Compartir
Publicidad

Esta reforma laboral no merece una huelga, merece un cierre patronal

Esta reforma laboral no merece una huelga, merece un cierre patronal
Guardar
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Después de leer las “brillantes medidas” del ejecutivo en la reforma laboral, veo que ya hay voces pidiendo la convocatoria de huelga general. Pues no, esta reforma laboral no merece una huelga, merece un cierre patronal. Un cierre patronal porque la decepción a todos los niveles es máxima, baata con leer la imprecisión y poca claridad del ejecutivo para arrojar medidas que de verdad sirvan para algo.

Es sencillo dar argumentos para un cierre patronal por la reforma laboral, estos son sólo unos pocos:

  • El Gobierno nos toma el pelo con el mecanismo de deducciones, subvenciones y deducciones en los contratos para emprendedores. Si no pago impuesto de sociedades porque estoy en pérdidas, no hay deducción que valga. Esto es un brindis al sol.
  • El mercado laboral tiene ya más de 40 de contratos diferentes, cada uno con una legislación y diferentes bonificaciones y subvenciones. Se equivoca de plano, con dos tipos de contratos, sobran, no poniendo un marco laboral que necesita un master previo para contratar.
  • Volvemos a las deducciones puntuales y diferidas para la contratación ¿qué tal la tarifa plana para contratar parados cambiando prestaciones de desempleo por cotizaciones al 100%? Ah no, que entonces sí es atractivo contratar para todos.
  • Los sindicatos le quieren montar la reforma por el abaratamiento del despido. Yo le planteo el cierre patronal porque sigue sin dar una líneas claras para el despido objetivo y sigue existiendo máxima inseguridad para el empresario.
  • Se ha abierto la veda a la intermediación privada en la inserción laboral mediante las ETTs. ¿Qué, cómo y cuándo se lleva el trozo del pastel por esta colaboración público-privada? Ha dejado claro que el trabajador no pagará a las ETTs, pero estas empresas no trabajan por amor al arte. Aquí huele a pelotazo de las grandes ETTs y si no es así, liberalice completamente la apertura de ETTs. Cierre patronal por la discriminación positiva hacia las grandes ETTs
  • Habla de regular el teletrabajo equiparando condiciones presenciales a las condiciones a distancia. Se equivoca también, puesto que debe facilitar el teletrabajo y poner encima de la mesa las ventajas de racionalización de horarios. Cierre patronal por intervención en el área doméstica sin favorecer la implantación del teletrabajo.
  • Ha abierto el melón de las horas extras en los contratos a tiempo parcial. Eso es abrir una puerta más al fraude de ley en hostelería y servicios porque el trabajador que pille la inspección trabajando fuera de las horas de contrato, estará dando horas extras. Cierre patronal por favorecer la competencia desleal.
  • No tiene valor para eliminar de verdad las subvenciones a la formación que financian los sindicatos y sus desfases en mariscadas. Cierre patronal por seguir comprando el silencio y complicidad de los defensores de los próximos 6 millones de parados.

Sí esta reforma es la que nos tiene que sacar de la crisis y la que tiene que favorecer el empleo, está ampliamente equivocado. Su gobierno sigue la senda intervencionista a todos los niveles, mantiene esquemas laborales del siglo XIX y no es capaz de aportar una sola medida novedosa. Todo lo que plantea, ya se ha probado anteriormente en el mercado laboral y tenemos 5,3 millones de parados.

Es posible que en Europa le aplaudan algunas medidas, pero a la vuelta de unos meses, se dará cuenta del craso error legislativo que ha cometido. No a la reforma laboral, sí al cierre patronal.

En El Blog Salmón | El Consejo de Ministros aprueba la reforma laboral: principales cambios que se introducen, El despido un poco más barato con la nueva reforma laboral, Reforma laboral: decepción absoluta
Imagen | Jardín Polar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos