Compartir
Publicidad
Publicidad

Los gobiernos no pueden reemplazar al sector privado

Los gobiernos no pueden reemplazar al sector privado
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es normal que los que no saben qué está pasando, pidan que se haga algo ya que piensan que hacer algo es mejor que no hacer nada. Desgraciadamente, muchos que deben saber qué está pasando piden lo mismo. Los políticos también piensan que hacer algo es mejor que no hacer nada, así tienen algo que anunciar.

Aquí estamos con meses de anuncios políticos y con mucho despilfarro, en muchos países y el desempleo sigue subiendo acompañado con bajadas en el PIB, en todos los países. Es decir, estas medidas no han conseguido absolutamente nada de lo que dicen que buscan, y que siguen buscando.

En esta situación de fracaso, gustaría pensar que recapaciten y piensen que lo hecho hasta ahora no ha funcionado y, quizás, no vaya a funcionar. Pues no, siguen queriendo darnos más de lo mismo.

Está claro que el dogma que, si hay un enfriamiento en el sector privado, los gobiernos deben entrar y tomar el puesto del sector privado, se ha establecido firmemente.

Este dogma es muy peligroso ya que no tiene en cuenta que el gobierno nunca puede reemplazar al sector privado, a no sea que queramos repetir las experiencias fracasadas del último siglo. Tenemos bastantes ejemplos, si quisiéramos recordar algo de historia, donde el dominio de los gobiernos de sus economías les llevaron a la pobreza, no a la pobreza de la oligarquía pero si de sus pueblos.

La actual experiencia en Venezuela nos da un nuevo ejemplo de cómo resultará la economía con la presencia del Estado cada vez más dominante en la economía, acaban de tomar un sector más. Estaremos atentos al crecimiento o falta de crecimiento de ese modelo fracasado.

En vez de ayudarnos a salir de los problemas que estamos viviendo, las intervenciones gubernamentales sirven y servirán para hacer más difícl nuestra salida.

Toda ayuda implica sacar dinero del sector privado, a través de impuestos, de deuda y de déficit. Estas acciones entorpecen y obstaculizan al sector privado para que vuelva a su actividad y les resta recursos valiosos para ello. No debe sorprender que sigue aumentando el desempleo.

Lo que los gobiernos deben hacer es devolver el dinero que están quitando al sector privado, a las empresas y a los contribuyentes, no seguir quitándolo a través de más gasto, más déficit y más deuda.

Un comienzo es lo que hemos hablado en estas páginas. Ya he pedido hace tiempo que los distintos niveles del gobierno en España paguen sus deudas con empresas. No hablo de más subvenciones, hablo de devolver a los empresarios lo que es suyo. Se ha hablado de que harán algo sobre esto, pero aquí estamos esperando que lo hagan de una vez.

El problema es que quieren efectuar estos pagos de la peor forma, creando más deuda a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Seguro que los hay pero yo todavía no he encontrado a un empresario que haya podido acceder a uno de estos créditos del ICO que cubrirán la deuda que los gobiernos les deben. Deuda para cubrir deuda.

No hemos visto tantos retrasos con las ayudas anunciadas y todo el otro despilfarro de nuestro dinero. Cuando anuncian un nuevo programa, un nuevo gasto, estos se efectúan muy rápido. Sin embargo, cuando hablan de que quieren repagar sus deudas, esperamos y esperamos y sólo recibimos palabras y supuestas soluciones.

Basta de una vez de los gobiernos tomando los recursos escasos del sector privado para dirigirlos a donde ellos quieran. Este es el camino a la pobreza no a la recuperación.

En El Blog Salmón | Mankiw, Rogoff y Krugman, la conjura de los keynesianos y El sistema económico, oportunidad de cambio o mas de lo mismo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos