Síguenos

El tema de las nuevas monedas no es desconocido en este blog. Al margen de uno mismo, recuerdo que Javier también ha tratado el tema en más de una ocasión.Su eclosión es un claro síntoma de los problemas y oportunidades que se abren en estos tiempos, tiempos en los que los hechos parecen acontecer a cámara lenta pero con una suerte de inevitabilidad.¿Un ejemplo? Hace dos años ya comentaba en Pymes y autónomos que lo de las monedas locales tenía un tufo insoportable a proteccionismo. En Alzira se han encargado de confirmármelo, tal y como se recoge del titular de El Economista: Alzira acuña su propia moneda para revitalizar sus empresas y comercios.

A partir del 1 de enero toda aquella subvención en materia de empleo, vivienda o educación que una empresa o ciudadano reciba del ayuntamiento, sera abonada a través de una carta de pago o tarjeta (a concretar), de tal modo que el beneficiario . la tenga que utilizar obligatoriamente en comercios de Alzira. Se busca con ello apoyar al comercio local, y en palabras del muñidor de la idea, que el dinero que se genera en Alzira no vaya a utilizarse fuera, sino que se quede allí. Tremendo.

  • Para empezar esta idea ha sido propuesta por un gobierno municipal del PP. Lo digo para aquellos que se rasgaban las vestiduras cuando afirmaba que de liberal poco o nada. Ya no nos conformamos con subsidiar la economia al mejor estilo socialdemocrata, no, ahora hay que decirle a la gente donde puede gastarse su dinero (claro que, como veremos luego, esto no es dinero). Todo un canto al libre comercio el del PP.
  • En vez de tomar las medidas necesarias para que el comercio y la iniciativa emprendedora florezcan en Alzira tomamos el camino opuesto: regalar a la parroquia empresarial que nos vota y nos financia un mercado cautivo, endogámico. Algo ideal para acabar de hundir la competitividad del mismo.
  • Suena gracioso lo del dinero “generado” en Alzira. Supongo que consideran como propio el dinero de las distintas subvenciones o transferencias de terceras administraciones. Por no hablar de los pensionistas de Alzira. ¿Esos de donde sacan su pensión?
  • Me gustaría saber lo que opinará la UE acerca de este este tipo de subvenciones indirectas a terceros (el comercio), pues es evidente que distorsionan la libertad de mercado. No me extrañaría que de llevarse a cabo este asunto acabe en los Tribunales.
  • Es una fantástica herramienta para la corrupción y el yo-te-lo-arreglo: no te preocupes, tu compra donde te salga de las narices que ya apañaremos una factura a cambio de la comisión correspondiente.
  • No se dice nada de como el mecanismo propuesto supone, en última instancia, una vía de financiación municipal, ya que se dilatará ampliamente el periodo de desembolso en euros de las subvenciones otorgadas. Tal vez los comerciantes locales que ahora se frotan las manos se encuentren el día de mañana con un moroso municipal con lo que ello supone en estos tiempos.
  • Por cierto, lo de financiarse a cuenta de las subvenciones de terceros está de moda. Lo comentaba McCoy a propósito del Santander y también se dice, se comenta, se rumorea, que algunas entidades locales están reteniendo subvenciones que han recibido de la UE en beneficio de determinados proyectos empresariales/de investigación, sin abonárselas a su beneficiarios finales, a veces bajo excusas peregrinas, a veces sin más.
  • Suerte a Alzira con su “moneda”, para la presentación de la idea les propongo que contraten a Sardá pues tiene experiencia con gallifantes y similares.

    Vía | El Economista
    En El Blog Salmón | Las consecuencias del Facebook-credit; la moneda virtual de Facebook, Inflación en el WoW

    Los comentarios se han cerrado

    Ordenar por:

    15 comentarios