La nueva crisis del petróleo y cómo salvamos a la economía y el planeta

Sigue a El Blog Salmón

Consumo petróleo Europa 1995-2011

La energía no es sólo un recurso estratégico sino también la piedra angular sobre la cual se ha formado el actual mundo que conocemos. Esta primera gráfica muestra el consumo de petróleo en Europa, mes a mes, desde 1995 hasta junio de 2011. En la gráfica siguiente se muestra el precio del petróleo desde 1995 hasta el 25 de noviembre de este año. La comparación de ambas gráficas nos muestra la tensión entre el precio y el consumo del principal producto energético del siglo XX y XXI, con la paradoja económica que mientras el consumo de petróleo desciende su precio sigue aumentando. Esto demuestra que estamos frente a una nueva crisis del petróleo.

Así como la caída en el consumo de petróleo da cuenta del serio declive que vive la economía mundial, graficado por sus índices de producción industrial, así debemos también dar cuenta que la era del petróleo barato terminó y que la tensión existente por el lado de la producción ha llegado al tope de lo 88 millones de barriles diarios, mientras el consumo alcanza los 90 millones de barriles diarios. Por esta razón no debemos tomar más que como una humarada cuando Estados Unidos anunció el desbloqueo de sus reservas de petróleo, consistente en 60 millones de barriles, cifra que apenas alcanza para tres días de consumo interno de Estados Unidos. La prensa desinformada anunció que el petróleo volvería a los 18 dólares el barril, que fue la media de los años 90. Pero como muestro en la segunda gráfica, desde el año 2000 el petróleo ha escalado cinco veces esa suma, lo que nos tiene hoy, con crisis y todo, frente a un precio del petróleo cinco veces mayor que hace diez años.


Precio del Petróleo 1995-2011

Con el permiso de los antiguos y fieles lectores de este blog, les informo a quienes se han incorporado recientemente que este tema lo hemos planteado en varios artículos del año 2009, como Reservas de petróleo se agotan antes de lo previsto, o La era del petróleo barato terminó, así como en Por qué el alto precio del petróleo es el detonante de la próxima crisis, o Arabia Saudita no puede incrementar su producción de petróleo. El fondo de todos estos artículos indica que hemos llegado al punto límite en el uso de los recursos disponibles, y que la producción de elementos alternativos no ha ido a la velocidad esperada.

El petróleo es la materia prima básica en todas las ramas de la producción industrial y actualmente no se puede producir y transportar un producto sin el uso de petróleo. Por eso el aumento de su costo hace difícil para una industria continuar creciendo, y por eso puede generar una reacción en cadena en toda la economía global. El momento de este colapso ha sido postergado por la crisis financiera, que ha obligado al cierre de numerosas empresas y a una profunda ralentización económica. Pero la actual crisis financiera no ha hecho más que ocultar la crisis más profunda de los recursos energéticos.

Frente a esta crisis no ha habido voluntad global para asumirla, dado que sobran los optimistas de que todo se resolverá a la vuelta de la esquina. Como intenté plantear hace exactamente tres años en Para salvar a la economía y al planeta, debemos comprender que el petróleo representa apenas el 40% de la canasta de combustibles del mundo, y que la participación en el sector del transporte es superior al 95%. Esto se debe a que la flota global de vehículos, que suma más de 800 millones de unidades, y las industrias de transporte aéreo y marítimo, se basan en motores de combustión interna en base al petróleo, y no han generado sustitutos.

A la hora de plantear soluciones para el futuro se hace necesario pensar en opciones alternativas para el desarrollo y dar paso a las nuevas fuentes energéticas, sea solar, eólica, mareomotriz, etc. Nuestro mundo se acostumbró durante 150 años (un período relativamente corto pero es todo el período que conocemos), al poder del petróleo y a lo que implicó como cambio social en el desarrollo humano. Generar inversiones que permitan la sustitución del petróleo hacia los próximos 40 o 50 años es una tarea que bien puede ayudar a superar la actual crisis.

Cuando se habla de colapso del sistema, hay que entender que se habla del colapso del mundo que hemos conocido, lo que no quiere decir volver a las cavernas o al código morse. Simplemente tal como el petróleo marcó estos 150 años de poderoso desarrollo industrial, así hay que reconocer que eso ha llegado a su fin y que estamos en los inicios de la era post-petróleo… Y eso debemos hacerlo antes de que el precio del petróleo nos asfixie y extermine a la sociedad que conocemos. Hay todo un mundo posible de inventar, y no debemos esperar el último minuto para tomar la decisión de hacerlo.
______
En El Blog Salmón | Para salvar a la economía y al planeta, La era del petróleo barato terminó
Imágenes | Elaboración propia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios