Sigue a El Blog Salmón

deuda pública y privada

Los profundos desequilibrios monetarios entre una periferia pobre y un núcleo rico están en los orígenes de la crisis del euro. En el período de la luna de miel, estos desequilibrios pasaron inadvertidos y se licuaron a la economía por la gracia recibida de tener todos los países de la zona euro el mismo rendimiento para su deuda soberana. He cogido estas gráficas de una infografía de BBC Mundo que recomiendo a los lectores.

La primera gráfica muestra el incremento de la deuda pública y privada para Alemania, Francia, Italia y España, desde el año 2000 al año 2010, dato que coincide con el planteado en El aumento de la deuda pública en la eurozona 2000-2010. Las leves diferencias se deben a que BBC toma los datos del Banco internacional de Pagos, mientras los anteriores son de Eurostat. Una vez más, vemos el fuerte incremento de la deuda privada en España, Italia y Francia. Para el caso español, como hemos señalado, la deuda privada representa el 80% del total y es cuatro veces superior a la deuda pública.


European interest rates

Esta gráfica que presenté en el post ¿Qué provocó la crisis del euro?, ofrece una explicación contundente a la movilidad de capitales que tuvo lugar entre norte y sur. Como vemos, tras la instauración del euro y hasta el estallido de Lehman Brothers, hay ocho años en los cuales los rendimientos de los bonos soberanos están completamente alineados, y los bonos de Grecia, Italia o Alemania, son valorados al mismo nivel. No deja de sorprender que en esta valoración se hayan pasado por alto los profundos desequilibrios que arrastraba la eurozona.

Esta tercera gráfica es sobre los déficit comerciales y aporta una imagen más nítida del problema: mientras Alemania se dedicaba a producir y a exportar, los países del sur se dedicaban a importar y a consumir, aumentando su deuda, que era financiada por los excedentes de Alemania. Los desequilibrios entre Alemania y la periferia mantienen la misma tónica que los desequilibrios entre China y Estados Unidos: mientras China se ha dedicado a producir y exportar; Estados Unidos se ha dedicado a importar y consumir; mientras un país acumula el otro desacumula y se endeuda.

Trade deficit

Alemania fue el país mayormente superavitario, con un promedio del 6% desde el año 2004. Esto demuestra que Alemania se convirtió en una máquina de exportaciones, vendiendo al resto del mundo y, sobretodo, a los países de la periferia europea. Con estas ventas, Alemania ayudó a financiar las compras de España, Italia e incluso Francia, ganando mucho dinero en sus operaciones. Este dinero era nuevamente prestado a la perifieria para continuar su cadena de endeudamiento. Obsérvese el fuerte incremento del déficit comercial español en el período 2003-2007, cuando sufre un aumento del 4% al 10% en solo cuatro años (datos de Eurostat).

salarios europa

Pero eso no es todo. La ilusión de riqueza generada por el dinero barato que fluía del núcleo rico a la periferia pobre, fraguó un paso aún más audaz: en estos años de bonanza y de desequilibrios latentes que nadie supo ver, los salarios subieron y subieron en los países de la periferia (como muestra esta gráfica con datos de la OCDE), mientras en Alemania los salarios permanecieron estancados durante toda una década. Esta tesitura facilitó la competitividad de los productos germanos, pero echó por tierra la competitividad de los otros países. Con los salarios estancados, Alemania no vivió la cultura del derroche periférico, ni tampoco vivió la burbuja inmobiliaria que más tarde causaría profundos estragos en los países del sur. Pero alteró dramáticamente los desequilibrios latentes, donde los países más expuestos aumentaron peligrosamente su nivel de deuda hasta que la quiebra de Lehman cortó los flujos y secó al sistema.

No se puede concluir que hubo un fuerte disciplinamiento germano y una eufórica e indisciplinada actitud en los países de la periferia. Si bien es cierto que Alemania tenía que cubrir los costos de la unificación y tuvo eso en mente tras el nacimiento de la moneda única, fue desmedida su opción de fijar los salarios y hacerlos inamovibles. Con esto quitó la opción de haber convertido a Alemania en un país de alta demanda, que no solo vendiera a sus vecinos sino que también le comprara a sus vecinos. Esto habría reducido los desequilibrios y habría limado las asperezas de la balanza de pagos en los otros países.

Otro aspecto destacable es que el BCE no fue capaz de ver a tiempo ninguno de estos desequilibrios latentes: ni los desequilibrios comerciales, ni los desequilibrios salariales, ni los niveles de endeudamiento. Preocupado solamente de la inflación, y mirando de reojo los déficit fiscales y el endeudamiento público, subestimó la importancia del endeudamiento privado por la convicción de que “es siempre el sector público el que hace mal las cosas”, dado que el sector privado siempre maximiza, optimiza, rentabiliza. La actual crisis es una muestra latente de que el sector privado no siempre hace bien sus tareas.

En El Blog Salmón | ¿Qué provocó la crisis del euro?, El aumento de la deuda pública en la eurozona en la década 2000-2010
Imágenes | BBC Mundo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

25 comentarios