Síguenos

sindicatos


A medida que pasan los días vamos conociendo más detalles sobre los ajustes que se han practicado en los Presupuestos Generales del Estado para 2012. Así, los sindicatos también han pillado su porción del tijeretazo. Aunque en diciembre del pasado año ya se incluyó un recorte en las subvenciones a las centrales del 20%, finalmente el tijeretazo se ha elevado hasta el 33%.

En cifras, el ajuste supone que las aportaciones a los sindicatos pasen de los 25,9 millones de euros el año pasado a tan “sólo” 17,3 millones, lo que supone un ajuste de 8,6 millones. ¿Ajuste severo? ¿Ajuste blando? Creo que lo que realmente deberíamos plantearnos es si estas subvenciones son moralmente correctas. La pérdida de popularidad que los sindicatos han sufrido en los últimos años se debe en gran medida a la politización de los mismos. Tal vez si estas subvenciones desapareciesen y estos se financiasen exclusivamente de las aportaciones de sus afiliados el panorama cambiase.

Si me permitís la expresión, no tiene mucho sentido creer que la bestia muerda la mano que le da de comer. Las subvenciones a los sindicatos corrompen el concepto original de estas organizaciones y acaban con su independencia. Años atrás los sindicatos eran fuertes y gozaban del respaldo y apoyo de los trabajadores. Hoy en día esa idea ha quedado atrás y muchos les ven como una organización más al servicio de los poderosos.

En la actualidad, los sindicatos presentan otro problema añadido, y es la concentración de poder en manos de UGT y CC.OO, que además mantienen año tras año a sus mismo líderes al frente. Se estima que el 70% de las subvenciones vayan a parar a manos de esta dos corporaciones, mientras que el 30% restante se repartiría entre los cerca de ochenta sindicatos minoritarios.

En ocasiones me resulta curioso que critiquemos el bipartidismo político pero nunca hagamos mención al bipartidismo sindical. Pienso que igual que la existencia de dos partidos fuertes concentrando el poder no nos beneficia en absoluto, tampoco lo hace el reparto de poder sindical en manos de los dos sindicatos teóricamente más representativos.

La palabra es vuestra. ¿Pierden los sindicatos su esencia en el momento en el que pasan a estar subvencionados por el Estado?

En El Blog Salmón | ¿Qué apoyo tienen realmente los sindicatos para una huelga general?, ¿Porqué los sindicatos en Francia tienen más fuerza que en España?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios