AFSE Y AFSF: las preferentes de Eroski y Fagor

Sigue a


Todos o casi todos conocemos historia del viejo sabio que se preguntaba si había alguien más desgraciado que él. Efectivamente, lo había. Pues si hablamos del mundo financiero, cuando escucho los lamentos de los titulares de participaciones preferentes bancarias me viene a la memoria otros aún más desgraciados. Me refiero a los inversores en Aportaciones Financieras Subordinadas, que en nuestro país han sido emitidas por por Eroski (AFSE) y Fagor (AFSA).

Estamos hablando de deuda subordinada perpetua, las primas hermanas de las participaciones preferentes, con la diferencia de que en este caso están emitidas por sociedades cooperativas. En el caso del que estamos hablando, aún siendo emisiones pequeñas en comparación con las bancarias, hay unos cuantos centenares de millones de euros danzando por ahí, afectando especialmente a pequeños inversores. Sin embargo, a nivel mediático no han generado el mismo ruido que las participaciones, motivo por el que creo conveniente hacer justicia y dedicarles un post.

El motivo por el que surgen estas emisiones, es, en esencia, el mismo que por el que se disparan las preferentes. Estas, se disparan ante las dificultades de algunas Cajas para captar recursos, especialmente recursos a largo plazo: hay falta de ahorro interno y el coste del acceso al ahorro externo se eleva, amén de la imposibilidad jurídica de poder emitir acciones (de ahí también pestiños como las cuotas participativas de la CAM). Los bancos, que si pueden emitir acciones, optan también por ellas por motivos financieros, de estructura, costes, etc.

En el caso de las cooperativas la pionera es Eroski, que empieza con ellas en el 2002, teniendo su culmen en el 2007 para ayudar a la compra de Caprabo (tremendo error de la cooperativa vasca). Las de Fagor siguen la estela de Eroski (supongo que ya anticipaban las fuertes dificultades financieras que esta cooperativa ha estado y está sufriendo).

¿Por qué digo que los inversores están peor que los de las participaciones preferentes? Son emisiones muy pequeñas, y desde un principio su liquidez en el opaco mercado AIAF ha sido todo un problema. Pero, la gran pega ha sido y es que difícilmente sus titulares van a ver ofrecimientos de canje como los que están teniendo los que invirtieron en las preferentes. Hay quien dice que es imposible que les ofrezcan un cambio por depósitos a largo plazo dado que no pueden hacerlo al no ser Bancos. Ciero, pero si quiseran podrían plantear algún canje por deuda a largo plazo no perpetua. Y no lo hacen ya que saben que sería insostenible para sus cuentas.

Además, los inversores se van a encontrar con que los bancos que colocaron estas participaciones no las consideran un problema suyo, y les remiten a las cooperativas emisoras, y estas hacen tres cuartos de lo mismo, volviendo a remitirles a su banco

Tienen, eso si, un consuelo, y es que a diferencia de las participaciones preferentes, en este caso cobran el cupón con independencia de que Fagor o Eroski tengan o no beneficios. Así que en unas cuantas décadas es posible que recuperen su inversión. Bueno, eso y en el caso de Eroski, el pertenecer a un club con descuentos (es de agradecer al menos la política de comunicación de Eroski, muy distinta de la de Fagor, para con respecto a los que confiaron en ellos, aunque el daño que las AFSEs han hecho a su historia consumerista jamas podrá restañarse con estos pequeños gestos).

Más información | Rankia
En El Blog Salmón | ¿Qué son las participaciones preferentes?, Participaciones preferentes: consideraciones para particulares

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios