Compartir
Publicidad

Trump y el posible paso atrás de la globalización

Trump y el posible paso atrás de la globalización
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchos son los escenarios abiertos tras la victoria por sorpresa hace unos días del ya presidente Trump. Los posibles escenarios abarcan un rango tan amplio como la disparidad de sus propuestas socioeconómicas, hechas a lo largo de una polémica campaña electoral que casi todo el mundo ha seguido muy de cerca.

Realmente algunos de sus mensajes han sido persistentes y claros, pero el caso es que muchos de ellos no acaban de casar entre sí. Nada fuera de lo común si lo comparamos con los programas electorales de muchos otros políticos, si no fuese por las propuestas concretas que hace y el hondo calado de algunas de ellas, tanto a nivel político, como social, y también, como no podía ser de otra forma en estas líneas salmón, a nivel económico.

La (des)globalización que prometió el presidente Trump

Trump Y El Posible Paso Atras De La Globalizacion 13

Uno de esos mensajes persistentes y claros en boca del presidente Trump ha sido el declararse abiertamente en contra de la globalización. Hay ciertas voces críticas en Estados Unidos que acusan a Trump de ir abiertamente en contra de una globalización que es precisamente lo que en buena parte ha sentado las bases de su emporio, y de su entorno más inmediato. Una de esas voces es el artículo de la publicación Quartz que pueden leer en este link, y en el cual el autor alza la voz afirmando que la globalización le ha permitido construir las torres Trump, le ha permitido producir textiles en países como China, Honduras o Bangladesh, le ha permitido expandir sus negocios de casinos o sus campos de golf, pero también le ha permitido importantes facetas del plano más personal de su vida, como que dos de sus tres esposas sean nacidas fuera de los Estados Unidos.

No seré yo el que haga un defensa incondicional de la globalización. Como todo en este mundo (económico), ha traído sus cosas buenas y sus cosas malas. Como ya les he citado en otros artículos, un servidor les ha venido advirtiendo de algunas de las malas (y potencialmente más peligrosas) desde hace años con una intención constructiva, apartada de ideologías de un signo u otro, como por ejemplo en el artículo "El capitalismo contiene la semilla de su propia autodestrucción", que pueden leer aquí. Actualmente nos encontramos en la delicada tesitura de que son cosas como sobre las que les advertía las que han acabado dando la victoria al presidente Trump, como analizaremos en los siguientes párrafos.

Trump Y El Posible Paso Atras De La Globalizacion 7

Trump ha incluido en su discurso de foma recurrente abundantes menciones de "The Glob" (en referencia directa a la globalización), al que acusa de casi todos los males mundiales. En algunos casos concretos, puede que razón no le falte en sus críticas a una globalización que un servidor siempre ha afirmado que estaba mal concebida de forma absolutamente cortoplacista e insostenible en el largo plazo. Pero la pasión de las críticas de Trump al respecto, la ubicuidad de la palabra "The Glob" en su discurso, y la respuesta mayormente emocional que busca y provoca en sus más acérrimos seguidores, hacen que estas referencias acusadoras recuerden a aquel enemigo único que se define como una de las reglas básicas de la propaganda política. Y por cierto, que aquí no estoy acusando de nada al presidente Trump, como pueden leer en esta interesante entrevista que tuve ocasión de hacerle al presidente de la Asociación Española de Consultores Políticos sobre cómo los políticos nos manipulan con los medios de hoy en día, todos los partídos políticos (y fue especialmente taxativo remarcando el hecho de que son todos) usan el manual de la propaganda de Goebbels de hace casi un siglo.

Trump pagó 5 millones de dólares a la firma Cambridge Analytics de Big Data

Realmente no parece ninguna insensatez plantearse la posibilidad de que el presidente Trump pudiese tener un gigantesco Big Data a su servicio, puesto que parecía conectar directamente con sus electores de una forma casi providencial. Tras la publicación de esta noticia de NBC News las corazonadas se han demostrado ciertas, y como pueden leer en el link anterior, el presidente Trump pagó 5 millones de dólares a la firma británica de Big Data Cambridge Analytics para llegar certeramente a sus potenciales votantes. Dicha firma sostiene que posee más de 4.000 "data points" sobre 230 millones de adultos estadounidenses. Efectivamente, esto es literalmente Big Data como herramienta electoral. Obama fue el primer presidente que utilizó las redes sociales masivamente en su campaña, y Trump ha sido pionero con el Big Data.

Pero pasando a valorar los resultados concretos, podemos ver que este Big Data, contratado por cantidades millonarias, parece haber arrojado los resultados perseguidos. Detrás de las persistentes referencias por parte de Trump al "The Glob" globalizante y globalizado, debían estar estas herramientas que utilizó de cara a la campaña, y que, a juzgar por los resultados electorales, surtieron el efecto deseado. Como pueden leer en esta noticia del Wall Street Journal, gran parte de éxito electoral del presidente Trump ha venido de la mano del tratamiento que ha hecho de la cuestión china en su campaña. Como demostración, les remito al artículo anterior en el que se exponen los resultados de cuatro economistas que examinaron patrones de voto en las pasadas elecciones.

Las persistentes referencias a "The Glob" surtieron el efecto deseado

Estos economistas analizaron los condados estadounidenses donde las importaciones chinas subieron de forma notable desde 2002 hasta 2014, en detrimento del género de producción local. El resultado general fue que, por cada punto porcentual de subida de las importaciones procedentes de China en los mercados locales en el intervalo anterior, el voto a favor de Trump se incrementó un 2% en comparación con el porcentaje de votos conseguidos por George W Bush en 2000. En los condados donde las importaciones chinas no juegan un papel importante en la economía local, el impacto político de China ha sido marginal. Pero sin embargo en los condados donde las importaciones chinas son un problema para la industria local, el efecto China ha sido sustancial.

Trump Y El Posible Paso Atras De La Globalizacion 6

Una vez ganadas las elecciones, el tema sobre el que debemos preguntarnos en el caso del electo presidente Trump es si en su campaña ha vendido un producto de marketing cuya necesidad en la sociedad americana ha sabido ver de forma visionaria, o si por el contrario va a acabar llevando a cabo de verdad las medidas y políticas tan dispares y chocantes que ha venido proclamando en sus mitines. Sin duda, en los primeros meses de su gobierno, el misterio se va a ir desvelando, y en especial el del caso que nos ocupa, la tan aclamada , predicada, y temida (des)globalización de Trump.

Del divorcio del Brexit al camino inverso a la globalización

Trump Y El Posible Paso Atras De La Globalizacion 12

Aunque en la prensa internacional las comparativas han venido de la mano de otros muchos aspectos como el populismo que algunos ven en ambas opciones, lo cierto es que un servidor ve que el principal parecido entre el Brexit y la (des)gobalización es que ambos son procesos tan tremendamente complejos, y con tantas derivadas, que sus consecuencias son potencialmente delicadas (por no decir peligrosas), además de ciertamente imprevisibles. La economía es uno de esos sistemas tan complejos que hacen que sea imposible predecir a ciencia cierta los resultados de decisiones acotadas a priori, puesto que hay infinidad de variables que le afectan, sin poder poner cifra de forma certera a la poderación de cada una en los posibles escenarios futuros.

No diré que la Europa Brussel-crática no tenga que hacer una autocrítica que se traduzca en nuevas premisas que refunden Europa, como tampoco diré que la globalización ha sido un proceso socioeconómico que ha traído sólo ventajas... ambas cosas serían afirmaciones falsas, y un servidor siempre ha advertido de la necesidad de replantearse estos temas con la amplitud de miras que siempre han requerido. Pero nuestros dirigentes no han estado a la altura, el cortoplacismo ha imperado, y unos problemas que habrían sido mucho más sencillos de evitar, o al menos de reconducir desde las etapas más tempranas, ahora se han vuelto un lío monumental de difícil salida y más difícil solución.

Trump Y El Posible Paso Atras De La Globalizacion 8

Algunos de ustedes estarán pensando que estoy siendo un poco tremendista, o acaso sensacionalista, pero me temo que deben pararse a reflexionar con más detenimiento sobre las posibles consecuencias de un proceso que, en realidad, supone desliar un ovillo del tamaño de la bola del mundo y hecho con miles de hilos distintos de colores. No juzguen a la ligera las potenciales implicaciones de una (des)globalización por las bravas, ese tipo de ideas preclaras sobre procesos tan complejos suelen traer peligrosos efectos secundarios que acaban siendo tan primarios como las pasiones que emocionamente los desencadenan.

Y cuando la (des)globalización toque al gigante asiático...

Trump Y El Posible Paso Atras De La Globalizacion 2

Para que se hagan una idea de lo que estoy tratando de decirles, les expongo un ilustrativo ejemplo de casos de (des)globalizacion con consecuencias imprevisibles a las que se apunta en esta noticia de The Verge sobre una potencial guerra comercial con China. Tras la campaña de Trump, en la que una de las piedras angulares de su política exterior prometía basarse en su deseo de rectificar lo que el ahora presidente percibía como una injusticia en las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China, no es en absoluto descartable que podamos asistir a una escalada de la tensión entre ambas potencias que pueda acabar desencadenando una guerra comercial de consecuencias ciertamente inquietantes.

Trump Y El Posible Paso Atras De La Globalizacion 9

Como pueden leer en el link del párrafo anterior, ante el planteamiento de Trump públicamente predicado, China ha realizado unas sutiles declaraciones en uno de los medios de su órbita más estatalista amenazando con que lotes de pedidos de Boeing serían reemplazados por pedidos a Airbus, que las ventas de automóviles estadounidenses y iPhones sufrirían un fuerte retroceso en el gigante asiático, y que las importaciones de soja y maíz norteamericanos serían paralizadas. China sería el primer impactado por la (des)globalización de la administración Trump, puesto que ha sido el principal beneficiario de la misma estos años atrás, y obviamente no se va a quedar de brazos cruzados.

El gran problema con China es que toda esta deslocalización tan anárquica de los últimos años ha traído como resultado que este país no sólo es un ya productor estratégico de productos estadounidenses, sino que además es a la vez uno de sus princiales mercados. China tiene una capacidad de dañar las exportaciones y las importaciones estadounidenses más allá de las consecuencias más inmediatamente directas, algo que queda muy bien resumido en la frase del autor de The Verge: "Apple no puede fabricar un iPhone sin China (al menos no a un precio competitivo), pero China puede fabricar muchos smartphones atractivos sin Apple".

Trump Y El Posible Paso Atras De La Globalizacion 11

Finalizaremos por hoy aquí. Y como corolario, no les digo que la globalización no haya tenido también aspectos positivos; tampoco les digo que la (des)globalización sea algo a evitar al 100%; tan sólo trato de decirles que, en este problema, más valía haber prevenido antes que tener que curar ahora la sangría, y, sobre todo, que si las cosas finalmente son como le prometieron en campaña al Midwest norteamericano, que arríen las velas porque viene mar gruesa.

Imágenes | Pixabay geralt | Pixabay geralt | Pixabay jensjunge | Pixabay matcuz | Pixabay geralt | Pixabay geralt | Pixabay Maialisa | Pixabay photoshopper24 | Pixabay geralt

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos