las cuestiones que se plantea cualquier empresa o inversor, es cuánto tiempo tardará en recuperar el capital invertido, a partir de qué momento empezará a rentabilizarse el proyecto, cuál será la rentabilidad del mismo, etcétera.
Sin ánimo de querer explicar que es la teoría de flujos financieros, por no ser el objetivo de nuestro análisis (aunque se podrá realizarse posteriormente). Es importante destacar que la declaración de flujos, es propia de operaciones con un escenario temporal no inferior al medio plazo (3-5 años), y que su estudio nos permitirá hacer proyecciones sobre si nuestra empresa podrá hacer frente a los compromisos de un contrato, o de si podremos obtener la rentabilidad esperada analizando conjuntamente nuestra corriente de ingresos y pagos.

En la época actual, para las empresas no solo es importante poseer tesorería, sino también, y aún más importante, es el poseer la capacidad financiera futura de hacer frente a los compromisos, máxime cuando estamos inmersos en operaciones con un escenario de largo plazo.

Más información | ICAC
Imagen | andresrueda

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario