Compartir
Publicidad

Europa quiere limitar el nivel de sobresueldos de los banqueros, mala idea

Europa quiere limitar el nivel de sobresueldos de los banqueros, mala idea
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estos días hemos visto la reunión del Eurogrupo, de los ministros de Finanzas de los países miembros del euro, acompañados por el vicepresidente de asuntos económicos y monetarios de la Comisión Europea y del presidente del Banco Central Europeo. Este grupo sirve para asegurar lo que casi todos están diciendo que nos conviene, la coordinación de las políticas económicas en la zona euro con el objetivo de promover las condiciones para un mayor crecimiento económico y la estabilidad financiera. Por lo menos eso es la teoría.

No está claro cuáles han sido los temas de discusión pero un tema que los ministros europeos han puesto en su agenda recientemente es su última gran idea, la de limitar el nivel de sobresueldos que los bancos pueden pagar a sus directivos, los bonus. La propuesta es que limitarán los sobresueldos a un nivel máximo del 100% del nivel de los sueldos anuales o al nivel del 200%, si se recibe aprobación de los accionistas.

Siendo una propuesta de limitación de pagos a los directivos de bancos, que se supone que han recibido compensaciones suntuosas a lo largo de los años, lo normal es que esta propuesta sea aplaudida por el auditorio, la razón real de por qué los políticos han ideado esta propuesta más que por sus méritos. No sorprende que se vean estas decisiones, ya que los sueldos de los altos directivos muchas veces no se pueden justificar.

Hay varios problemas con esta propuesta. Primero, los políticos europeos están cometiendo el mismo error que hemos visto en estas páginas de olvidarse que las empresas son de sus propietarios y que son estos los que deben decidir qué trabajadores tienen, incluso directivos, y cuánto quieren pagarles. Parece que los políticos europeos están de acuerdo con los lectores que piensan que los accionistas no tienen por qué controlar sus empresas, que los directivos son los que deben mandar y que, si a los accionistas no les gusta, que vendan sus acciones. Supongo que pensando lo mismo, los políticos piensan que se deben meter en las políticas de compensación de las empresas.

¿Qué será su siguiente paso, decidir donde las empresas deben invertir o quién deben contratar? Por qué no, ya que deciden lo que hay que pagar...bueno, ya han comenzado a tomar este tipo de decisiones, gastando nuestro dinero en el camino.

Con las normas que sean, los directivos encontrarán formas de compensación para que cumplan con las normas y para que se lleven lo que piensan que se deben llevar. Lo que hemos visto en los últimos años es que el peso de la compensación de los directivos comparado con la compensación de los trabajadores y de los accionistas ha cambiado exageradamente en favor de los directivos. Para cambiar esto, lo que hay que hacer es devolver el poder sobre las políticas de compensación a los propietarios de la empresa, es decir, a los accionistas.

Este fin de semana, vimos el referéndum aprobado en Suiza que sigue el camino correcto. Se aprobó la limitación a lo que consideran "remuneraciones abusivas" de los directivos, donde hacen obligatorio que los accionistas decidan sobre las compensaciones de los directivos. Quiero ver esta propuesta discutida en las reuniones del Eurogrupo.

Además, hemos visto muchas empresas y bancos recibiendo miles de millones de ayudas estatales y quiero ver varias exigencias en estos rescates o ayudas donde directivos que se han llevado compensaciones millonarias durante muchos años sufren penalidades. En estos casos, ya he pedido en estas páginas la necesidad de devolver estos sueldos, incluyendo las siguientes medidas:

  • Que los accionistas del banco ayudado pierdan, o se toma su banco y pierden todo, o se inyecta liquidez a cambio de capital barato, donde pierden en dilución.
  • Que el consejo y los altos directivos del banco ayudado sean destituídos.
  • Que el consejo y los altos directivos del banco ayudado que se marchan no trabajen más en el sector financiero regulado.
  • Que el consejo y los altos directivos del banco ayudado devuelvan el 100% de la compensación recibida del banco, en cualquier forma que sea, sueldos, sobresueldos, bonus, pagos a sus planes de pensiones, acciones, casas, aviones, todo, durante los anteriores cinco años, quedándose sólo con el sueldo mínimo para esos años, y no es excusa que tienen una alta hipoteca que pagar.

La mejor forma de remunerar a los ejecutivos es vincularlo a resultados reales, ajustado por el riesgo tomado y el capital necesario para generar esos resultados, y asegurar que los resultados son reales antes de pagar cualquier compensación. Es decir, no hay que tener prisa para pagar incentivos. Si resulta durante un periodo de años que los resultados no han sido reales o sostenibles, como digo, estos pagos se deben devolver. La propuesta de los políticos europeos, va exactamente al contrario al camino que se debe tomar, eliminando el vínculo entre compensación y resultados. Como ya he dicho en estas páginas:

El problema no son los pagos por resultados, el problema es que los pagos se han recibido con o sin resultados, como los sueldos. Además, los pagos por resultados ignoraron los riesgos que se tomaron para conseguir estos resultados.

Algunos accionistas ya están protestando los bonus y lo que necesitan es la exigencia hacia los directivos, que llevan las empresas como si son suyas, que cuando quieran fijar sus compensaciones que tengan la responsabilidad de rendir cuentas y pedir permiso a sus propietarios.

Vía | Guardian, Economist, Spiegel, France24 y BBC News (todos en inglés) En El Blog Salmón | La mejor forma de remunerar a los ejecutivos, ¿Cuál es el nivel correcto del bonus? y ¿Para qué son los bonus? Imagen | zempt

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos