Sigue a El Blog Salmón

Andrew Mason, fundador de Groupon

De un valor en bolsa de 13 mil millones de dólares a menos de tres. De unas apetitosas acciones con un valor de 20 dólares a poco más de cuatro y medio en estos momentos. Desde noviembre de 2011 hemos asistido a la película y el drama bursátil de Groupon, el líder mundial de los cupones de descuento. Una película que vivió ayer un nuevo capítulo con el despido su fundador y CEO, Andrew Mason.

Su salida llevaba meses rumoreándose y ayer Groupon publicó una nota de prensa en la que anunciaba el cese de Andrew Mason y que el control de la compañía pasaba a estar en manos de Eric Lefkofsky y Ted Leonsis, presidente del consejo de administración y vicepresidente, respectivamente. Ellos serán los encargados de buscar un sustituto que pueda devolver a Groupon a la senda del crecimiento.

Como ya hemos publicado aquí mismo en varias ocasiones, la carrera bursátil de Groupon estuvo marcada por una OPV desastrosa. Pero lo cierto es que los desastres no sólo estuvieron presentes al principio, si no que la empresa ha estado envuelta en constantes rumores y polémicas durante estos últimos años.

Desde la oferta realizada por Google para comprar la empresa por seis mil millones de dólares – que fue rechazada por el consejo de administración – hasta la confirmación de que Andrew Mason, junto con otros directivos e inversores, se embolsaron una parte importante del dinero recibido (cerca de 870 millones de dólares) por Groupon en sus rondas de financiación. Prácticas contables un tanto oscuras, que también las hubo y fueron denunciadas por los organismos reguladores estadounidenses, se convirtieron en un escándolo más en la corta carrera de Groupon.

El negocio de los cupones online no es nada sencillo (Groupon no es todavía una empresa rentable) y presenta una serie de retos muy importantes tanto para los consumidores como para los propios negocios que los ofrecen. A Groupon hay que reconocerle que fue la empresa pionera en este sentido y que detrás han aparecido cientos de clones con un escaso nivel de diferenciación, incluido en España.

En una carta publicada por el propio Andrew Mason y dirigida a los trabajadores de la empresa afirmaba que “amo a Groupon, y estoy muy orgulloso de todo lo que hemos creado. Estoy satisfecho con haber fallado en este tramo de la aventura”. De esta forma Mason abandona la empresa que creó de la nada en el 2008. Una compañía líder en un mercado muy duro y que probablemente vaya a sufrir transformaciones importantes en el corto plazo. “He decidido que es momento de pasar más tiempo con mi familia. Estaba bromeando – hoy he sido despedido”

En El Blog Salmón | Groupon, crónica de una OPV desastrosa
En Genbeta | Groupon despide a Andrew Mason, su CEO y fundador
Más información | Nota oficial de Groupon
Imagen | TechCrunch

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios