Compartir
Publicidad

El fiasco en la venta de Catalunya Banc es una señal de que no se han hecho las cosas bien

El fiasco en la venta de Catalunya Banc es una señal de que no se han hecho las cosas bien
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el día de ayer, Alejandro nos contaba como el proceso de venta de Catalunya Banc por parte del FROB había fracasado estrepitosamente ante las malas ofertas recibidas por Santander, Kutxabank y Sabadell. Desde mi punto de vista este fiasco es una señal más que evidente de que el Gobierno no ha jugado correctamente sus cartas en el proceso de saneamiento del sistema financiero y de que tendremos que pagar la factura entre todos.

El mensaje con el que los políticos han bombardeado nuestro cerebro en los últimos meses apuntaba a negocios redondos en la venta de cajas nacionalizadas y ya nos llevamos la primera sorpresa desagradable. Pese a la buena cuota de mercado de Catalunya Banc en Cataluña, con mil oficinas, y unos no despreciables 50.000 millones de euros en depósitos, la subasta de la entidad ha fracasado porque nadie ha querido pagar los más de 12.050 millones de euros que costó nacionalizarla para llevarse el premio gordo a su casa. Creo que los rumores que apuntan a que Catalunya Banc aún mantiene 3.000 millones de euros de exposición inmobiliaria "peligrosa" han sido más que suficientes para que ninguna entidad se atreva a entrar seriamente en la puja. El temor ante un posible rescate a medias ha pesado como una losa en esta venta.

Sin embargo, si hay algo aún peor que el fracaso de esta venta es el hecho de que se pretenda endosar la caja a Bankia, que ya de por sí tiene bastantes problemas ella sola para gestionar su recuperación. Parece ser que no hemos aprendido nada tras la mezcla de Caja Madrid con Bancaja. Basura más basura es dos veces basura. La magia no existe en las finanzas y si mezclamos manzanas podridas con otras aún más podridas no podemos esperar que la cosecha se vuelva sana pasados unos años.

En definitiva, la no venta de Catalunya Banc ha enviado un mensaje negativo al mercado. La reestructuración del sistema financiero requerirá de años de trabajo limpiando carteras, normalizando tamaños y optimizando actividades. El dinero que el Estado invirtió en nacionalizar bancos y cajas es dinero tirado a la basura que nunca podrá recuperarse. La factura al despropósito y a los excesos de ciertos banqueros la pagaremos los españoles, como no podía ser de otra manera.

En El Blog Salmón | El FROB no quiere "malvender" Catalunya Banc, y nos lo quedamos, El Banco de España nacionaliza Catalunya Caixa, Unnim y NovaCaixaGalicia; se consuma el atraco a las arcas públicas y Catalunya Caixa y la curiosa valoración de sus participaciones preferentes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos