Nobel de economía 2010 para investigadores del desempleo

Sigue a

nobel-2010_b.jpg

Los profesores estadounidenses Peter Diamond (70) y Dale T. Mortensen (71), y el chipriota-británico Christopher Pissarides (62) son los ganadores del Premio Nobel de Economía 2010, que ha sido considerado como un premio para las teorías del desempleo y el mercado del trabajo, en el cual compradores y vendedores tienen dificultades para encontrarse el uno al otro. Estos tres economistas fueron galardonados por la elaboración de una teoría “comprensiva” y “coherente” que estudia los efectos negativos ligados a las altas tasas de desempleo, una de las lacras derivadas de la actual crisis económica.

Pissarides ha realizado importantes investigaciones sobre el Mercado del Trabajo y en este documento del año 2003 presenta los resultados de las políticas aplicadas para el Reino Unido durante los años 80 y 90 en materia de empleo. En este otro documento presenta las similitudes y diferencias que han tenido las altas tasas de desempleo en Francia, España y el Reino Unido. Para Pissarides, las políticas monetarias y las metas de inflación tuvieron un alto impacto en la reducción del desempleo durante dicho período. Otra razón importante para la disminución del desempleo en esa época fue la disminución del poder sindical.

El Nobel 2010 puede ser considerado un premio para los teóricos del desempleo, y quienes han basado su trabajo en demostrar la inconsistencia de la teoría económica convencional, que supone que oferentes y demandantes de trabajo pueden encontrarse rapidamente y sin costo alguno. A diferencia de Pissarides, Diamond y Mortensen se declaran keynesianos y sus estudios ahondan en los llamados mercados de búsqueda laboral, en los que es necesario emplear tiempo y recursos económicos para que se encuentren la oferta y la demanda por empleo. Esta situación crea “fricciones” que se traducen en trabajadores parados, insatisfechos y sin ingresos, y puestos de trabajo no cubiertos, lo que también afecta negativamente a las empresas.

La teoría de los tres galardonados es muy útil para quienes desarrollan las políticas económicas, y para explicar problemas en microeconomía, el consumo de las familias e incluso en el mercado inmobiliario. Pissarides explicó que las actuales tasas de desempleo son un gran problema en términos de política económica, y que los modelos tradicionales no encajan bien con la nueva realidad derivada de la actual crisis.

Diamond es profesor de Economía en el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) desde 1970 y este año fue propuesto por el presidente Obama para llenar una de las vacantes en la Junta de la Reserva Federal, pero el Senado rechazó su nombramiento por considerar “insuficientes sus conocimientos macroeconómicos”. En sus primeros trabajos, Diamond se centró en la teoría del capital describiendo las condiciones en las cuales el nivel de capital puede ser ineficaz. Es conocido, entre otros, por este trabajo en el cual elabora un marco sobre la deuda y el crecimiento económico.

Dale T. Mortensen trabaja en la Northwestern University, y junto a Pissarides tiene un trabajo seminal de 1994 que se llama: “Creación de empleo y destrucción de empleo en la teoría del desempleo” (ver aquí). Esta investigación es considerada una de las mejores de los últimos veinte años al hacer hincapié en la persistencia del desempleo y los shocks negativos que aumentan la precariedad laboral dada la volatilidad que tiene la creación de empleo.

Así como el año pasado, el galardón fue para dos economistas vinculados a la ciencias sociales, esta vez el Nobel va dirigido a realzar la investigación sobre un tema crucial para la humanidad y la estabilidad social como lo es el empleo.

Más información | El Economista, El País
Imagen | NobelPrize.org

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios