Compartir
Publicidad

Bankia, historia de un hundimiento... conocido

Bankia, historia de un hundimiento... conocido
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El caso Bankia ha dado una nueva vuelta de tuerca al incorporarse al procedimiento judicial cuatro nuevos correos que podrían confirmar que el Banco de España era conocedor de que Bankia y su matriz, Banco Financiero y de Ahorros (BFA), no eran viables y por lo tanto, no debía haber salido a bolsa para la participación de inversores minoritarios.

El inspector del Banco de España, José Antonio Casaus, que era el responsable de la cobertura del grupo BFA-Bankia, manifestó en los sucesivos correos de abril y mayo de 2011 al aún director general adjunto de supervisión, Pedro Comín, "tengo claro que no es viable a medio plazo una estructura como la del BFA".

Los aspectos más relevantes de los correos son los siguientes:

  • Diagnóstico: Viabilidad cuestionable por sus muy graves y crecientes problemas de rentabilidad, liquidez y solvencia. Gobierno interno mejorable y gestores desalineados entre sí y desacreditados ante el mercado.

  • La solución endógena ideada por Bankia: una salida a Bolsa con una estructura de doble banco sin cambios estructurales. No funcionará y creará un quebranto al contribuyente.

  • Terminará en el medio plazo con la venta a bajo precio del banco cotizado, pues no generará beneficios recurrentes y con el estado nacionalizando BFA.

Diagnóstico de Casaus antes de la salida a Bolsa de Bankia

Los correos que Casaus envió manifestando su diagnóstico se produjeron cuatro meses antes de la salida a bolsa de Bankia (junio de 2011), por lo que el organismo supervisor español, el Banco de España, cuyo gobernador por aquel entonces era Miguel Ángel Fernández Ordóñez, era conocedor de los riesgos de la entidad.

9244933167 D5034acf90 B

Casaus cita que la rentabilidad recurrente es el mayor problema de la entidad pues la capacidad de generar resultados de forma recurrente era débil y decreciente, que añadido a su alto volumen de financiación mayorista y una deteriorada cartera crediticia ponía en serias dudas la viabilidad futura de la entidad.

En relación a la liquidez, Casaus señaló que era la principal amenaza de Bankia. Pues la entidad tenía una fuerte dependencia a la financiación mayorista que había conseguido afrontar gracias a las ayudas públicas y las emisiones avalados por el Estado

La solvencia de la entidad se puso en cuestión ya que por aquel entonces la normativa Basilea III no había entrado en vigor. Con acierto, Casaus indicó que la solvencia era insuficiente para el entorno del medio y largo plazo para Bankia. En especial por la calidad de sus activos, consideró que la severidad de las carteras especialmente vulnerables superaba los fondos constituidos por Bankia.

Nacimiento y salida a Bolsa de Bankia

El Grupo Bankia tiene su origen en la creación de un Sistema Institucional de Protección (SIP) suscrito con fecha 30 de julio de 2010. El 3 de diciembre se constituyó la Sociedad Central del SIP bajo el nombre de Banco Financiero y de Ahorros, S.A (BFA), en la que Caja Madrid contaba con un 52,1% del capital social, Bancaja con un 37,7%, Caja Insular de Canarias con un 2,5%, Caja de Ávila con un 2,3%, Caixa Laietana con un 2,1%, Caja Segovia con un 2,0% y Caja Rioja con un 1,3%.

La primera intervención pública sobre Bankia se inició a fecha de 3 de diciembre de 2010, por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) que suscribió participaciones preferentes convertibles (PPC) en acciones emitidas por el BFA por importe de 4.465 millones de euros.

En junio de 2011 Bankia se decidió a cotizar mediante una oferta pública de suscripción que animaba por mil euros al inversor minorista a convertirse en "bankero". La finalidad era reforzar y optimizar la estructura de recursos propios de la entidad y así cumplir los requisitos establecidos en el Real Decreto-ley 2/2011, de 18 de febrero de 2011.

Maxresdefault

Antes de la salida a bolsa de Bankia, se publicaron las pruebas de resistencia realizadas por la European Banking Authority (EBA) a las 91 mayores entidades financieras de Europa. Bankia obtuvo un Core Tier I Capital del 5,4%, frente a un mínimo exigido del 5% en una situación de máximo estrés.

A pesar de ello, los inversores institucionales eran recelosos de entrar en Bankia. Por ello, Bankia situó el precio de las acciones en 3,75 euros, un 15% menos del mínimo anunciado en el folleto, que ascendía a 4,41 euros por título. En total, el tramo minorista contó con una demanda del 104% y el institucional, por encima del 110%.

14177143903698

En 20 julio de 2011 Rodrigo Rato hizo sonar la campana de estrenó en el parqué de la Bolsa de Madrid después de que Bankia captara 3.000 millones de euros entre 300.000 inversores.

El hundimiento de Bankia

Apenas unos meses después de la OPS, Bankia mantuvo la cotización en los 3 euros por acción hasta que en febrero anunciase un canje de 900 millones de euros de preferentes en acciones para reforzar la solvencia.

En el día 5 de mayo del años 2012, y ante los rumores de rescate, Rodrigo Rato fue forzado a dimitir substituido por José Ignacio Goirigolzarri. A fecha fecha de 25 de mayo, Bankia solicitó formalmente 19.000 millones de euros al Estado para sanear su balance, lo que sumado a los 4.465 millones que suscribió el FROB suponía una asistencia de 23.465 millones de euros.

Al mes siguiente, la Audiencia Nacional imputó a Rato y demás personas por la gestión realizada en Bankia Según la investigación, Bankia inició su andadura bursátil con unas cuentas falsas.

En enero de 2013, el Comité Asesor Técnico (CAT) del Ibex 35 anunció que Bankia dejaría de cotizar en el Ibex 35. Desde el momento de su salida, el valor de las acciones de Bankia presentaban una pérdida del 90%.

Ya en abril de 2013, Bankia lleva a cabo un contrasplit, lo que significa que se aumentaba el valor nominal de las nuevas acciones en la proporción de 100 acciones antiguas. El mercado no recibió muy bien esa acción ya que las acciones se desplomaron un 17% adicional. Y al mes siguiente, Comienzan a cotizar las nuevas acciones de Bankia fruto de la conversión de bonos convertibles (cocos) y el canje de híbridos.

Bankia

El 28 de mayo de 2013, las acciones de Bankia marcaron su mínimo histórico en los 0,543 euros por acción, lo que suponía para los inversores que se decidieron a ser "bankeros" una pérdida del 98,75%.

La composición de Bankia en la actualidad

El FROB tiene actualmente el 100% de BFA e indirectamente, a través de BFA, el 65,02% de Bankia. El porcentaje que BFA tenía de Bankia tras el ejercicio de gestión de híbridos era del 68,39%.

Con fecha 28 de febrero de 2014, *BFA procedió a la venta de un 7,5% de Bankia, por un importe de 1.304 millones de euros que generó una plusvalía consolidada de 301 millones de euros.

Posteriormente el porcentaje se ha ido incrementando hasta alcanzar el 65,02% como consecuencia de la ejecución de sentencias firmes de los tribunales de justicia por la mala comercialización de híbridos y, en menor medida, por el reciente proceso voluntario de restitución a los accionistas minoristas por la salida a Bolsa.

Los 17.959 millones de euros del rescate mediante el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) en forma de capital incluyen 4.500 millones de euros que adelantó el FROB en septiembre de 2012 para restablecer la situación de capital regulatorio del grupo.

Haciendo números... ¿Cuánto se ha recuperado del rescate a las Cajas de Ahorros?

Las cajas de ahorro han supuesto un duro desembolso para los contribuyentes, siendo Bankia el mayor problema. Desde mayo de 2009, las ayudas financieras comprometidas en diversas formas de capital ascienden a 61.495 millones de euros, de los que 53.553 millones han sido aportados por el FROB y 7.942 millones han sido aportados por la industria bancaria a través del Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito (FGDEC).

Actualmente se han recuperado 2.686 millones, este importe, que se desglosa de la siguiente manera:

  • 977 millones de euros devueltos por CaixaBank en abril de 2013, procedentes de las ayudas recibidas por Banca Cívica antes de su integración en CaixaBank.

  • 782 millones obtenidos por la venta de su participación en Catalunya Banc.

  • 712 millones obtenidos por la venta de la participación en NCG y 71 millones de una venta realizada en 2012.

  • 124 millones de euros amortizados anticipadamente por Liberbank de una emisión de obligaciones obligatoriamente convertibles.

  • 20 millones de euros de una amortización parcial por Ibercaja Banco de una emisión de obligaciones obligatoriamente convertibles.

Si tenemos en cuenta que el FGDEC participaba en el capital del FROB con 2.250 millones de euros, la ayuda pública ha sido de 51.303 millones de euros. Por un lado se han recuperado los 2.686 millones de euros mencionados anteriormente y los 1.304 millones de euros obtenidos por la desinversión ya efectuada de BFA en Bankia por lo que queda pendiente de recuperación 47.313 millones de euros.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos