El BCE corre al rescate de los bancos pero no da ni un euro a los gobiernos

Sigue a El Blog Salmón

apalancamiento banca europea

El Banco Central Europeo continúa inyectando dinero a una banca sobreapalancada como muestra la gráfica y confirmando lo que hemos señalado de que su misión es rescatar a la banca a cualquier precio. Claramente el BCE va sincerando sus relaciones carnales con el sistema financiero, demostrando que es su principal inquietud. Pero mientras el BCE corre al rescate de la banca con miles de millones de euros, no da ni un euro a los gobiernos y los contribuyentes. La cruel paradoja es que serán los contribuyentes los que deberán pagar todos los rescates a la banca que está promoviendo el BCE a espaldas del público.

Si ya había denunciado que los errores de Trichet conducían a Europa a un callejón sin salida, parte de sus nefastas políticas han sido saldadas por su propio sucesor, Mario Draghi, quien en menos de 30 días bajó dos veces la tasa de interés que Trichet subió en abril y julio. El problema es que esa tasa del 1% es la que corre para los préstamos a la banca pero no se despliega hacia la que paga la gente, que llega al 6% o 7% y es muy similar a la que están pagando los gobiernos de la periferia europea por colocar bonos de deuda soberana.

Ya ha quedado claro que con Mario Draghi el BCE continuará con los rescates masivos de la banca. Y el show montado por los seis banqueros da buena cuenta de ello. El BCE se ha ofrecido para garantizar liquidez ilimitada al sistema bancario, convirtiéndose así en el prestamista de última instancia de la banca. Sin embargo, se niega a ser prestamista de última instancia de los gobiernos, dado que el discurso dominante afirma que los gobiernos son derrochadores. Ya dimos cuenta de la magnitud del “derroche” de los gobiernos de la zona euro en la década 2000-2010, y con un énfasis especial en la deuda española. Así y todo, la retórica del BCE sigue siendo exactamente igual que en los tiempos de Trichet: se favorece a la banca como si la banca pudiera resolver los problemas y estimular el crecimiento y el empleo. Esto no hace más que continuar con las políticas que se han aplicado desde 2008, y que no han hecho más que hundir a la economia. Y esto es porque se parte de una tesis errónea, al considerar que los déficit públicos son la causa de la crisis y no una consecuencia de ella.

Commerzbank

El BCE ha pasado a ser el prestamista a toda instancia de los bancos, sea en préstamos a un día, a una semana, o a seis meses…, ofreciendo una cantidad de dinero ilimitada para que los bancos logren refinanciar 300 mil millones de euros en forma inmediata. Solo esta semana, 80 bancos se presentaron en las ventanillas del BCE a pedir más de 50 mil millones de euros. Lo curioso, es que mientras esta inyecciones de liquidez significan un gran alivio para el sistema, las acciones bancarias continúan su desplome (ver gráficas de Commerzbank y DeutscheBank) demostrando que el sistema financiero ha caído a un agujero sin fondo y que está conectado artificialmente sólo para mantener las apariencias… y seguir cobrando.

db

Los fracasos de Commerzbank y Deutschebank nos dan cuenta del real estado de la banca alemana, demostrando que son los bancos que sufren los mayores traumas. Como señalé hace algunos meses en Se agota el tiempo y la banca sigue siendo el gran problema, todas las medidas para restablecer al sistema financiero han fracasado. Se sigue exprimiendo a la gente por la vía del desempleo y los planes de austeridad exigidos por Alemania, cuando resulta que es Alemania la que tiene los mayores problemas bancarios dado que fueron sus bancos los que operaron con el mayor nivel de apalancamiento en Europa.

El Deutsche Bank ha perdido el 80% de su valor desde inicios de la crisis y el Commerzbank ha perdido el 95% de su valor. Estas son pérdidas mucho mayores a las señaladas de los bancos franceses, y ayudan a comprender las desesperadas maniobras de Mario Draghi para inyectar dinero a la banca y seguir manteniendo el respiradero artificial. En esto, el nuevo mandamás del BCE sigue plenamente las políticas de su antecesor, disputándose palmo a palmo el gran premio a la ramplonería económica.

En El Blog Salmón | Se agota el tiempo y la banca sigue siendo el gran problema
Banco Central Europeo compra en secreto bonos de deuda para salvar al euro

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

27 comentarios