Compartir
Publicidad
La desaceleración China y su impacto global en 5 gráficas
Economía

La desaceleración China y su impacto global en 5 gráficas

Publicidad
Publicidad

La crisis financiera iniciada en 2008 está derivando a una crisis estructural de la economía global que alterará todas las variables del comercio y la industria. En este proceso, la desaceleración China tendrá un alto impacto en todo el mundo, no sólo por el tamaño de su economía, sino también por su rápido crecimiento en el período pre y post crash financiero 2008/2009. Una economía que pasó de representar el 3 por ciento del PiB mundial el año 2000, al 14 por ciento en 2015 no puede tener poca importancia. En este mismo período, Estados Unidos bajó del 25 por ciento del PiB mundial al 22 por ciento. Japón, que en el año 2000 era la segunda economía del planeta y representaba el 10 por ciento del PiB mundial, hoy es el 5 por ciento del PiB.

China se convirtió en el mayor consumidor de los principales productos básicos y el año 2013 representó casi la mitad del consumo mundial de cobre, aluminio, níquel, zinc y carbón. La demanda china llevó a un fuerte aumento de los precios mundiales de productos básicos en la última década, y por eso este período fue apodado como el "súper ciclo" de los productos básicos. Un ciclo que se desvanece a medida que la desaceleración se acrecienta como dan cuenta la caída de las exportaciones e importaciones chinas. En 2015 las exportaciones chinas representarán la cuarta parte del período previo a la crisis mientras que las importaciones serán apenas un tercio a las realizadas antes que colapsara el sistema financiero. Nótese el empuje que tuvo china en el momento de la crisis 2008/2009 y cómo ese impulso ayudó a evitar la propagación de la crisis de Europa y Estados Unidos a los países emergentes.

China Export Import

Pero la desaceleración que está sufriendo el gigante asiático indica que hay pocas posibilidades de que China vuelva a embarcarse en ese portentoso nivel de inversión que mostró en los últimos años. Los datos muestran que China ha recortado todas sus importaciones de productos básicos y esto indica que la perspectiva de los precios de las principales materias primas seguirá empeorando. Si bien la inversión y el ahorro en China ha tenido las tasas más altas de los últimas décadas, el ahorro, desde 2008 y la inversión desde 2010 han experimentado un vuelco significativo, como muestran las siguientes gráficas.

China Inversion

Esto se traduce en problemas para muchos países exportadores de materias primas, como Argentina, Brasil, Australia, Indonesia, Chile, Perú que basaron su modelo de crecimiento en las exportaciones y hoy están siendo perjudicados por la menor demanda de sus productos y la caída de los precios. Por cierto, China no es el único factor que pesa sobre las balanzas comerciales de los países exportadores de productos básicos. Los bajos precios del petróleo están creando numerosos problemas financieros a la salud económica de los países exportadores de este recurso energético.

China Commodities

No existe una solución rápida a los problemas de China y el estallido de su burbuja financiera está implosionando los mercados bursátiles de todo el mundo. Al mismo tiempo, la debilidad de la economía mundial está socavando su modelo de crecimiento basado en las exportaciones. Las exportaciones chinas son hoy la cuarta parte de lo que eran antes de la crisis desatada en 2008. Desde los años 90 China aseguró su competitividad mundial al mantener bajos salarios y una moneda depreciada en relación al dólar. Si bien esto ayudó a China a ganar mayor participación en el comercio mundial, también significó que sus consumidores gastaran poco.

Por otra parte, los hogares chinos tienden a ahorrar más que sus pares de mercados emergentes debido a la insuficiente seguridad social en pensiones y salud. Como indica el último informe del FMI (World Economic Outlook) la tasa de ahorro en China es la más alta de la mayoría de las economías del mundo.

China Ahorro

Como los consumidores chinos no son el principal motor de la demanda interna, el vacío ha sido llenado en gran medida por la inversión que alienta el Estado. Tras la crisis 2008/2009 cuando la economía mundial comenzó a tambalearse, China anunció un plan de 600 mil millones de dólares para impulsar la inversión en infraestructura y vivienda. Eso alentó a la economía china y fue un respiro para la economía mundial. Ahora la situación es diferente y China comienza a sumarse al carro de la desaceleración y el estancamiento y esto tendrá un duro impacto en la economía mundial.

En El Blog Salmón | China admite que la burbuja ha estallado ¿Fin de su milagro económico?, El síndrome de China amenaza con una desaceleración global

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos