Banco Santander y Alfredo Saenz piden clemencia a San Zapatero con la mediación del Rey

Sigue a

alfredo-saenz.jpg


Ayer fue el mejor día del mapa financiero para el Tribunal Supremo ratificara la condena a Alfredo Sáenz, actual Consejero Delegado del Banco Santander por el caso Banesto. Para que nos hagamos una idea, tanto la Audiencia Provincial de Barcelona como el Tribunal Supremo han condenado al Sr. Sáenz a una pena de tres meses de prisión e inhabilitación para el ejercicio de la profesión bancaria durante este tiempo, dado que se produjo una querella falsa, falsedad documental, entrada en prisión de cuatro empresarios durante unos meses y la conducta más ruín posible dentro de un plan de recobro de créditos fallidos.

En cualquier otra empresa, si un consejero delegado fuese condenado por los mismos delitos que lo ha sido el Sr. Sáenz, habría sido destituido del cargo de manera fulminante y por supuesto, se le habrían pedido responsabilidades por el daño que se le hace a la imagen de la propia empresa a la que representa, no los ridículos 400 euros que le ha impuesto de condena el Tribunal Supremo, cuando ellos querían cobrar 3 millones de manera indebida y mediante actividades delictivas en su tiempo en Banesto. El caso es que estamos en la república bananera de “Ejpaña” y aquí nos sobra la misma dosis testiculina que nos falta en ética. Tal está el asunto, que el Consejo de Administración del Banco Santander, se ríe de la sentencia judicial del Supremo, que dice que respeta, pero ratifica en el cargo a su Consejero Delegado. Mientras tanto, el Banco de España y MAFO, miran para otro lado y cruzan los dedos esperando que el tema se olvide y pase a la gloria de los olvidos o lo arregle San Zapatero mediante la figura del Rey.

La gota que colma el vaso, la tenemos en la solicitud de indulto que va a hacer el Sr. Sáenz al Presidente del Gobierno y al Consejo e Ministros. Así se quitan los pecados si señor, mediante la clemencia divina de Zapatero, al igual que se indulta al delincuente común o al ciudadano que ha cometido un error que puede provocar que sus huesos terminen en cualquier cárcel. La pelota pasa al tejado de Zapatero, el cual tiene ante sí la difícil tarea de someterse otra vez al todopoderoso Banco Santander y firmar el indulto para que su actual Consejero se vaya de rositas o bien, demuestre de una vez por todas que la justicia no es sólo para los pobres y los que no pueden pagarla.

Tal es la situación, que el Banco de España se encuentra paralizado de facto, dado que si el Sr. Sáenz no estuviera bajo el paraguas del Santander, probablemente Fernández Ordóñez ya habría forzado su salida, cogiendo simplemente la legislación bancaria que él debe proteger. La mayoría de españoles critica que en Italia la justicia está “berlusconizada” pero aquí la tenemos “santanderizada” si miramos la trayectoria judicial de todo el banco y su cúpula directiva. No obstante, los accionistas minoritarios consideran que el cese del Sr. Sáenz perjudicará a la acción y parece ser que es preferible tener un consejero Delegado que o bien ha sido culpable de un delito grave, que es malo o bien, un Consejero Delegado que no se entera de las malas artes en su empresa, que es bastante peor. Por cierto, el Sr. Conthe, opina también que el Sr. Sáenz debería haber dimitido, uno de los pocos que dice públicamente, lo que la inmensa mayoría piensa en privado.

Más Información | Europa Press
En El Blog Salmón | Alfredo Saenz, el hombre discreto, Los escenarios de Alfredo Sáenz
Imagen | Mastrangelo Reino con copyright y autorización de uso en este post.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios