Todavía cuesta y se tarda mucho iniciar un nuevo negocio

Síguenos

iee-dias-y-tramites-para-nuevo-negocio-2009.JPG

En estas páginas hemos hablado mucho de la importancia del labor empresarial y, muy especialmente, de la importancia de la pequeña y mediana empresa, la Pyme.

Todavía muchos, incluyendo nuestros políticos, piensan que el gobierno nos sacará de los líos económicos en que estamos y que nos sacará de la situación de alto desempleo, donde siempre hemos estado. Muchos siguen pensando que el gobierno puede reemplazar al sector privado y tomar decisiones privadas, utilizando dinero de otros, mejor que el sector privado, donde toman decisiones arriesgando su propio dinero.

La realidad es que lo mejor que pueden hacer los gobiernos es quitarse de enmedio, dejar de entorpecer y dejar al sector privado hacer lo que sabe hacer, que son los únicos que crearán empleos sostenibles.

El gobierno debe dejar de quitarnos nuestro dinero para gastarlo en nuestro nombre, el despilfarro, y debe eliminar los obstáculos a los negocios. Si cabe, el gobierno debe establecer las bases para que el sector privado pueda trabajar, y esas bases son las de largo plazo, la educación, el marco jurídico y las ayudas a los más necesitados.

Parte de esto es que los gobiernos, del nivel que sea, no entorpezcan y no encarezcan la creación de nuevas empresas.

Como dice mi compañero, Alejandro:

...lo que impide que se creen más empresas son los costes (por lo tanto estoy muy de acuerdo con la reducción de estos) y luego por los gastos fijos y papeleo que hay que llevar al día si tienes una empresa…

De acuerdo, esto por supuesto pero, también, por qué hacerlo más difícil iniciar esa complicada tarea que es iniciar un nuevo negocio y llevarlo al éxito, es decir, ser empresario, y por qué retrasarlo con burocracia. Como vemos en la tabla del Instituto de Estudios Económicos (IEE), utilizando datos de Eurostat, la agencia de estadísticas de la Unión Europea (UE), en España todavía tarda más que en otros lugares, retrasos que no se explican. Ya veremos si las nuevas medidas dentro de la Ley de Economía Sostenible agilizan la situación lo suficiente.

Como he dicho varias veces en estas páginas, hay que cambiar la psicología empresarial en la calle para que la tarea empresarial se considere un camino a tomar. Muchos piensan que, si no llegarán a ser Amancio Ortega o Emilio Botín, no merece empezar el proyecto. Con esta forma de pensar, nunca se iniciará nada y así va el país.

Sólo hay un Amancio Ortega y un Emilio Botín, o muy pocos, y no tenemos que pensar en llegar a esos niveles para empezar a considerar iniciar un proyecto empresarial. Hasta que cambiemos esta actitud, el crecimiento español, y el resultante crecimiento del empleo, seguirá retrasado comparado con lo que podría ser.

En El Blog Salmón | Creación rápida de empresas, ¿es necesaria? y Doing Business 2009 – la triste realidad de España

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios