¿Cómo se financian las empresas?

Sigue a El Blog Salmón

Empresas

Cómo financiar una empresa es algo que se preguntan muchos emprendedores a la hora de empezar su negocio. Hoy hemos elegido hablar de cómo se financian las empresas en nuestra serie de Conceptos de Economía.

La financiación de la empresa aparece en el balance en el lado del pasivo y del neto. De este modo podemos ordenar la financiación de corto a largo plazo, siendo la de más largo plazo una financiación prácticamente permanente.

Normalmente se considera financiación a corto plazo aquella que debemos de pagar en menos de un año, mientras que consideraremos a largo aquella que debemos de pagar en un año o más tiempo. De ese modo, ordenado de corto a largo plazo tenemos las siguientes partidas que financian la empresa en el Pasivo, es decir, la financiación que debemos de devolver.

  • Los proveedores, es habitual que las mercancías que la empresa va a vender o transformar no se paguen inmediatamente, sino que se paguen a corto plazo. Hay empresas que pagan las facturas a 30, 60 o 90 días.
  • Anticipos de clientes, se trata de cantidades que nos entregan los clientes a cuenta de servicios o entregas de bienes.
  • Préstamos a corto plazo, se trata de préstamos que hemos pedido a corto plazo o préstamos a largo que vencen en menos de un año. También es habitual que las empresas tengan una póliza de crédito de forma que pueden tomar prestado el dinero de una forma más sencilla. También se pueden pedir prestamos a las entidades financieras utilizando facturas o letras de cambio como garantía.
  • Contratos de leasing y similares, son contratos mediante los cuales una empresa adquiere un activo (una maquinaria, un vehículo, ordenadores…) ejerciendo una opción de compra sobre el alquiler que ha realizado.
  • Préstamos a largo plazo, incluyendo hipotecas sobre bienes muebles (un avión por ejemplo) o inmuebles. También incluiríamos aquí las subvenciones que se han de devolver a la administración pública.
  • Bonos, las empresas más grandes pueden emitir bonos que producen un interés acordado. Suelen ser habituales en los mercados financieros.
  • Bonos convertibles, se trata de bonos que se pueden convertir en acciones con el tiempo si lo desean los propietarios. Si no, los propietarios pueden optar por tomar el dinero.

Patrimonio Neto, dentro de este apartado podemos encontrar el capital social (las acciones y participaciones), las reservas y las subvenciones. No son grupos homogéneos, puesto que hay distintos tipos de acciones y de reservas.

  • Subvenciones, es capital aportado por las administraciones públicas para financiar a la empresa que cumple unos requisitos. Hay subvenciones a I+D, a adquisición de maquinaria, etc. Forman parte del neto cuando no se aplican en un único ejercico y no son reembolsables.
  • Reservas, normalmente se trata de los beneficios obtenidos anteriormente que se guardan para ser reinvertidos. Dependiendo de la legislación, la situación contable y de los estatutos la empresa puede estar obligada a reinvertir parte del beneficio. Si fueran reembolsables (que hubiera que devolverlas) serían préstamos.
  • Acciones convertibles, se trata de acciones que los accionistas pueden optar por recuperar su valor si lo desean en el plazo acordado de antemano.
  • Acciones preferentes, son acciones que tienen el derecho a un mayor beneficio que las acciones corrientes.
  • Acciones sin derecho a voto, son acciones que no tienen derecho a elegir a la dirección de la empresa o acudir a la junta de accionistas. A cambio reciben un mayor dividendo por parte de la empresa.
  • Acciones corrientes, se trata de las partes del capital social como lo conocemos. Dan derecho a su propietario a percibir el dividendo y votar en las juntas de accionistas.

En principio el capital es una fuente de financiación permanente para la empresa (los accionistas no pretenden exigir su devolución), pero en caso de que se liquidara la empresa, el capital sería repartido entre los accionistas proporcionalmente a lo que han aportado. Más que permanente es una finaciación indefinida.

Que el dinero aportado por los accionístas sea indefinido no significa que los accionístas no puedan dejar la empresa. Si la empresa está cotizada en bolsa los accionístas pueden vender facilmente sus acciones. Si no lo está también pueden deshacerse de ellas, pero es más difícil y puede que se hayan pactado restricciones a su venta.

Para finalizar, comentar que, a excepción del capital en acciones o participaciones corrientes y de las reservas que la ley haya obligado a dotar a la empresa, las demás fuentes de financiación son opcionales. No todas las empresas las utilizan todas o les resulta práctico hacer uso de todas.

En El Blog Salmón | ¿Qué es el balance y por qué es importante? ¿Qué es la cuenta de resultados y por qué es importante?
Imagen | Antonio Tajuelo, Flickr

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario