Compartir
Publicidad

Cómo cambiar la banca y no morir en el intento

Compartir

Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El colapso financiero de los grandes bancos tiene al mundo viviendo el verdadero malestar de la globalización. Un malestar que adquiere signos escalofriantes al comprobar las colosales ganancias facilitadas por el propio dinero de los contribuyentes, a quienes justamente provocaron la crisis.

Si una de las reglas básicas para que los sistemas sociales funcionen es la reciprocidad (tema desarrollado desde Kant a John Rawls: no hagas a otro lo que no permitirías que te hagan a tí), hay que señalar que la falla principal del sistema económico actual ha sido justamente su falta de reciprocidad, de transparencia y de equidad. Por eso hay que destacar la interesante iniciativa surgida en Estados Unidos de mover el dinero desde los grandes bancos hacia los más pequeños, en una revolución que ha comenzado a ganar adeptos. Move Your Money ¿Tendrá algun símil en España? Bajo el pretexto de ser considerados demasiado grandes para caer (too big too fall), la Fed inyectó dinero a raudales a Goldman Sachs, JPMorgan, Citibank, Bank of America y Wells Fargo, entre otros. Sin embargo, los bancos emplearon ese dinero para desapalancarse y resolver sus problemas en vez de facilitarlo a las empresas o personas y permitir el retorno a la normalidad económica. De ahí el flaco favor, la falta de equidad, donde los bancos se beneficiaron aún más con el propio descalabro que crearon, perjudicando al resto de la economía.

La propuesta que busca cambiar la idea del too big too fall, pretende hacer que la gente saque su dinero de los grandes bancos y los deposite en los bancos más pequeños. Si una gran parte de la población procede de esta forma, estará manifestando su rechazo a la manipulación que han hecho los grandes bancos de cortar el crédito mientras siguen apostando con el dinero. También su rechazo a la políticas que han privilegiado a los grandes y han facilitado la concentración. Esta lucha, que toma la consigna "si es demasiado grande para caer, es demasiado grande para existir", pretende que un sistema financiero basado en bancos más pequeños sea el motor que de estabilidad al sistema económico.

La iniciativa cuenta con una página web (www.moveyourmoney.com) y en su video promocional alterna escenas de la pelìcula Qué bello es vivir, junto a momentos de la situaciòn actual. El clásico de Frank Capra (1946), está ambientado en el período de la Gran Depresión donde un banquero codicioso (Potter) utiliza para sus propias inversiones el dinero que miles de ahorrantes han confiado en el buen samaritano de George Bailey. Cuando los ahorradores acuden al banco a retirar sus fondos, las arcas están vacías y entra el dilema moral que Bailey debe resolver: pensar en la gente.

Dos de los promotores de esta idea, Arianna Huffington y Rob Johnson, del blog The Huffington Post, señalan que los bancos han sido demasiado grandes para fracasar y también demasiado grandes para ayudar, por eso ha llegado la hora de que sean los mismos contribuyentes quienes tomen medidas para cambiar un sistema económico y político quebrado. Y asì anima a la gente: "Démosle la espalda a los grandes bancos, con bancos más pequeños todos estaremos mejor".

Más información | The Huffington Post

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos