Sigue a

Espiral

Como ya imaginaba cuando se planteó y se aprobó el abaratamiento del despido y la reducción de sueldos, estas medidas pasado el tiempo han demostrado no tener efecto alguno sobre la creación de empleo, muchas empresas han efectuado ERES que les han resultado más económicos, muchos trabajadores se han ido a la calle con menos de lo que les correspondía antes de que se aprobase la reforma, los funcionarios (por mencionar la rebaja de salarios más mediática) vieron reducido su salario sin que eso sirviese para que se contratase más, ni dentro ni fuera del sector público (supuestamente además del ahorro se buscaba la creación de empleo).

Ahora las negociaciones entre la patronal y los sindicatos no consiguen más que un acuerdo de mínimos y se estancan porque la patronal reclama despidos aún más baratos, y congelación de salarios para los próximos dos años, y después ya veremos… Sinceramente me parece una tomadura de pelo, los objetivos de la patronal se alejan mucho del interés general, y se dirigen en exclusiva al su propio interés. Vuelvo a decir, como ya dije en su momento, el camino para crear empleo es, en caso de abaratar algo, abaratar la contratación, pero sobre todo, abaratar lo que cuesta mantener un empleo y un sueldo.

Tal y como un comentario anónimo en aquel artículo monetizó sobre mi idea en su momento: Si un trabajador que cobre 1000 euros mensuales le cuesta al empresario 1300 euros, y pasa a costarle 1170 (manteniéndole la nómina de 1000 euros) el estado deja de ingresar 130 euros por ese trabajador, pero se ahorra un nuevo parado, con lo que le sale bastante a cuenta.

Ahora bien, si ese empresario tiene 10 trabajadores y trabajo suficiente para ellos, podría contratar a uno más y rapartir la carga de trabajo entre todos, favoreciendo la conciliación o aumentando la producción, y aún ahorraría dinero. Antes los 10 trabajadores le costaban 13000 euros, ahora los 11 le cuestan 12870, con lo cual el empresario se ahorra 130 euros al mes (un 1%) en salarios.

El estado en este caso se libra de un parado que le venía costando 910 euros e ingresa 170 euros por sus nuevas cotizaciones, pero deja de ingresar 1300 euros (por los otros diez trabajadores), con lo cual deja de ingresar 220 euros al mes.

Reducir la cifra de parados, a la larga reactiva más la economía que la mera recaudación, que si sólo se utiliza para (intentar) reducir el déficit o para seguir manteniendo sueldos y dietas… de poco sirve, como hemos venido comprobando.

En El Blog Salmón| Los despidos objetivos no consiguen frenar el desempleo, Otra modificación en los despidos objetivos por pérdidas previstas
Imagen| Fran Carreira

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios