Compartir
Publicidad

Ellos sí que cambiaron su modelo productivo: el caso de California

Ellos sí que cambiaron su modelo productivo: el caso de California
Guardar
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad

California es el estado más poblado de los Estados Unidos, pero también uno de los más dinámicos. Si fuera un país independiente sería la octava potencia económica del mundo. Además las estimaciones muestran que su crecimiento hasta 2020 será superior al de Estados Unidos.

Pero California no siempre fue un lugar de alta tecnología y grandes empresas que conocemos hoy. En realidad, durante mucho tiempo fue una potencia agrícola. En el extremo de la civilización occidental lo que importaban no eran las películas ni los microchips, sino los cultivos.

California antes de la segunda Guerra Mundial

En 1850 la población de California era de 100.000 habitantes, hoy lo es de 34 millones. Al comienzo, la parte más importante de California eran los recursos naturales. Para entonces a California se iba por la fiebre del oro, así como a construir a infraestructura agrícola y cultivar en el valle central.

El construir una infraestructura que regulara las inundaciones, permitiera iirigar la tierra y las terrazas que construyeron los trabajadores traídos de China, convirtieron a California en un lugar ideal para cultivar trigo y arroz. Poco a poco empezaron los viñedos, y con ellos la famosa industria del vino californiana. Hoy en día a los cultivos californianos habría que añadir el cannabis. Además la costa californiana estaba bien situado para construir astilleros, convirtiéndose en el lugar de referencia para la construcción de barcos de la costa Oeste, tanto civiles como militares. Pero la industria por la que es conocida Los Ángeles tendría que esperar a Edison.

Los Ángeles (y el sur de California) se desvelaron como un lugar ideal para la grabación de películas. Los productores buscaban un lugar alejado de Nueva York, el sur de California lo estaba y tenía terrenos baratos donde construir instalaciones, paisajes naturales, y buen clima que permitía rodar casi todo el año. Para 1912 la mayor parte de las productoras tenían instalaciones en el Sur de California y llegaban talento de todo el país. Unos años más tarde Hollywoood ya se había consolidado como el centro del cine.

Es decir, antes de la Segunda Guerra mundial se había desarrollado la industria, el cine y la agricultura, pero California todavía no era sinónimo de alta tecnología como lo es ahora. Es a partir del conflicto cuando se empiezan a desarrollar la industria de alta tecnología.

Después de la Segunda Guerra Mundial

1307028486_bdbb6758b3_o.jpg

Lo primero que habría que decir, es que California llevaba décadas apostando por una educación de calidad. Se suele hablar de la importancia de la Universidad Stanford, pero California llevaba décadas apostando por la educación. En los años 30 fue parte de un movimiento de High School, que intentaba extender la educación secundaria a todos los estudiantes. También había fundado la primera Universidad de California (Berkeley) en 1868, trayendo académicos de Yale. Además, anteriormente se había fundado la primera Universidad Estatal de California (en 1857).

La Segunda Guerra Mundial supuso una oportunidad para California ya que se convirtió en el centro de desarrollo y manufactura para la armada y el ejército en el pacífico. Pero aunque esto supuso una fuerte inversión para la zona, hay que decir que California llevaba décadas preparándose para este tipo industria.

Por otro lado, la legislación californiana ayudaba bastante a las empresas, por este motivo no sólo han triunfado empresas de tecnología, sino de otros ámbitos como Moda (Levi's y Gap), finanzas (Wells Fargo, Visa y Charles Schwab), químicas (Chevron y Occidental Petroleum) retail (Safeways), etc.

Tras la Segunda Guerra Mundial, en California queda industria, pero también mano de obra cualificada. Poco a poco se empiezan a ir fundando empresas en los alrededores de la Universidad Stanford. El buen clima y la cultura americana de hacer las cosas en el garaje, daban la oportunidad para empezar a muchas empresas.

Un buen clima para los negocios junto con una población altamente educada, hicieron que poco a poco empezaran a venir empresas de otros ámbitos. Primero los fabricantes de semiconductores, más artesanales como Shockley Semiconductors y Fairchild semiconductors que montaron ex empleados del primero, hasta empresas más industriales como Intel.

Más tarde llegarían otras empresas como Apple y Yahoo. Y a partir de ahí, las demás empresas se encontraron que ese era el caldo de cultivo ideal para crecer cuando llegaron PayPal, Google o Facebook. Muchos antiguos emprendedores se habían pasado a ser inversores en nuevas empresas.

Conclusiones

Hoy en día la Bahía de San Francisco atrae a ingenieros y emprendedores de todo el mundo, pero lo cierto es que se trata del trabajo de décadas para crear un clima empresarial y una población altamente educada que han convertido en un círculo virtuoso la generación de empresas cuyo capital se invierte en otras empresas incipientes.

Además hay que destacar el esfuerzo hecho por el estado de California en educar a sus ciudadanos, lo que le permitió estar listos para la nueva economía del conocimiento. Eso junto a su clima y las buenas condiciones para emprendedores hicieron el resto. Hoy en día California tiene la economía más dinámica de los Estados Unidos y que más empleos crea.

En cierto modo, lo que hizo California no se distingue demasiado de lo que hizo Corea del Sur, cada uno con unos resultados diferentes. Aprovechar las ventajas competitivas que les ofrecía el entorno, educar a la población, investigar y facilitar las cosas a las empresas. No parece demasiado complicado.

En El Blog Salmón | La historia del Silicon Valley

Más información | Los Angeles Times, California Department of Finance
Imágenes | Ian D. Keating y Chika

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos