Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Qué es el Fundraising?

Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El tema se las trae. De geometría variable que diría alguna amigo snob. Me he dado cuenta de que no hay una sola entrada sobre Fundraising en El Blog Salmón, y a pesar delo antes descrito, creo que toca hablar de ello, de qué es el Fundraising. Si en los años dorados tuvo sentido ya que, parecía, y sólo parecía, que esta actividad era sencilla, ahora, en tiempos de crisis, el asunto se complica. Por un lado, las necesidades se multiplican, y por otro las fuentes se secan.

Pero venga ya, ¿qué es el Fundraising? El Fundraising, y en una definición personal, consiste en el conjunto de actividades a desarrollar para captar y gestionar fondos y bienes de personas, empresas, fundaciones y Administraciones Públicas con destino a finalidades no lucrativas. Los destinatarios de estas colectas, de estos donativos o campañas de socios, son generalmente asociaciones y fundaciones, aunque también se aplican sus técnicas en el ámbito de lo político. Cuando nos venden un boleto de la Cruz Roja, cuando se gestiona una subvención, un patrocinio, eso es Fundraising. Cuando nos piden un donativo, cuando nos solicitan hacernos socios, cuando aportamos alimentos a punto de caducar, ropa usada, etc, todo ello es Fundraising. Como veis, el campo de trabajo del fundraiser , el captador de fondos, es amplio. Tanto como las formas en que se puede llevar a cabo.

El equipo de fundraisers puede llevara a cabo su labor desde dentro de la propia ONG, del propio colectivo que los va a gestionar en última instancia. Siendo así, eso es independiente de que dichas personas sean voluntarias o asalariados de la organización. La clave esta en que toda la gestión es interna, controlada hasta el último milímetro por la organización, independientemente de las consideraciones sobre el coste de dicha actuación.

Sin embargo, en los últimos años se ha generalizado un fenómeno que, en lo que yo conozco, tiene su origen en su día en el mundo de la política. Y es que el Fundraising se profesionaliza, y se subcontrata fuera de la organización. Nacen asi las empresas externas, especializadas en dicho campo. Bien pueden ser meros consultores, que asesoran o que gestionan parcelas técnicas (jurídicas, subvenciones, etc…)muy concretas, o bien autenticas fuerzas de ventas, task forces, al igual que ocurre en cualquier otra campaña comercial de una firma comercial. Hablo de empresas que se encargan de contratar y dirigir , en ocasiones al más puro estilo multinivel, grandes redes de comercializadores. Si, es posible que ese simpático chico que nos pico en la puerta buscando un socio para esa ONG ni fuese un voluntario de la organización, que fuese un empelado de esas empresas.

A mi no me parece mal. Todo lo contrario. Me parece estupendo que, si en el mercado existen alternativas mejores, más eficientes y rentables que el voluntariado o la contratación interna, debe recurrirse a ellas. recordemos que también las ONGs compiten y que es un modo de estimular su eficiencia. Pero no soy ciego y veo el peligro. Y el peligro está, como en toda subcontrata, en la falta de control. La falta de control implica que, y más en estos casos, que no se sepa trasladar la carga emocional, de compromiso, hacia el potencial cliente. La falta de control supone también que, ante practicas irregulares, poco éticas o incluso ilegales de estas subcontratas, el daño a la ONG es mucho mayor que a una empresa normal. Queda dañado el mismo ideal.

Más información|Congreso anual de Fundraising, Pymes y Autónomos
En El Blog Salmón|Las ONGs como negocio, Los nuevos telepredicadores laicos y los viejos métodos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos