Sigue a El Blog Salmón

imf-internal-and-fiscal-devaluation-comparison-with-other-countries.jpg

En un Estudio del Fondo Monetario Internacional (FMI) para España, que comenté recientemente en estas páginas, aquí y aquí, también nos habla de la devaluación interna y fiscal, que ha saltado a la prensa con las recientes medidas del gobierno español. El análisis evalúa el funcionamiento de la devaluación fiscal, incluso en un contexto algo más histórico.

Su primer comentario is llamativo, que la experiencia internacional dice que la restauración de la competitividad mediante la devaluación interna es doloroso. También empiezan diciendo que en pocos casos se consigue que los beneficios del resurgimiento de la competitividad y el crecimiento a través de una reducción en los costos de mano de obra y de precios internos son mayores que los efectos negativos de los menores ingresos.

También nos dice que hay varios factores que son necesarios para la devaluación interna para cerrar la brecha de competitividad, la mayoría de los cuales no parecen estar presentes en los países de la zona sur del euro. No da mucha confianza de que estas medidas tengan el éxito buscado. Por otra parte, si acepta la realidad de los elementos positivos para la competitividad de los cambios comentados, algo que muchos comentaristas están descartando, pero cuestiona que estos sean suficientes para que el balance sea positivo para la economía.

El FMI confirma que el impacto del cambio fiscal, a través de la subida del IVA, puede ser importante, especialmente en los países con niveles de IVA por debajo de los de otros países. España entra dentro de esto aunque, como dice JM, su carga fiscal total España no está precisamente baja en la lista. Si se sube el IVA, esto argumenta en favor de bajar otros impuestos de forma radical, para permitir el impacto que se está intentando conseguir, empezando por la reducción importante en los impuestos sobre el trabajo, que son los impuestos de Seguridad Social, que impactan mucho en la disponibilidad de creación de empleo. La devaluación fiscal requiere que estos impuestos se bajen, a ver si hacen esta parte también, no sólo la parte de subir los impuestos. Algunos hemos argumentado en favor de esto muchas veces y, además, yo he propuesto eliminarlos completamente.

Nos dicen que la competitividad de la economía doméstica puede ser mejorada aunque dicen que no espera mejoras marcadas. No obstante, nos da los resultados de unas recientes estimaciones econométricas para la zona del euro que muestran grandes efectos a corto plazo: una reducción promedio de la tasa de la contribución social de 2,6 puntos porcentuales y la subida de IVA del 2,7% podría tener un impacto en las exportaciones netas de entre 0,9% y 4% del Producto Interior Bruto (PIB). Estos impactos potenciales si que son importantes.

No obstante, el impacto de cada país depende de los términos de cambio, el ajuste de precios relativos en el sector no transable y la composición del sector transable. Por otra parte dice que, si el descenso de las cotizaciones sociales se dirigen a los trabajadores poco cualificados, es probable que reforzar el impacto positivo sobre el empleo.

Como demuestra la tabla que nos da otros ejemplos, la duración del ajuste inicial podría oscilar entre 5 a 15 trimestres, es decir, entre 15 meses y casi cinco años.

Cuando en estas páginas he pedido reiteradamente la implantación de medidas necesarias inmeditamente pero con más tiempo para su cumplimiento es porque estas cosas tardan tiempo y no hay alternativa a tomar medidas sostenibles. Estas medidas sostenibles son las que convencerán a los entes económicos: a los mercados financieros, a los inversores, internos y externos, y a los consumidores.

Por eso la exigencia de llegar al 3% del PIB en tan poco tiempo demuestra la falta de rigor de los políticos que están llevando las riendas, tanto los españoles como los europeos.

En El Blog Salmón | Subir los tipos reducidos del IVA para volvernos más pobres. ¡Vaya solución!, Los discutibles argumentos de Hacienda para subir el IVA y Montoro confirma una devaluación fiscal

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios