Compartir
Publicidad

MiFIR y MiFID2, así van a cambiar las finanzas europeas

MiFIR y MiFID2, así van a cambiar las finanzas europeas
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una nueva regulación financiera llega a Europa, MiFIR (Markets in Financial Instruments Regulation) y la nueva actualización de MiFID (Markets in Financial Instruments Directive) conocidad como MiFID2 . ¿Se han dado cuenta de que recientemente al contratar un producto financiero es necesario hacer un test antes? ¿Se han dado cuenta que al lado de cada producto financiero aparece una nota advirtiendo del nivel de riesgo del mismo? Todo esto se lo debemos a la actual MiFID, que entre otras cosas incrementa la protección al inversor.

Bien, ahora esta directiva a sufrir una actualización, con lo cual los parlamentos nacionales tendrán que volver a adaptar su regulación local a las nuevas instrucciones Europeas. Además llega un nuevo reglamento, MiFIR, el cual incluye regulación europea directamente aplicable, sin que tenga que ser adaptado a la regulación nacional.

Esta normativa estaba pensada para ponerse en práctica en el 2017, aunque ya ha sido retrasada a 2018. Las necesidades de los bancos, mercados y bolsas para adaptarse por un lado y los retrasos en la entrega de la regulación auxiliar, han hecho necesario retrasar la regulación. Incluso un segundo retraso no sería algo especialmente extraño de ver.

¿Qué regulan MiFIR y MiFID2?

MiFIR y MiFID2, junto a la actual EMIR regulan prácticamente todos los aspectos de los mercados financieros europeos. En general cada una de las regulaciones se centra en un aspecto de los mismos. Por ejemplo buena parte de MiFID está orientada a la protección al consumidor, de ahí todos los tests que tenemos que cumplir formularios que hay que rellenar antes de contratar un nuevo producto financiero.

Dentro de la regulación de MiFID y MiFIR, podemos destacar los siguientes aspectos de la normativa

  • Clearing Indirecto, incrementando la seguridad en la liquidación de derivados en cámaras centrales de compensación cuando hay cadenas largas y definiendo responsabilidades para los intermediarios
  • Los mercados y centros de negociación, creando nuevas categorías y reglas, así como la sincronización entre los de relojes de mercados y los de los participantes en los mismos
  • Acceso no discriminatorio para CCPs y centros de negociación. Anteriormente un futuro negociado en el Mercado Español de futuros Financieros tenía que ser liquidado en la cámara de compensación española, pero esto va a cambiar, ya que terceras cámaras podrían pedir acceso a liquidar los derivados de MEFF
  • Se regula el Algo Trading (el que hacen las máquinas sin intervención humana), y el acceso directo a los mercados que dan los participantes
  • Se establecen límites en los derivados sobre commodities (petróleo, metales, etc), de modo que habrá máximos en lo que un único participante en el mercado podrá mantener. La idea es evitar la especulación sobre bienes básicos para la economía europea
  • Se regula la autorización de empresas de terceros países, que podrán ser obligados a tener una sucursal en un país de la UE si quieren dar servicio a consumidores de la UE, aunque no a firmas de inversión y contrapartidas profesionales
  • Se incrementa la transparencia de los mercados, se informarán de las órdenes introducidas en los mismos y los precios, bajo ciertas condiciones estas se proporcionarán gratuitamente a quien quiera
  • Se incrementa la protección del inversor, con nuevas obligaciones a las firmas de inversión
  • Se regulan la organización interna de las firmas de inversión y el gobierno corporativo de las mismas
  • Se regulan los poderes supervisores y la capacidad de sancionar de cada entidad (nacional o europea)

¿Cómo me afecta esta nueva regulación?

Bien, una vez vistos los muchos aspectos que se regulan ¿nos afectarán como consumidores e inversores finales? ¿Qué sucederá con nuestra modesta cuenta de valores? ¿Y con nuestro plan de pensiones?

Lo primero es que la competencia entre servicios debería de aumentar, o al menos ese es el objetivo. Las comisiones que pagamos deberían de reducirse, así que con suerte pagaremos precios inferiores. También tenemos que también debería de incrementarse la información que nos den a los clientes, incluyendo desgloses de tarifas. Esto al final puede hacer que contratar un producto financiero sea más farragoso de lo que ya es.

Por otro lado, el sector financiero da trabajo a muchas personas en Europa, y habrá que ver si esta regulación lo fortalece o disminuye su capacidad de competir internacionalmente, ya que complica las obligaciones. Es normal que antes las crisis que hemos tenido en el sector financiero y las burbujas de las cuales no nos hemos recuperado todavía, las autoridades pretendan introducir regulación que impidan que nos volvamos a meter otra vez en otro agujero.

Para quien va a ser una regulación bastante interesante es para los bancos británicos, que es posible que tengan que adaptarse a esta legislación, para poder acabar saliendo de la Unión Europea y luego volver a adaptarse a la legislación propia del Reino Unido que la sustituya.

Mientras tanto, los bancos y firmas de inversión están necesitando de grandes esfuerzos para adaptar sus procedimientos y sistemas a la nueva regulación, siendo un gran negocio para despachos de abogados, consultoras de gestión y de informática, que están vendiendo sus servicios a los clientes.

En El Blog Salmón | Nuevo Gobierno en España: continuidad en el ámbito económico

Más información | Linklaters

Imagen | aldeka_

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos