Reforma financiera obligará a la banca a liquidar activos tóxicos vinculados al sector inmobiliario

Síguenos

viviendas

Un sistema financiero más reducido pero con una banca efectivamente más solvente es el resultado que se espera obtener con la aplicación de la Reforma Financiera que votará hoy el Congreso español, cuyo documento se puede consultar aquí. Con la venta de los activos inmobiliarios que pesan en sus balances, los bancos deberán sanear sus cuentas en un plazo de doce meses y fusionarse con otras entidades para fortalecer sus activos y evitar la bancarrota. Para quienes deseen conocer más a fondo lo que implica esta Reforma, pueden acceder a esta guía práctica posteada en Actibva

La Reforma Financiera obligará a los bancos españoles a aumentar su cobertura de riesgos en 50 mil millones de euros, para cubrir su exposición a los activos tóxicos vinculados con la burbuja inmobiliaria. Este dinero debe salir de las utilidades de este año que producirá la venta de dichos activos, dado que según el ministro Luis De Guindos, “no se empleará ni un euro de dinero público en este saneamiento”. Sin embargo, como la mayoría de los bancos y cajas no podrán cumplir con estas nuevas disposiciones por sí solos, deberán fusionarse con otras entidades. Si con el gobierno anterior las Cajas habían pasado de 45 a 15, con el actual gobierno de Mariano Rajoy quedará menos de una decena de instituciones financieras, entre Cajas y Bancos.

El objetivo de esta reforma es limpiar de una vez toda la basura tóxica de la banca guardada en préstamos fraudulentos o impagables que han creado un gran agujero en el sistema financiero. Se espera que esta purga masiva consiga, a lo menos, dos resultados durante 2012: por un lado, reducir aún mas el valor de los activos inmobiliarios, de tal forma que su bajo precio impulse la inversión; y, por otro, restaurar la confianza de los inversores de tal forma que España no se vea forzada a un rescate financiero como el de Grecia, Irlanda y Portugal. España es la cuarta mayor economía europea y un nuevo golpe financiero a la eurozona sería imposible de amortiguar por el BCE.

Los bancos españoles tienen 175 mil millones de euros en activos con problemas y la nueva normativa permitirá a muchos bancos reducir el valor de sus tenencias de propiedad. Los precios inmobiliarios vivirán una nueva caída y se espera que esto estimule las compras de activos por parte del sector privado. La apuesta es que ante precios bajos, el sector privado comprará lo activos inyectando liquidez a la banca que permita, a su vez. aumentar el flujo de crédito. Un aumento importante en el flujo de crédito, como se espera, ayudaría a reactivar el crecimiento y, por ende, a mejorar el nivel de empleo. Esto último es algo que urge a la economía española que ha batido un nuevo récord de desempleo alcanzando los 4,6 millones de parados.

Más información | Actibva, Reforma del Sistema Financiero Español (PDF)
En El Blog Salmón | 177.470 desempleados más en enero, 4.6 millones de parados
Imagen | Lee J Haywood

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios