Compartir
Publicidad

¿Debería aumentar la edad de jubilación a los 69 años? El Bundesbank cree que Alemania sí

¿Debería aumentar la edad de jubilación a los 69 años? El Bundesbank cree que Alemania sí
Guardar
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El desarrollo demográfico en Alemania repercute directamente sobre el sistema de pensiones de reparto y debido a las bajas tasas de natalidad y el aumento de la esperanza de vida se está cambiando la percepción de la sostenibilidad de las pensiones alemanas en el largo plazo.

Como ocurre en la mayoría de países, la población alemana ha estado aumentando la esperanza de vida a lo largo de los años. Por ejemplo, en 1960, un jubilado a los 65 años tenía una esperanza de vida media añadida de 13,5 años. Por el contrario, en el año 2011 para los hombres y las mujeres, en promedio, la esperanza media añadida era de 19 años.

El aumento de la esperanza de vida significa que los jubilados extraerán los fondos de pensiones durante un período de tiempo más elevado, y una generación de los "baby boomers" que se retirará tras el 2030 supone que habrá más pensionistas por cada trabajador, mientras que las tasas de natalidad se mantienen bajas, evidenciando el problema estructural.

Por esa razón, el Bundesbank, en un informe el lunes pasado, señaló que el Estado alemán no sería capaz de mantener los pagos a los niveles actuales y ha afirmado que quiénes se incorporaran en el mercado laboral actual de hoy, tendrán que trabajar hasta los 69 años si quieren el mismo nivel de pensiones como sus predecesores para el año 2060.

El Bundesbank criticó que los planes actuales del gobierno que incluyen la edad de jubilación a los 67 años en el año 2030 y también que el aumento de las contribuciones no tienen en cuenta el hecho de que la relación entre jubilados y contribuyentes se ampliará aún más.

¿Cómo se estructura el sistema de pensiones alemán?

Las pensiones alemanas proceden en su gran mayoría de un sistema obligatorio de reparto, cuyos derechos para su obtención se calculan por puntos. Este sistema se complementa con una pensión social para las personas mayores sin recursos y con planes de empleo y planes personales capitalizados.

La edad de jubilación de los alemanes está previsto que aumente gradualmente hasta los 67 años en 2030, mediante la reforma de las pensiones que se empezó a aplicar en el año 2012 en la que como punto de partida de los 65 años, cada año, la edad legal de jubilación aumentaba un mes.

Las cotizaciones sociales del sistema de pensiones alemán suponen el 19,6% del salario bruto hasta los 69.000 euros en el oeste del país, y el 58.000 euros en el este. Las cotizaciones integran las aportaciones de los trabajadores y la empresa.

Grandparents 1054311 960 720

En el supuesto de la jubilación anticipada, se penaliza con un descuento del 0,3% la pensión mensual por cada mes adelantado durante todo el tiempo en el que se cobraría la pensión. Por el contrario, si se retrasa la jubilación después de la edad reglamentaria, la pensión se ve incrementada un 0,5% mensual de la pensión por cada mes que no cobra.

En la última reforma implementada, se permitió la jubilación a los 63 años a todos aquellos trabajadores que tuvieran 45 años cotizados y también se incrementaron las pensiones más bajas.La pensión media de jubilación con los 45 años cotizados es de 1.236 euros al mes.

En referencia al sistema de capitalización para complementar la pensión pública, desde la reforma de las pensiones alemanas en 2001, ha aumentado la cobertura de los sistemas voluntarios capitalizados de planes de empleo y de planes personales. Según la OCDE, en 2011 los planes de empleo daban cobertura al 56,4% de la población en edad de trabajar y los planes personales al 35,2% de ese grupo de edad, pero la cuantía total de los fondos acumulados en esos planes ascendía solo al 5,5% del PIB.

Alemania y su problema demográfico

Cada año, hay 8,4 nacimientos y 11.3 muertes por cada 1.000 personas en Alemania, lo que supone una de las tasas de natalidad más bajas del mundo sólo por detrás de Japón (8,1 nacimientos por 1.000 habitantes). Asimismo, dado que el número de nacimientos es inferior al de muertes, el crecimiento vegetativo es negativo.

La forma en que juega con el tiempo es que el porcentaje de alemanes menores de 15 años se reducirá a 13% de la población en 2050, mientras que la cantidad de personas mayores de 60 años de edad es que aumentaría en un 39%.

La oficina de estadísticas nacionales del país prevé que la población del país se reducirá de 82 millones de hoy a 77 millones en el año 2030 y a sólo 65 millones de para el año 2060.

Germany Demographic Cliff Chart

De ellos, un tercio será por lo menos 65 años de edad y uno de cada siete 80 años o más. En el año 2013 había 15,1 millones de alemanes mayores de 67 años. Esta cifra podría dispararse hasta los 21,5 millones en 2040, lo que supone un aumento del 42%.

Durante el mismo período de tiempo, la cantidad de habitantes entre las edades de 20 y 66 disminuiría en un 25%, con 13 millones de alemanes menos en edad de trabajar para el 2040 en comparación con 2013. La relación entre el número de jubilados y el número de contribuyentes en el sistema alemán de pensiones, habrá aumentado de 53 al 73%, es decir, tocarán a más pensionistas por contribuyente.

La inmigración desempeña un papel clave en el mantenimiento de una población con baja tasa de natalidad para que pueda ser sostenible. Sin embargo, en el caso de Alemania, tanto los escenarios de altas y bajas de inmigración no solucionarían nada. La autoridad estadística estatal de Alemania actualmente proyecta una tendencia de "alta inmigración", resultando en una disminución de 73,1 millones de personas para el año 2060.

Similitudes demográficas con España

En España, la edad media de la población también se ha incrementado con los sucesivos años. Por ejemplo, en el año 1975 era de 33 años mientras que en la actualidad alcanza los 42 años.

Desde el año 2008 arrastramos un problema de natalidad. En ese año nacieron 519.779 niños (el máximo en 30 años), mientras que durante 2015 nacieron en España 419.109 niños, un 19,4% menos. La tasa bruta de natalidad se situó en 9,0 nacimientos por cada mil habitantes (seis décimas por encima de Alemania). Mientras que la tasa bruta de mortalidad se situó en 9,1 defunciones por mil habitantes (más de dos puntos inferior a Alemania).

Por contra, en el año 2015 nos empezamos a encontrar con el mismo problema que Alemania y es que el crecimiento vegetativo (diferencia entre nacimientos de madre residente en España y defunciones de residentes en el país) fue negativo en 2.753 personas. Es la primera vez que esto sucede desde que se dispone de datos anuales en la serie histórica homogénea, una senda peligrosa para mantener las futuras pensiones.

Ine

La esperanza de vida al nacimiento se situó en 82,7 años en 2015. Por sexo, en los hombres alcanzó los 79,9 años y en las mujeres se situó en 85,4 años. De acuerdo a las condiciones de mortalidad del momento, una persona que alcanzara los 65 años en 2015 esperaría vivir de media, 18,8 años más si es hombre y 22,7 más si es mujer.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos