¿Dónde nos llevará la crisis?

Sigue a El Blog Salmón

Las crisis nos colocan en una encrucijada en distintos planos. Nos obligan a posicionarnos, a adoptar medidas, a salir de nuestra tendencia a permanecer en reposo (y me refiero a reposo mental, fundamentalmente). Ademas de ello, y estaréis cansado de oírlo, las crisis suelen generar oportunidades para empresas, conceptos, ideologías. Y, para acabar, en tiempos de crisis se generan extraños compañeros de cama en los ámbitos anteriormente citados.

Un ejemplo lo podemos ver en la Teoría del Shock de Naomi Klein, según la cual los liberales aprovechan las crisis, cuando no las generan, para fomentar el pánico entre las personas y adueñarse del mundo. La crisis vendría a ser una arma de control social para favorecer que la gente se adhiera a su medidas liberales. En resumen, Los Protocolos de los Sabios de Sión 2.0,. Yo lo puedo compartir a escala mercantil, el marketing del miedo vende, pero no como el gigantesco complot político que ella señala. Curiosamente, alguien tan lejano a Klein como Rothbard piensa que las crisis son una excelente oportunidad para implantar modelos liberales (aunque obviamente niega el uso de las mismas por parte de esa especie de grupo de conjurados).

Yo, como otros, creo que se equivocan. El presente y el pasado más bien nos dicen lo contrario.

La primera respuesta que se escucha habitualmente cuando hay una crisis es que es necesario más control, más normativa, mas presencia estatal en la economía. Y eso es lo que oigo en estos tiempos: nacionalizaciones, subvenciones, más normativa. La respuesta rápida y tranquilizadora que quiere oír un ciudadano. O mejor dicho falsamente tranquilizadora. A cambio, nuestros políticos han incrementado notoriamente su poder. Creo que lo propuesto por Klain y lo soñado por Rothbard no se esta produciendo, más bien todo lo contrario.

Tomemos la crisis del 29. Todos sabemos en que derivo, en mas intervencionismo, en mas control social y político por parte del Estado, en la genesis del fascismo y en la consolidación del comunismo. La crisis fue la cuna del keynesianismo, y de sus aplicaciones prácticas en muy distintos regímenes. en definitiva mas Gran Hermano, justo como ahora. Como otros cantaban en esa maravillosa película llamada Cabaret, el futuro inmediato les pertenece.

Por cierto, si yo fuese tan mal pensado como Naomi, diría que si hay una confabulación es la de los políticos, que ya tienen su Reichstag quemado como excusa para poder justificar cualquier tipo de medida. ¿Acaso habrá sido algún bombero pirómano?

Vía|Juan de Mariana
Más información|La doctrina del shock:materiales
En El Blog Salmón|Menos lobos, Caperucitas Rojas
Enlace|Vídeo original YouTube (I) y (II)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios