Compartir
Publicidad

¿El mercado crea necesidades o las satisface?

¿El mercado crea necesidades o las satisface?
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Leyendo los comentarios en un reciente artículo de este blog me surgió esta reflexión que titula el post, como buen gallego la primera respuesta que me viene a la cabeza es: Depende. ¿Depende del mercado del que hablemos?

Parece que en el ámbito tecnológico, es bastante evidente, tenemos una serie de “necesidades” que hace una década ni nos habríamos imaginado. Pero en otros ámbitos, como la alimentación o la ropa, da la sensación de que el mercado se limita a satisfacer nuestra necesidad de vestirnos y alimentarnos. ¿O no?

Las nuevas tecnologías

Las nuevas tecnologías, móviles y ordenadores, por mencionar un par, tienen cierta necesidad intrínseca de innovar, de mejorar, para seguir siendo nuevas, lo que hace que aparezcan nuevas “necesidades” que en un principio no son más que nuevas posibilidades, destinadas a hacer nuestra vida más fácil, más amena, más intensa.

Hace un par de décadas casi nadie tenía un teléfono móvil, y se hacían negocios todos los días y la gente se comunicaba sin mayores problemas. Hoy en día te puedes dejar el perro encerrado que no das la vuelta, pero como se te olvide el móvil quieres hacer dar la vuelta al avión en medio del océano. El mundo se mueve cada vez a más velocidad, parece que si no estás a la última te perderás algo. Pero, ¿sólo lo parece?.

Vestido y alimentación

Estos sectores, aparentemente destinados a cubrir necesidades primarias, ¿se limitan a eso?

Es evidente que no, la moda se inventó para tener una excusa para renovar el vestuario, a mi me sirven las camisas de hace 6 años o de hace 10, ¿pero como voy a salir a la calle con esa ropa que ya no se lleva? Por fortuna algunos todavía nos resistimos a ser esclavos de la moda, pero está en permanente búsqueda de lo nuevo, lo que nos lleva al tema de la calidad de los productos o la obsolescencia programada.

En el sector de la alimentación no pasa tanto así, ya que es muy difícil que la gente coma por “moda”, en alimentación parece que van apareciendo nuevas necesidades a las que se va dando respuesta, como es la falta de tiempo, creando comidas que se preparan sin requerir mucho tiempo, pero también se van creando otras, luchar contra el colesterol (antes no sabíamos ni que existía, y probablemente no existiese) de tal manera que aparecen nuevos productos que son “necesarios” para poder mantener nuestro ritmo de vida acelerado, en el que apenas tenemos tiempo para prepararnos una comida sana, y que influidos por la publicidad vamos consumiendo aquello que puede alejar los problemas que nuestra deficiente alimentación nos ha provocado.

Conclusión

Mi conclusión después de la reflexión es que el mercado, cualquier mercado tiene un “instinto” de conservación, que pasa por crear necesidades nuevas, ya que si se limitase sólo a satisfacer las ya existentes, no sería posible lo que casi todo mercado tiene como objetivo final: el crecimiento continuo. Me gustaría que compartierais conmigo esta reflexión.

En El Blog Salmón | ¿Los ricos pueden manipular los mercados?
Imagen | Fran Carreira

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos