Compartir
Publicidad

Los sueldos estratosféricos de los altos directivos no se pueden justificar

Los sueldos estratosféricos de los altos directivos no se pueden justificar
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Alrededor del mundo en estos tiempos tan complicados, se está viendo con incredulidad los sueldos de los ejecutivos más altos de las empresas, con sus sueldos base, sus sobre-sueldos, los bonus, sus acciones, sus opciones sobre acciones, las contribuciones a sus planes de pensiones, sus gastos encubiertos, sus coches, sus casas, sus carnets de afiliación a equipos deportivos o culturales, etc. etc. etc. Esta tendencia no sólo se ven con las empresas en el sector financiero, que están bajo el punto de mira, pero en muchas otras empresas también.

Con el impresionante incremento del múltiple de los sueldos de los directivos comparado con los sueldos de sus trabajadores, como vemos en el siguiente gráfico, la compensación de los más altos están bajo la lupa, especialmente en las empresas y en los sectores que más están proclamando sus dificultados y muy especialmente de los directivos en empresas que han recibido ayudas de sus gobiernos.

uk-high-commission-high-pay-comparisons.jpg

Parece mentira que los directivos de empresas y bancos rescatados con fondos públicos se sigan pagando sueldos y sobresueldos tan altos alrededor del mundo y es escandaloso que los directivos de empresas intervenidas se lleven sueldos y pensiones millonarias y totalmente injustificables.

Como ya he hablado en detalle en estas páginas, no sólo todos estos pagos por encima del sueldo mínimo se deben devolver, pero las compensaciones por encima del sueldo mínimo durante los cinco años previos a la intervención también se deben devolver. Durante ese periodo, como mínimo, estos ejecutivos llevaron a sus empresas a la ruina y no deben beneficiarse de altos sueldos en los periodos cuando están llevando a sus empresas al garete.

La High Pay Commission británica acaba de emitir un Informe (PDF) sobre los altos sueldos de los directivos, explica cómo son injustificables, no sólo moralmente pero economicamente también y nos da recomencaciones para mejorar la situación, que explican en el artículo vinculado, y que son los siguientes:

  1. Transparencia:
    • Pagar sueldo simples y fáciles de entender.
    • Publicar los sueldos de los diez ejecutivos más importantes fuera del Consejo.
    • Producir informes estandarizados de sueldos.
    • Exigir que los inversores divulgen cómo votan sobre temas de compensación en las empresas donde están invertidos.
  2. Responsabilidad:
    • Incluir representación de los trabajadores en los comités de compensación.
    • Todas las empresas cotizadas deben publicar una relación de cómo distribuyen sus beneficios; incluyendo gastos de personal, reinversiones, dividendos, compensación de directivos e impuestos pagados.
    • Los accionistas deben votar sus consejos sobre la compensación futura de sus directivos.
    • Las empresas deben mejorar las inversiones en su talento.
    • Se debe anunciar en procesos públicos los puestos de reemplazo de consejeros independientes.
    • Se deben reducir los conflictos de intereses de los consultores de compensación.
  3. Equidad:
    • Todas las empresas cotizadas deben publicar informes sobre la equidad de sus compensaciones.
    • Se debe establecer una comisión para supervisar la equidad de las compensaciones

En situación normal, los sueldos de los directivos es cosa de los accionistas y del Consejo de la empresa en su representación, pero estos deben enterarse que hay que justificar los sueldos de los altos ejecutivos y todas las partes interesadas de la empresa (los stakeholders) tienen un interés en que las cosas se hagan bien y que se vean cómo justas. Los consejeros deben pensar en el largo plazo de la empresa y este proceso transparente y justificado es parte de asegurarlo.

En situaciones anormales de inyecciones de dinero público o de rescate, lo tengo claro, a devolver y punto.

Vía | BBC News (en inglés)
En El Blog Salmón | Si el gasto público va para la banca, yo me hago insumiso fiscal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos