Compartir
Publicidad

Hay que copiar a Andalucía para reducir el gasto farmacéutico mediante genéricos

Hay que copiar a Andalucía para reducir el gasto farmacéutico mediante genéricos
Guardar
34 Comentarios
Publicidad


El otro día IC ponía encima de la mesa el debate sobre los genéricos, los efectos para la economía y los efectos para los pacientes. No olvidemos en todo el planteamiento económico que un medicamento debe curar en primer lugar y ahorrar en segunda instancia y no al revés. Pues bien, en este debate, siempre se olvida mencionar la experiencia andaluza, dado que el Servicio Andaluz de Salud implantó el uso de los genéricos por decreto-ley hace bastante años y actualmente, no podemos señalar que los enfermos andaluces tengan peor recuperación o farmacología inferior al resto de la población.

Para ser exactos, en Andalucía se puso en marcha la prescripción por principio activo en el año 2001 y en este periodo, se estima que el ahorro en gasto farmacéutico supera los 460 millones de euros. Y sobre todo, no existe ningún estudio que señale la problemática de excipientes o peores resultados.

El modelo se ha probado y ahora mismo, Andalucía ya va un paso más allá dado que ha regulado incluso el precio de los medicamentos genéricos que entran dentro de la cobertura del sistema sanitario. Actualmente. si vamos con una receta a cualquier farmacia andaluza, nos van a dar el genérico más barato y es una medida que repercute directamente en el gasto farmacéutico. ¿Quieres medicamentos de marca y Nolotil en lugar de Metamizol? No hay problema, págalo y punto, pero tú de tu bolsillo, no a costa del sistema público, dado que ambos fármacos son idénticos.

En la otra parte de la balanza, tenemos al hipotético sector privado, que son las farmacéuticas y laboratorios. Y sí, digo hipotético porque no podemos hablar de sector privado propiamente dicho cuando los clientes de un laboratorio no son voluntarios, sino obligados por prescripción médica y no existe equilibrio entre la oferta y demanda.

En este sector, nunca podrá existir dicho equilibrio porque los ciudadanos no debemos y no sabemos automedicarnos y por tanto, la competencia que existe en el mercado es prácticamente nula que sólo se refuerza a golpe de patentes. Debate mucho más complejo desde luego, pero de entrada, la prescripción de genéricos y del medicamento más barato para los mismos tratamientos debería ser obligatoria en todo el sistema de salud.

En El Blog Salmón | Facturas en la sombra, copagos y genéricos: ¿servirán de algo?, Reducción del gasto sanitario para frenar el déficit
Imagen | Baldin

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos