Compartir
Publicidad

Austeridad y crecimiento pueden ir de la mano si los políticos quieren

Austeridad y crecimiento pueden ir de la mano si los políticos quieren
Guardar
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Parece ser que la tendencia en los últimos días es criticar la austeridad como medida para generar crecimiento económico. Tanto es así que incluso Merkel, la pionera de esta medida, ha dado marcha atrás y se rumorea que en los próximos días propondrá que los Estados aumenten las inversiones. La austeridad, sin embargo, sí puede traducirse en crecimiento si decidimos hacer las cosas bien y no de cualquier forma. El problema es que para ello necesitamos políticos con conocimientos de economía y ganas de querer hacer las cosas correctamente.

De nada sirve generar más deuda para solucionar los problemas de deuda actuales. Esa medida es pan para hoy y hambre para mañana, hambre que pagarán nuestros hijos cuando tengan que hacer frente al pastel que les hemos dejado encima de la mesa. Bajar los salarios, cuando el Estado se lleva alrededor del 50% del coste laboral de los trabajadores tampoco es una solución porque lo único que se crea es pobreza. Del mismo modo, aumentar impuestos no es más que azotar sin piedad la espalda del contribuyente. No debemos olvidad que en España la presión fiscal es del 39,9%, frente al 35% de la OCDE.

Según hemos conocido en los últimos días, en España hay 446.000 políticos profesionales, 300.000 más que Alemania. Mantener a esta casta parasitaria supone cerca de 25.000 millones de euros anuales. ¿Y si empezamos dando ejemplo y recortamos por aquí? ¿O preferís hacerlo por el holgado presupuesto de 400.000 millones de euros anuales que tienen las comunidades autónomas?

Los recortes podrían venir también centralizando de forma más óptima el Estado y acabando con las duplicidades administrativas y con los organismos públicos fantasmas que para lo único que sirven es para colocar amigotes a dedo con sueldos vitalicios. El ahorro sería de varias decenas de millones de euros y ya no sería necesario reducir las partidas de Fomento o de Ciencia.

También podríamos recortar unos cuantos miles de millones en ayudas a la banca. Sólo vía FROB ya hemos quemado unos 20.000 millones y no ha servido absolutamente para nada. Las estimaciones de algunos organismos apuntan a que las necesidades de bancos y cajas españoles podrían incrementarse en una cantidad semejante. ¿De veras estamos dispuestos a doblegar la rodilla de esta forma a la vez que le recortamos servicios básicos a los ciudadanos?

Las políticas de austeridad son perfectamente complementarias con el crecimiento económico si se hacen adecuadamente. Subir impuestos por miedo a meter la tijera en caldos de cultivo de moral difusa es una desfachatez que lo único que acarreará será más pobreza. El Gobierno de España navega sin rumbo fijo y no hace sino dar palos al aire. Si malos eran unos, peores son otros. Están condenando al país a un colapso económico del que no podremos salir en décadas.

En El Blog Salmón | Gobierno de España: no hay nadie al volante, La Eurozona se asoma al precipicio
Imagen | Images of Money

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos