Compartir
Publicidad

¿Rescate sí o no? El arriesgado silencio del Gobierno

¿Rescate sí o no? El arriesgado silencio del Gobierno
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Once días han pasado desde que el presidente del Banco Central Europeo (BCE) pusiera sobre la mesa el arma que todos esperaban: la compra sin límite de deuda de los países con mayores turbulencias y problemas financieros. En todo este tiempo, el Gobierno de España ha guardado silencio sobre la solicitud formal de ayuda para recibir ese balón de oxígeno. La respuesta positiva inicial de los mercados ha hecho cambiar la estrategia: esperar para agotar todas las posibilidades de no pedirlo o, al menos, de negociar una concesión sin condiciones. Pero, ¿puede ser contraproducente este silencio? Cuando menos resulta arriesgado.

La prima de riesgo bajó la pasada semana de la barrera psicológica de los 400 puntos. El escenario financiero se relajó y con él la tensión para reclamar la ayuda. Rajoy aducía como razón fundamental el estudio de las condiciones y las posibilidades que se ofrecían. Mientras, De Guindos en Europa planteaba más sacrificios pero no aclaraba absolutamente nada sobre la petición formal. Silencio y todos tratando de ganar tiempo para negociar evitando más condiciones macroeconómicas (así lo aseguraba hoy el Wall Street Journal).

Es cierto que la precipitación puede resultar, a la postre, muy negativa. Los pasos que se den han de ser meditados, pero el tiempo avanza rápidamente y la paciencia de los mercados se va agotando. Hoy mismo la prima de riesgo ha llegado a superar los 430 puntos (comenzó la jornada en unos ‘discretos’ 408), mientras que la rentabilidad del bono a diez años superó de nuevo la barrera del 6%. Y lo hace en el pistoletazo de salida de una semana en la que el Estado deberá colocar 9.000 millones en una nueva subasta de deuda.

Pero, realmente, ¿tiene sentido intentar evitar este segundo rescate? ¿Hay margen para que no lo haya? Escaso, muy escaso. Desde el Ejecutivo lo saben, por lo que esta estrategia va más encaminada hacia lograr mejores condiciones y evitar más ajustes después de los dos tijeretazos llevados a cabo en el último año, además de posponer su ejecución hasta después de las elecciones gallegas.

Desde Europa, en boca del propio Almunia, le reclaman determinación tanto para el sí como para el no. Otros países, como Italia, miran a España de reojo para ver si mueven la ficha. El tiempo pasa y la estrategia del silencio pierde más sentido conforme avanzan los días.

En El Blog Salmón | Rescate a España, Deuda pública española bate nuevo récord y anticipa el “rescate total”, El BCE sólo comprará bonos si España pide el rescate, ¿Cuándo solicitará España el segundo rescate?
Imagen | Rahego

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos