Compartir
Publicidad

China niega especulación contra el euro

China niega especulación contra el euro
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Hace un año debatíamos en torno a la corrida contra el dólar y cada rumor sobre lo que China pensaba hacer con sus dólares desataba un pánico en los mercados. China es el mayor poseedor de divisas en el mundo por tanto su rol es crucial. Muchos analistas señalaban que los gobiernos abandonarían paulatinamente el dólar a favor del euro, y que eso sería la muerte del dólar. A un año de estos hechos la situación se ha invertido. Ahora la corrida es contra el euro y todos quieren comprar dólares y deshacerse de la moneda europea. ¿Cuál ha sido el rol de China en estas operaciones?

Los países asiáticos comenzaron a hacer una fuerte acumulación de divisas a partir de la crisis asiática de 1997, que los pilló en muy mal pie. Como siempre ocurre al sonido de la palabra “crisis” las instituciones financieras cerraron sus puertas y países como Malasia, Tailandia y Singapur, entre otros, vieron totalmente cerrados sus accesos al crédito. La crisis no sólo les privó del acceso al crédito sino que los obligó a una fuerte devaluación que en algunos casos llegó al 50%. Desde entonces los países asiáticos comenzaron un gran acopio de divisas. Y desde el 2008, con las quiebras bancarias de Estados Unidos y la caída del dólar, los países asiáticos comenzaron a acumular euros.

Los bancos centrales asiáticos tienen en promedio un 27% de sus reservas en euros frente al 19% de 2002. El Banco Central de China, de los 2.400 millones de dólares en reservas, posee 650 mil millones en euros. En otras palabras, China es un acreedor clave para Estados Unidos y varios países europeos. Más aún cuando China y Asia no tienen el fuerte nivel de deuda que mantienen Estados Unidos y varios países europeos. Si se tratara de imaginar el impacto que tendría una corrida contra el euro se estima que podría caer hasta un nivel de 0,60 dólares, una caída del 50% en comparación con el precio actual de 1,21 dólares.

Pero estos son escenarios extremos. China y Asia no ganan nada con una devaluación masiva del euro. Esto fue lo que aclaró Pekín el viernes de la semana pasada, cuando salió a declarar que no ha vendido euros en ningún monto, por tanto la especulación contra el euro tiene otros orígenes.

El euro se ha depreciado un 20 por ciento desde su valor máximo alcanzado en noviembre del año pasado, demostrando sus límites como moneda de reserva para rivalizar con el dólar, así como la capacidad del Banco Central Europeo para defender su moneda. Es la credibilidad del BCE la que está siendo cuestionada, y todo lo que huela incertidumbre está alimentando un cambio de activos fuera de la zona euro.

Lo que debemos tener en cuenta es que tanto el dólar como el euro tienen problemas estructurales serios vinculados a la deuda de sus países. Pero Europa está haciendo algo al respecto en forma decidida, mientras el péndulo con respecto al dólar comienza a inclinarse en su contra. Las proyecciones son que el euro terminará el año en 1,35 dólares, dada la incapacidad de Estados Unidos para reducir un déficit de 1,5 billones de dólares este año. El problema tiene raíces profundas y los déficit son insostenibles.

En El Blog Salmón | China y el equilibrio de terror financiero
Imagen | JoiseyShowaa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos