Bancos franceses pierden la mitad de su valor en tres meses y dan curso al nuevo "momento Lehman"

Síguenos

Societe Generale

Cuando Deutsche Bank señaló la semana pasada que la crisis financiera podría enviar a muchos bancos europeos a la quiebra, no se refería a los pequeños bancos de la periferia, sino a los grandes bancos del núcleo. Esto ha quedado demostrado en las últimas jornadas con la demolición controlada de las acciones de los principales bancos europeos, especialmente los bancos franceses.

De nada ha servido que Societe Generale anunciara despidos masivos y venta de activos por 4.000 millones de euros. La espiral descendente impulsada por los temores a la inminente bancarrota griega ha impulsado a la baja las acciones de los bancos franceses, los más expuestos a una quiebra de Grecia. Estos bancos tienen más de 57.000 millones de euros en deuda griega y de ahí el pánico en el mercado, cuyos inversionistas luchan por vender todo lo que tienen antes que sea demasiado tarde y lo pierdan todo.

Bancos franceses

El descenso ha sido generalizado para la banca gala, como lo demuestra esta gráfica, y BNP Paribas y Credit Agricole se han sumado a la espiral negativa de las finanzas europeas que han echado por tierra todas las lineas de resistencia. BNP Paribas ha perdido el 52% de su valor a principios de julio, frente al 55% de Credit Agricole. Société Genérale ha perdido un 90% desde su valor récord alcanzado en mayo de 2007.

Pese a que la banca gala representa sólo el 8,8% del índice CAC 40, las cotizaciones han alcanzado los mínimos del año 2009, cuando el declive de la banca occidental llegó a sus niveles más bajos y se hizo necesaria la intervención de los gobiernos para respaldar a las instituciones financieras. Ahora que estos bancos se encuentran en serio peligro por la situación de Grecia, las agencias de calificación comienzan a castigar la calidad de la deuda de estos bancos, incrementando las tensiones en la eurozona. Una vez más, estas agencias retroalimentan la crisis y se convierten en el verdugo del sistema.

Si algo se puede pronosticar, es que con la ayuda de estas agencias calificadoras la dinámica destructiva cobrará más fuerza dado que el sistema bancario europeo está incapacitado para enfrentar la quiebra de algún país miembro. Y a medida que la tensión recrudece, el descuelgue de alguno de los países más complicados resulta inevitable. El propio mercado se encarga de dictar esa sentencia: el costo del endeudamiento a uno y dos años para Grecia, via CDS, se ubica en el 117% y el 70%, respectivamente.

CDS Grecia

Ahora se comprende que son los bancos franceses los que están en mayor peligro. Esta nota de Reuters refleja las caídas de la jornada de ayer para la banca gala: BNP -12,35%; SG: -10,75% y CA: -10,64%. ¿Seguirá esta pandemia con la banca europea? ¿Caerá pronto algún banco europeo como lo anunció Deutsche Bank? ¿Intervendrá el gobierno de Nicolás Sarkozy para rescatar a la banca gala, como lo hizo en 2008-2009? Y sí es así, ¿Será un simple rescate, o habrá una nacionalización de la banca francesa, y de otros bancos europeos? Tiene poco tiempo para responder pues parte de estas incógnitas se resolverán en los próximos días.

En El Blog Salmón | Colapsa la banca mundial y el sistema se va a pique antes de lo previsto, Mercados anticipan la llegada del “momento Lehman”
Imagen | Tom Mascardo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios