Publicidad

RSS Economía

Economía: Primeras consecuencias de la reforma fiscal de EEUU: repatriación de Apple y subidas salariales .Así afecta a la sostenibilidad de las...

Primeras consecuencias de la reforma fiscal de EEUU: repatriación de Apple y subidas salariales

3 Comentarios
Primeras consecuencias de la reforma fiscal de EEUU: repatriación de Apple y subidas salariales

La reforma tributaria aprobada recientemente por el Congreso de los Estados Unidos ha sido promovida por Trump como una forma de estimular la inversión y la creación de empleo, a pesar de las críticas de que beneficia sobre todo a las grandes empresas y a los ricos.

El recorte en los impuestos a las empresas concede a las empresas dinero extra, que pueden utilizar para aumentar los salarios, pagar a los accionistas mayores dividendos, invertir en bienes de capital o reducir los precios para sus clientes.

Si bien uno de los problemas de la reforma fiscal es que aportará alrededor de 1,5 billones de dólares en la en los próximos diez años, en esta ocasión nos centraremos en los anuncios de las empresas tras esta reforma: la repatriación histórica de Apple y la subida de salarios de los trabajadores.

Leer más »

Así afecta a la sostenibilidad de las pensiones el aumento del periodo de cálculo propuesto por el Gobierno

10 Comentarios
Así afecta a la sostenibilidad de las pensiones el aumento del periodo de cálculo propuesto por el Gobierno

El Gobierno del PP plantea al congreso de los Diputados que los trabajadores que deseen puedan cobrar su pensión de acuerdo con la cotización de toda su vida laboral, en lugar de los últimos 21 años, como se está realizando ahora mismo.

El Gobierno del PP ha propuesto que los trabajadores que quieran podrán calcular su pensión de acuerdo con la cotización de toda la vida laboral a la comisión parlamentaría del Pacto de Toledo que estudia la reforma de las pensiones en España.

Este anuncio se hizo ayer por la ministra Fátima Bañez, ministra de Empleo y Seguridad Social, en una entrevista que hizo al espacio de comunicación '24 horas' de Televisión Española (TVE).

Nos podemos preguntar: ¿A qué trabajadores va dirigida esta medida? ¿Cómo va afectar esta medida a la sostenibilidad de las pensiones?

Leer más »
Publicidad

Robots contra el Brexit, el nuevo canto de sirenas que se oye más allá del Canal de la Mancha

10 Comentarios
Robots contra el Brexit, el nuevo canto de sirenas que se oye más allá del Canal de la Mancha

El Brexit es algo que lleva trayendo de cabeza a las autoridades británicas desde que se decidió por referéndum. Lo cierto es que ni la propia Theresa May, ni buena parte del tejido industrial y económico del país, saben muy bien cómo soslayar los enormes daños colaterales que está trayendo y va a traer la separación entre Londres y Bruselas.

Buena muestra de ello es la potencial escasez de mano de obra a la que se enfrenta el país en un futuro próximo, puesto que tras el Brexit hay numerosos trabajadores que abandonarán el país, bien por inseguridad jurídica de su situación laboral y personal, bien por un empeoramiento de las condiciones y el clima económico-empresarial.

La última solución al respecto, que se propone insistentemente desde determinadas instancias en Reino Unido, se basa en robotizar el país. Pero esta propuesta en los términos que se propone no se puede calificar más que de una huída hacia adelante, y demuestra que ya cualquier solución a la desesperada sirve a los dirigentes británicos para dar un halo de esperanza a un proceso potencial y socioeconómicamente muy destructivo.

Leer más »

Rato arremete contra todos y se exime de culpa, ¿hubo un complot contra él?

1 Comentario
Rato arremete contra todos y se exime de culpa, ¿hubo un complot contra él?

Rato se enfrenta a una difícil situación judicial por las tarjetas black, el caso de Bankia y su situación fiscal, compareció ayer ante la comisión investigación de la crisis bancaria en el Congreso de los Diputados.

Rato está acorralado por la Justicia, a pesar de seguir defendiendo su gestión tanto pública y privada , el que fue exvicepresidente del Gobierno, exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional y expresidente de Bankia hizo un discurso desafiante hacía sus oyentes.

Rato deslizo comentarios contra el PP, el Gobierno socialista de la época de Zapatero, el FROB, el Banco de España y parte de sus técnicos, a Mariano Rajoy y Luis de Guindos, los banqueros más importantes de España, la Comisión Europea...

Nos podemos preguntar: ¿Qué dijo Rato en sus declaraciones para indicar que fue un complot? ¿Tiene razón en decir que su gestión fue provocado por factores que le atacaron?

Leer más »

El PSOE propone un impuesto especial a la banca, una mala idea

18 Comentarios
El PSOE propone un impuesto especial a la banca, una mala idea

El lunes 8 de enero, el PSOE presentó un documento sobre la reforma del sistema de pensiones titulado "La apuesta socialista por el sistema público de pensiones". Este documento analiza el déficit estructural del sistema de pensiones en los últimos años y propone una serie de medidas para cubrirlo.

La propuesta socialista se basa en mantener el gasto en pensiones (revalorización con el IPC), racionalizar otras partidas de gasto para que las cotizaciones sociales no soporten el coste de otras políticas ajenas al propio sistema de la Seguridad Social y finalmente, incrementar los ingresos del sistema.

En relación a "incrementar los ingresos del sistema", el documento únicamente hace referencia a una “cesta de nuevos impuestos” que argumentan que tendría un "carácter excepcional" y con una capacidad recaudatoria estimada de 2.745,28 millones de euros anuales.

Leer más »

Éstas son las criptoalternativas al desastre energético (y medioambiental) de Bitcoin

15 Comentarios
Éstas son las criptoalternativas al desastre energético (y medioambiental) de Bitcoin

Bitcoin es tremendamente ineficiente energéticamente, ya que supone multiplicar por 10.000 el coste energético de una simple transacción para comprar el pan respecto a lo que consume actualmente VISA para el mismo fin. Además, el mix energético que alimenta la plataforma de Bitcoin tiene una fuerte componente de fuentes de energía muy contaminantes como el carbón, por lo que Bitcoin también trae también un problema medioambiental.

Si a estas cifras además añadimos que, a día de hoy, Bitcoin tiene una aceptación más que limitada y que su proyección es de adopción masiva, tenemos pues que la ineficiencia se torna en absoluto desastre energético y medioambiental. Pero en el mismo criptoecosistema hay otras alternativas que no sólo ganan mucho en eficiencia energética, sino que además aportan las mismas ventajas (e incluso algunas más) que las que ha traído Bitcoin.

¿Realmente Bitcoin es un desastre energético y medioambiental?

Estas Son Las Cripto Alternativas Al Desastre Energetico Y Medioambiental De Bitcoin 3

A modo de mera introducción para aquellos que nos leen sobre este tema por primera vez, haremos un breve resumen en las siguientes líneas de las conclusiones al respecto, basadas en datos reales y proyecciones de consumo (debidamente razonadas). A estas conclusiones llegamos tras analizar el tema de la eficiencia energética y el impacto medioambiental del ecosistema Bitcoin, y que les trajimos en el analisis "Bitcoin es un absoluto desastre energético (y medioambiental)".

En aquel análisis, alejados de las cifras poco rigurosas y usadas de forma sensacionalista en otros artículos sobre este tema, tomamos como base hacer los cálculos de consumo tomando una fuente de estimaciones alternativa, y que fue el conjunto de expertos del sector consultados por un medio de destacada reputación internacional como es el Washington Post. Además nos pusimos como objetivo tener en cuenta siempre la estimación más conservadora, y por lo tanto más favorable para Bitcoin, a fin de poder analizar el impacto energético desde una referencia de mínimos y de orden de magnitud.

Este conjunto de expertos estima que Bitcoin necesita una potencia mínima sostenida de 1 GW. Una vez hechos los debidos cálculos y conversiones que hicimos en el análisis enlazado antes, esta cifra se traduce en un consumo mínimo de 8,76 TWh. Este consumo mínimo de 8,76 TWh del ecosistema Bitcoin equivale al consumo anual de todo un país de tamaño reducido como puede ser Lituania, Paraguay o Costa Rica.

Todas las comparaciones son odiosas, pero ésta lo es especialmente si ponemos estas cifras en contexto. Haciendo algunos cálculos adicionales, en el análisis anterior además pudimos comprobar cómo una transacción con VISA consume 0,00655 KWh, mientras que, para nuestra estimación conservadora de mínimos, el consumo de una transacción con Bitcoin supone la desbocada cifra de 67,5 KWh. Es decir, Bitcoin multiplica por 10.000 el consumo energético de una transacción con VISA.

Para que nuestros lectores pudiesen valorar esa cifra en todo su alcance, simplemente calculamos cómo nuestro escenario de mínimos arrojaba el resutado de que una única transacción de Bitcoin para compar el pan consume el equivalente al consumo de casi dos días y medio de todo un hogar medio estadounidense. Un despropósito sin duda, especialmente cuando además del pan debe usted hacer también recurrentemente transacciones para pagar la compra del súper, el depósito de gasolina, la carnicería, y así hasta un largo etcétera que contabilice todo lo que usted paga día a día y semana a semana. Pero aunque nuestra aproximación pueda no sea exacta, su orden de magnitud resulta igualmente desastroso.

Respecto al impacto medioambiental, hay que decir que lo cierto es que Bitcoin es una criptomoneda global, que orbita alrededor de un ecosistema y una comunidad global, alejada de regulaciones locales. Esto quiere decir que todo agente socioeconómico de este ecosistema, a falta de una regulación global que se antoja más que difícil de conseguir, va a buscar la mayor eficiencia en el minado. Y ello pasa inevitable y casi exclusivamente por minar allá donde la energía es más barata.

En la actualidad, un 58% de las granjas de minería de Bitcoin están ubicadas en China. Por otro lado, también en nuestro análisis ya pudieron leer cómo además las fuentes de energía de estas granjas de minado, resultarán baratas, pero son muy muy contaminantes. De hecho, la fuente de energía hegemónica en estos casos es el negro y sucio carbón, con unas implicaciones sobre el calentamiento global y los niveles de contaminación que ya están fuera de (casi) toda duda.

Y para finalizar esta breve introducción a las conclusiones más relevantes, simplemente poner de relieve que todo lo anterior son cifras actuales para un ecosistema Bitcoin que hoy por hoy apenas tiene mercado de adopción, pero sí que tiene sin embargo una ambición de adopción masiva y global. Si su uso empieza a ser generalizado, su consumo energético crecerá exponencialmente, y más aún si además añadimos que la bomba de complejidad hace que la dificultad de su minado, y por lo tanto su consumo energético, crezca de forma muy relevante conforme nos vamos acercando a ese límite máximo de unos 21 millones de Bitcoins posible. Por lo tanto, y mal que nos pese, la conclusión de nuestro análisis anterior es que Bitcoin es un absoluto desastre energético y medioambiental.

Pero visto el desastre... ¿Qué alternativas tenemos?: más y mejor Bitcoin

Estas Son Las Cripto Alternativas Al Desastre Energetico Y Medioambiental De Bitcoin 2

Algunos calificaron nuestro análisis anterior sobre este tema como propaganda anti-Bitcoin. Nada más lejos de la realidad. No sólo nuestro análisis es objetivo e independiente, lejos de cualquier tipo de propaganda interesada y dirigida, sino que además la ambición de esas líneas no es acabar con Bitcoin, sino contribuir a mejorarlo. Y esa mejora del ecosistema Bitcoin debe tener como una de sus prioridades la mejora de la eficiencia energética.

Como muestra de ello, la primera alternativa a la ineficiencia de Bitcoin es... el propio Bitcoin. Efectivamente, Bitcoin se apoya en una plataforma hardware distribuída, pero sobre ella lo único que se ejecuta es el desarrollo que liberó el enigmático Satoshi Nakamoto. Es decir, básicamente Bitcoin es un software. Un software cuyo diseño original se mantuvo alejado de cualquier premisa de eficiencia energética, pero que además utilizó el consumo eléctrico y el coste energético como un instrumento, tanto para auto-regular su minado merced a la citada bomba de complejidad, como para disuadir al lado oscuro de intentar introducir transacciones fraudulentas.

Bitcoin implementa lo que en la criptoeconomía se denomina como Prueba de Trabajo (PoW o Proof-of-Work en inglés), y que es el protocolo que muchas otras criptomonedas han implementado para procesar sus transacciones. Básicamente, la PoW consiste en la resolución de problemas criptográficos (que al fin y al cabo son ecuaciones matemáticas), utilizando como instrumento regulador un fuerte gasto de electricidad derivado de los complejos cómputos que se deben resolver. Para ello hace uso de la combinación de hardware y software que componen la plataforma descentralizada y distribuída Bitcoin, y que está compuesta mayoritariamente por instalaciones industriales de minado.

Pero la Prueba de Trabajo fue parte del diseño original de Bitcoin, lo cual no quiere decir ni mucho menos que sea la única posibilidad para alcanzar su objetivo funcional y de diseño. De hecho, otras criptomonedas ya han dado el salto y basan sus transacciones en la denominada como Prueba de Participación (PoS o Proof-of-Stake en inglés). Con la PoS el minado de criptomonedas deja de conllevar necesariamente la compra de sofisticados y caros equipos informáticos, y esto lo consigue introduciendo la figura del validador.

El mecanismo es sencillo, y este validador deberá aportar inicialmente algunas criptomonedas (o tokens) como garantía para el procesamiento de los diferentes bloques en los que cada servidor de la red descentralizada va registrando las transacciones. Una vez que cada bloque sea añadido a la cadena principal con éxito, este validador consigue un beneficio proporcional a la garantía que aportó. Si por el contrario el bloque era fraudulento o falso, el validador pierde todas las criptomonedas aportadas como garantía.

Esto permite por un lado mejorar la eficiencia energética del criptoecosistema, puesto que la descentralización y la distribución queda limitada a ese proceso de integración en el bloque principal y "oficial", que es el momento en el que toda la red se ve implicada y realmente se consume mucha energía. Pero a la vez permite que esa limitación de la descentralización (que recuerden que es lo que hace tan seguro a Bitcoin porque pone la información en miles de nodos imposibles de hackear al mismo tiempo) no afecte a la seguridad de la red. Esto es así porque intentar insertar bloques fraudulentos implicará una pérdida de la garantía que se hará efectiva cuando se intente validar el bloque completo (que no la transacción individual) contra la red completa distribuída que no se puede hackear toda al mismo tiempo.

Como efecto colateral, y sin restarle ni un ápice de importancia sino más bien todo lo contrario, la PoS también traería que el ecosistema Bitcoin se volverá de nuevo más democrático, volviendo a sus orígenes más cyberpunks, de los cuales se ha ido apartando progresivamente. De hecho, actualmente el ecosistema Bitcoin se encuentra dominado por esos mineros industriales que les comentaba antes, y los mineros distribuídos individuales han sido prácticamente expulsados del ecosistema por los altos costes y la complejidad de los equipos de minado necesarios actualmente para que el minado sea rentable.

Con la PoS, esos mineros particulares volverían a ver de nuevo la rentabilidad con sus equipos domésticos, así volverían a adquirir un peso relevante en la composición del ecosistema Bitcoin, y por lo tanto un peso específico de nuevo relevante en la toma de decisiones, que hoy en día está bastante desvirtuada y alejada de los ideales que la vieron nacer. Recuerden que esta concentración del ecosistema en realidad supone en última instancia que lo está debilitando, puesto que hace falta un 51% de los votos de la red distribuída para que las decisiones se validen. Con la nueva ola de democratización que traería la PoS, ese 51% necesario para validar transacciones y/o diseños fraudulentos o contraproducentes volvería a alejarse hacia la imposiblidad técnica actual de hackear muchos pequeños equipos distribuídos al mismo tiempo.

Además, la penalización de la pérdida de la garantía exigida al validador contribuye a disuadir de dedicar una cantidad ingente de recursos informáticos a tratar de "colar" un bloque fraudulento en la red. Esto es así porque, aún en el hipotético caso de que un reducido corpúsculo de mineros se pongan de acuerdo y acumulen un 51% del poder de procesamiento de la red (y por tanto un hegemónico 51% de los votos en las decisiones), realmente les sería más rentable dedicar esos recursos a procesar transacciones veraces, porque serían capaces de llevarse el 51% del total de las recompensas por generar nuevos bloques de transacciones.

Con un ilustrativo ejemplo les quedará más claro: si un usuario posee un 51% de todas las criptomonedas, resulta que los% las debería arriesgar cada vez que intente validar una transacción fraudulenta que intente "colar" como veraz. En el momento que sea descubierto y quede en evidencia, automáticamente perdería todos sus tokens o Bitcoins de la garantía.

Con la Prueba de Trabajo o PoW actual, el minero fraudulento es penalizado con la pérdida que le supone un elevado consumo de electricidad y un desgaste de sus equipos informáticos que no le ha servido para logar ningún beneficio. Sin embargo, con la nueva Prueba de Participación o PoS, el minero del lado oscuro pierde toda su garantía en el momento en que se descubre su fraudulento intento de registrar transacciones falsas.

Algunos Bitcoin-entusiastas dirán que cambiar el diseño de Bitcoin puede hacer vulnerable a la criptomoneda, pero en el caso de la adopción de la PoS esto no es cierto, y en principio no se añaden nuevos riesgos y vulnerabilidades respecto al Bitcoin original.

Como pueden apreciar, este nuevo diseño de Bitcoin con la PoS tendría exactamente los mismos mecanismos de incentivos y riesgos que el actual Bitcoin basado en PoW, con la enorme y sostenible diferencia de que con la PoS no se utiliza como instrumento disuasorio el coste de esa gran cantidad de energía eléctrica necesaria para engañar al ecosistema, y que hace tan ineficiente energéticamente al diseño de Bitcoin actual. A cambio el instrumento disuasorio con la PoW pasaría a ser la garantía aportada en propios Bitcoins.

Y como otra posibilidad de aumentar la eficiencia energética de Bitcoin, no podemos dejar de citar la Lightning Network para intercambios atómicos. En principio esta Lightning Network ha sido concebida para expandir la capacidad operativa de Bitcoin que está dando tantos quebraderos de cabeza a la comunidad. Esta Lightning Network crea una cadena de bloques aparte de la red principal, implementando la ejecución de transacciones instantáneas que luego serán agregadas a la cadena principal de Bitcoin. Pero precisamente el hecho de que cada micro-transacción no va a involucrar a toda la red Bitcoin, reduce el ingente gasto energético necesario para validar cada transacción individual. Aquí también habría eficiencia energética que ganar.

Pero aparte de rediseñar Bitcoin, hay también otras alternativas eficientes en la criptoeconomía

Estas Son Las Cripto Alternativas Al Desastre Energetico Y Medioambiental De Bitcoin 4

Como saben nuestros lectores habituales, aunque Bitcoin es la criptomoneda más conocida, no es ni de lejos la única ni la mejor opción, ni funcionalmente ni desde otros puntos de vista. Como muestra de ello, aparte de rediseñar Bitcoin para hacerla eficiente en términos energéticos, otra opción para hacer la criptoeconomía sostenible es apostar por otras criptomonedas existentes en el criptoecosistema que sí que son energéticamente eficientes por diseño.

Una de estas monedas, si bien en sus inicios tampoco ha sido un adalid de la eficiencia energética, sí que ha hecho grandes progresos recientemente para lograrla. Esta moneda es Ethereum, creada por el joven desarrollador Vitalik Buterin (Ethers es el nombre de sus tokens), y que ha abrazado de forma ágil y rápida el giro del paradigma hacia la PoS explicada antes.

De hecho, Buterin, que se sigue implicando personalmente en muchos desarrollos del ecosistema que creó en 2014, apuesta por una original fórmula híbrida entre la PoW y la PoS. Estamos hablando del contrato CASPER. Con CASPER se tiene un algoritmo mixto de consenso que dará servicio a un pool de validadores. Cada 100 transacciones CASPER realiza una PoS para hacer un seguimiento y poder evaluar de forma progresiva tanto el rendimiento como el correcto funcionamiento del sistema.

Con el fin de evitar además la reversión fraudulenta de operaciones por algún usuario del lado oscuro, el método de consenso de la PoS implementará un punto de chequeo cada 100 bloques creados. Cada serie de bloques creada no será considerada que está ‘finalizada’ (y por tanto considerada veraz) hasta que se tenga la firma que valida la veracidad de ese bloque periódico que hace las veces de punto de chequeo, validación que se considerará correcta si la confirman al menos dos tercios de los participantes del pool de validadores. Casper y su particular PoS estarán en Producción previsiblemente en un plazo de 2 años, con la última fase planificada a día de hoy dentro del desarrollo de Ethereum: Serenity.

Pero incluso ya a día de hoy, Ethereum resulta mucho más eficiente que Bitcoin. Aunque ya leyeron en nuestro análisis anterior que las estimaciones de la web Digiconomist no nos parecen rigurosas, sí que tienen cierta utilidad en términos relativos para comparar el consumo de Bitcoin con el de Ethereum, puesto que mide ambos bajo las mismas premisas. Y según esta web, donde Bitcoin consume casi 40 TWh, Ethereum consume tan sólo unos 10 TWh: es decir, Ethereum consume aproximadamente una cuarta parte de energía que Bitcoin.

Y algunos dirán que claro, que Bitcoin tiene muchas más transacciones que Ethereum: primeramente que esto no es cierto en la medida que el gran público supone, y en segundo lugar que en el coste energético por transacción Bitcoin pierde por goleada, de forma aún más abultada, con 336KWh por transacción frente a los 27 KWh de Ethereum. Como ven, yendo a términos relativos, que es lo único que nos merece rigor de las estimaciones de Digiconomist, una transacción de Ethereum consume más de doce veces menos que Bitcoin. Y todo esto sin haber implementado Casper todavía, momento en el cual Ethereum muy probablemente podrá competir en eficiencia energética incluso con VISA.

Pero hay otra opción mucho más exótica, fuera del omnipotente Blockchain, y eficiente por diseño

Estas Son Las Cripto Alternativas Al Desastre Energetico Y Medioambiental De Bitcoin 5

Sí, no les estamos vendiendo El Dorado, pero la verdad es que, al menos en lo que al tema de hoy se refiere, hay una opción en el criptoecosistema que ha un servidor le parece más que apropiado explicar aquí. Esta opción es IOTA, una criptomoneda que monitorizamos intensivamente desde nuestra pantalla desde hace meses. Y que, por cierto, hay que decir que lleva una reciente y fulgurante carrera en su cotización como pueden leer en este artículo de Xataka

Pueden leer todos los detalles acerca de IOTA tanto en el artículo anterior de Xataka como algunos más leyendo también el excelente artículo publicado (o más bien traducido del original en alemán de The Montley Fool) en este enlace de Medium. No obstante, para los que no tengan el tiempo o las ganas de seguir estos enlaces, en las siguientes líneas pondremos de relieve los aspectos más destacables de IOTA.

Para empezar, hay que decir que IOTA no se basa en Blockchain, sino en una alternativa al mismo conocida con el nombre de Tangle, y que por su diseño y características se erige como una alternativa que también cumple con las esenciales características de seguridad en el procesamiento de transacciones. Pero Tangle además ofrece también una gran velocidad, a cuya limitación se vienen enfrentado recientemente Bitcoin con sus graves problemas de escalabilidad. Al contrario de lo que algunos creen, estos problemas han afectado también a Ethereum, especialmente a raíz de los criptokitties, cuya fiebre ya les analizamos en el artículo "Blockchain y los criptokitties son la llave que abre el mundo virtual del futuro".

Como habrán leído antes, Tangle es igualmente un protocolo de contabilidad distribuída, pero que deja a un lado las ineficiencias existentes en el diseño de Blockchain. Lo hace mediante la introducción de una nueva forma de implementar el consenso para tomar como veraces transacciones, y lo hace de una forma descentralizada y extremo a extremo, haciendo igualmente confiables a dos partes que no se conocen (ni confían) entre sí.

Pero la gran diferencia con Blockchain es que Blockchain implementa una única línea de tiempo que conecta un bloque de transacciones con el siguiente, que tiene importantes implicaciones como los importantes retardos en la validación de transacciones que sufre Bitcoin. IOTA cambia el enfoque, y ha sido diseñada implementando muchas cadenas de bloques en paralelo, en vez de una única principal como Blockchain.

Además de lograr así una gran escalabilidad con IOTA (algunos osan decir que es virtualmente infinita), también es cierto lo que Medium nos contaba de que, adicionalmente, esto permite implementar el procesamiento de transacciones de criptomonedas sin pagar ninguna comisión y a velocidades a las que Blockchain no puede aspirar con su actual diseño. Esto hace de IOTA el criptoecosistema por excelencia para el caso de uso de micro-transacciones y el Internet de las Cosas.

Y la escalabilidad de la que alardea Tangle no hace sino que, al añadir más miembros de la red, se amplíe la base de usuarios que participa y da seguridad al mecanismo de consenso, pero también hace que se creen nuevas cadenas de bloques que dotan todavía de más capacidad de procesamiento y menores tiempos de validación y transacción al conjunto del ecosistema de la criptomoneda IOTA.

En IOTA no hay minería de nuevas criptomonedas como ocurre en Bitcoin o Ethereum, la minería conlleva la necesidad de establecer una comisión de transacción para sufragar los gastos que las validaciones implican en energía y hardware, y con ello los mineros incluyen la nueva transacción en el siguiente bloque de la cadena de bloques de Blockchain. En vez de eso, en IOTA el consenso está totalmente descentralizado, y esto quiere decir que no ocurre como en Bitcoin donde unos pocos mineros han acumulado un gran poder en el ecosistema, sino que cada miembro de la red IOTA ejecuta una transacción, y a la vez confirma directa o indirectamente las transacciones anteriores.

Es decir, con IOTA, dos miembros de la red pueden ejecutar una micro-transacción mediante uno o muchos canales de micropagos alternativos, y así pueden paralelizar la ejecución de transacciónes en varias cadenas de bloques distintas, de ahí la gran escalabilidad del ecosistema IOTA. Como explica Medium, estos usuarios pueden realizar tantas transacciones como deseen sin necesidad de hacerlo extensivo al resto de la red IOTA. Tan sólo informarán al ecosistema del resultado final de todas las micro-transacciones, lo cual trae una gran eficiencia, tanto en costes de energía como en capacidad de procesamiento. Y además este mecanismo redunda en una importante reducción de costes apta para las micro-transacciones que decíamos.

De aquí nace esa sostenibilidad de IOTA, que permite ganar (y mucho) en eficiencia energética a su criptoecosistema, especialmente cuando es comparado con el de Bitcoin, que intrumentaliza el consumo de energía para penalizar y que no sea rentable dedicar energía y capacidad de cómputo a transacciones fraudulentas. Estas características han llevado a la cotización de IOTA a un alza explosiva en las últimas semanas.

Pero también han hecho que gigantes mundiales de la talla de Bosch, conocido y reconocido por sus esfuerzos en eficiencia y sostenibilidad como analizamos en el artículo "Estamos acabando con el planeta, ¿Hay solución? Sí, la economía circular" se hayan interesado mucho por la tecnología de IOTA. El apoyo de gigantes como Bosch refuerzan precisamente a IOTA, y no sólo por la especulación en torno a su cotización, sino porque su éxito depende en gran medida de que haya unas killer-apps que den utilidad y faciliten la adopción masiva de la criptomoneda.

Y tras este análisis tenemos que alternativas haylas

Estas Son Las Cripto Alternativas Al Desastre Energetico Y Medioambiental De Bitcoin 6

La conclusión de este análisis no puede ser otra más que la de que Bitcoin ha podido ser una (masiva) prueba de concepto inicial más que útil para prender la mecha de la criptoeconomía, lo cual ha inoculado la criptoinnovación directamente en vena a nuestros sistemas socioeconómicos. Pero como todo desarrollo software, y no olviden que Blockchain lo es, no puede estar diseñado para todo el futuro que le espera y está por venir.

Bitcoin ha tenido su merecido éxito hasta ahora (que no justificamos con esta frase la evolución de su burbujeante cotización como ya analizamos en "Cómo explicarle a tu cuñado en Navidad que Bitcoin es una burbuja"), pero su instrumentalización de la energía hace que su ineficiencia vaya a acabar siendo un auténtico lastre para tanto para el criptoecosistema como para las socioeconomías y para el planeta, especialmente si se hiciese realidad el escenario de su adpción masiva. Esta ineficiencia energética pierde su sentido cuando además es meramente una decisión de diseño, cuya utilidad como medio disuasorio del fraude puede ser fácilmente sustituída por otras alternativas que no lastren el consumo energético.

Por ello la criptoeconomía debe reinventarse y abordar esa transformación contínua a la que todo ecosistema socioeconómico está forzado hoy en día para sobrevivir. La innovación es a la vez medio y objetivo para ello. Bien sea Bitcoin con un nuevo diseño más eficiente, bien sea Ethereum con su Casper, bien sea IOTA con su nueva arquitectura, o bien cuantas nuevas opciones innovadoras y disruptoras que puedan estar por venir, lo cierto es que gastar energía inútilmente no tiene absolutamente ningún sentido, por mucho que la efervescente cotización de Bitcoin siga haciéndo ese ingente gasto rentable a corto y medio plazo.

Estas Son Las Cripto Alternativas Al Desastre Energetico Y Medioambiental De Bitcoin 7

Esto es especialmente sangrante cuando ese gasto energético superfluo y evitable reduce las reservas energéticas de electricidad y encarece su coste, y sobre todo cuando hay alternativas sobre la mesa. Sólo es cuestión de abrir el melón al igual que lo hizo en su momento Satoshi Nakamoto con el propio Bitcoin. Nuestro sistema es lo que tiene, en cuanto hay una opción mucho más eficiente y competitiva que coge momentum, ya no hay quien la pare. ¡Qué mundo éste que nos ha tocado vivir en el que tan sólo en unos trimestres se puede pasar de disruptor a desfasado! Si no fuese porque este mundo resulta de lo más apasionante, seguro que a más de uno le daría tanto vértigo que querría que lo parasen para bajarse.

Imágenes | Pixabay winterseitler | Pixabay TheDigitalArtist | Pixabay xresch | Pixabay geralt | Pixabay Jobbeat | Pixabay geralt | Pixabay sumanley

Leer más »
Publicidad

Estas son las causas económicas de las protestas en Irán

2 Comentarios
Estas son las causas económicas de las protestas en Irán

Las protestas que han surgido en Irán, hace ya bastantes días, ponen de manifiesto un malestar de su población. Irán está experimentando en los últimos años una mejora de sus indicadores macroeconómicos, el PIB crece y la inflación baja, pero precisamente el malestar por diferentes problemas económicos ha sido la bomba que ha encendido las manifestaciones.

Es evidente que detrás de los logros que se ven a nivel estadístico a nivel macroeconómico, existen situaciones dentro que se pueden considerar críticas que están afectando a los diferentes estratos de la población en Irán.

Nos podemos preguntar: ¿Cuáles han sido las principales causas económicas para que los iraníes salgan a la calle a luchar por tener una vida digna?

Leer más »

Todas las novedades de la ley de autónomos ya en vigor

20 Comentarios
Todas las novedades de la ley de autónomos ya en vigor

La nueva Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo se publicó en el Boletín Oficial del estado durante el mes de octubre del 2017, pero algunas de las medidas que se adjuntaban en esta nueva ley no han entrado en vigor hasta el 1 de enero de este año.

Se trata de una nueva Ley que introduce importantes novedades respecto a las cotizaciones, gastos deducibles y bonificaciones de los autónomos, así como medidas para favorecer la contratación y la conciliación familiar.

Nos podemos preguntar: ¿Qué novedades de la nueva ley me puedo aplicar ya como trabajador autónomo?

Leer más »

La renta per cápita llega a máximos en España, todos los detalles

7 Comentarios
La renta per cápita llega a máximos en España, todos los detalles

La Contabilidad Nacional ha cerrado el año pasado con un valor monetario para la producción de la economía española sobre 1,12 billones de euros, con un avance nominal superior al 4 por ciento, y continua con 4 ejercicios de crecimiento real, 3 de estos ejercicios por encima del 3 por ciento.

Con esta continuidad creciente, el Producto Interior Bruto (PIB) supera el nivel que alcanzó durante el 2008, alrededor de los 1,12 billones de euros, y se consigue absorber todas las pérdidas acumuladas en los años de recesión.

Como pasa en todas las crisis, la economía ha salido transformada, con un traspase de empleo de los sectores vinculados a la burbuja inmobiliaria (construcción, finanzas, fabricación de equipamiento para hogares) a los servicios y manufacturas dedicadas a las exportación.

Nos podemos preguntar: ¿Ha existido algún factor en el modelo de producción que favorezca que la renta per cápita aumente?

Leer más »

Un libro para cotillos políticos: Yanis Varoufakis cuenta los detalles más escabrosos del rescate a Grecia

3 Comentarios
Un libro para cotillos políticos: Yanis Varoufakis cuenta los detalles más escabrosos del rescate a Grecia

Domingo de madrugada de cualquier día de mayo de 2015. El economista griego Yanis Varoufakis y su compañera no consiguen conciliar el sueño. Lo normal cuando se espera a que el adolescente de la familia llegue a casa. Por fin, escucha la puerta. Todo en orden. Pero la tranquilidad apenas dura unos minutos, lo que tarda en sonar el teléfono personal de Varoufakis y "una voz masculina, de un inquietante tono empalagoso" le advierte: **"Nos alegramos mucho de que su chico hay vuelto bien a casa [...] Señor Varoufakis, es usted un poco insensato por poner en el punto de mira a los bancos, y por hablar tanto del tema en su artículos. Si quiere que su chico siga volviendo a casa cada día[...] deje el tema y desista de una vez. [...]. Felices sueños".

Esta es una de las centenares de anécdotas personales que salpican el último libro del economista y ex político griego Yanis Varoufakis y que consiguen que una historia cuyo final todos conocemos se pueda leer casi como un apasionante thriller."Comportarse como Adultos" es una frase que Cristhine Lagarde, la directora del Fondo Monetario Internacional, pronunció en el transcurso de uno de los momentos más tensos en las negociaciones para tratar el problema de la deuda griega en 2015. Varoufakis la utiliza como título de su libro y como tarjeta de presentación de todo lo que viene en las 718 páginas posteriores de la edición publicada por Deusto.

En ellas, el griego desgrana los secretos de la trastienda política del siglo XXI, que nada tienen que envidiar a las intrigas palaciegas de cualquier etapa de la historia pasada. Mentiras en los despachos de Bruselas y Washington, amenazas políticas y personales, decenas de conversaciones secretas, presiones, manipulaciones. Estamos acostumbrados a esperar años, incluso siglos para conocer cómo los poderosos mueven los hilos de la historia.

En esta ocasión, los teje manejes de la alta política han tardado apenas dos años en salir a la luz. Ha sido posible porque Yanis Varoufakis no es un político al uso. Es un extraño, un profesor que decide convertirse en político para descubrir, con amargura, que pasar de la teoría a la práctica no es tan fácil.

El profesor de Economía que daba charlas por todo el mundo explicando las teorías de cómo evitar un rescate a Grecia, el que diseñó una quiebra ordenada para su país, incluso un plan X con una moneda paralela por si Grecia era expulsada del euro, reconoce en este libro que fue incapaz de aplicar todas sus teorías.

Pasar o no pasar por el aro, esa fue la cuestión

El personaje con aspecto de chico duro de discoteca de barrios bajos, que pasará a la historia por ser el único Ministro de Economía capaz de presentarse en los eventos de alta política financiera con camiseta ajustada y chupa de cuero, se dibuja a sí mismo como el gran engañado por el mundo: los financieros, los políticos y también, eso parece ser lo que más duele. El que fuera su gran aliado Alexis Tsipras, líder de la coalición de izquierda griega Sysiza, a la que Varoufakis se unió en 2015, traicionó en varias ocasiones la confianza y las promesas realizadas al que fuera su ministro de Economía. Varoufakis se define a sí mismo como "ingenuo políticamente y diplomáticamente inepto".

Todo, por no pasar por el aro. "¿Quieres estar dentro o fuera? Los forasteros priorizan su libertad para decir su versión de la verdad. El precio es que son ignorados por los iniciados, que toman las decisiones importantes". Esta fue la invitación que Larry Summers, el ex secretario del Tesoro de Estados Unidos con Bill Clinton y confidente de Obama le espetó a quemarropa en un encuentro en Washington. Varoufakis no quiso entrar en ese juego.

Por suerte para el lector, parte de la venganza por el trato recibido consiste en desvelar las perversas intenciones que llevaron a Europa a infringir a Grecia un castillo que pasará a la historia como uno de los mayores errores políticos.

Varoufakis confirma lo que muchos ya apuntaron en 2010. A pesar de los grandes titulares, la operación orquestada por Bruselas no tenía como objetivo rescatar a Grecia, sino que fue una gran cortina de humo para evitar la quiebra de grandes bancos franceses y alemanes con sus arcas llenas de bonos de un estado en quiebra."Grecia se declaró en bancarrota en 2010 cuando la UE la rescató, y que el rescate fue diseñado para salvar a los bancos franceses y alemanes, pero Angela Merkel y Nicolas Sarkozy lo sabían; y sabían que sería un desastre", asegura el economista griego.

Varoufakis ofrece multitud de detalles escabrosos de cómo los políticos europeos consiguieron cocinar una receta que a todas luces, como ya se ha contado en alguna ocasión en este blog, no ha terminado nunca de cuajar. Tres rescates después, la economía griega es un cuarto más pequeña que hace 10 años.

Darht Vader

Wolfgang Schäuble, el Darth Vader del rescate griego

Demuestra Varoufakis en su biografía que la política del siglo XXI no dista mucho de las intrigas palaciegas de siglos pasados. "Se puso en marcha la operación la verdad al revés". Mediante filtraciones, tuits y una campaña de desinformación que involucraba a los miembros del entramado político de Bruselas, la troika difundió la noticia de que era yo quien estaba perdiendo el tiempo, quien se presentaba a las reuniones sin propuestas, o bien con ideas que carecían de una validación cuantitativa y que sólo consistían en retórica ideológica. Por el contrario, la troika consiguió presentarse a sí misma como la defensora de una solución exhaustiva y detallada que incluía todo tipo de reformas de la economía social de Grecia. ¡Cuánto deseaba una solución exhaustiva y detallada como esa! Sólo que la troika defendía una cosa de palabra, y al mismo tiempo hacia que fuera imposible llevarla a la práctica", se lamenta Varoufakis.

Por encima de todo y todos los culpables de este engaño mundial señala al ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, como el Darth Vader de la saga del rescate griego. La idea que trasciende en todo el relato es también la que muchos medios de comunicación han contado en los últimos cinco años: los griegos tenían que ser castigados para aterrorizar al resto del continente.

Alemania y China ¿casus belli?

Asegura, entre otras cosas, que al más puro estilo de Maquiavelo Ángela Merkel y su fiel ministro de Economía Wolfgang Schäuble consiguieron frenar una ayuda financiera procedente de China que hubiera ayudado a Grecia a evitar el tercer rescate. Llega a calificar el episodio como un motivo para declarar una guerra. "De hecho, hubo un momento en que, al menos entre países de poder comparable, podría haber sido casus belli . Grecia es supuestamente un estado soberano. China es ciertamente un estado soberano. Su arreglo no era asunto de Alemania. Además, los alemanes aparentemente no pasaron por las instituciones europeas sino que actuaron por su cuenta, a puertas cerradas", cuenta el ex-ministro griego.

Son muchas, también, las páginas que dedica a su relación con Alexis Tsipras y Syriza. Reconoce las reticencias iniciales a unirse a una formación política de extrema izquierdas cuyo ideario económico nunca le convenció. De cómo la confianza inicial en Tsipras acabó en una gran deslealtad hacia su persona. "La influencia de Merkel sobre Alexis iba creciendo a buen ritmo[...]teniendo en cuenta el profundo desprecio que la mayoría de los griegos sentían por Wolfgang Schäuble, Merkel propuso marginar a sus respectivos ministros de Finanzas:- deja que Varoufakis "anule" a Schäuble, y que Schäuble anule a Varoufakis", le dijo la alemana. Para, según Varoufakis, crear un tercer nivel en las negociaciones: reuniones secretas entre ambos líderes a parte de las que se celebraban en Bruselas y el eurogrupo.

Greciaruinas

Todos culpables, menos Grecia

Si algo queda claro a lo largo del relato es el escaso poder que tienen los políticos ante los poderes económicos. Los mismos fondos de inversión que tumbaron a Grecia en 2010 se aliaron con Varufakis en 2015, reconociendo sus errores, o más bien apostando por un nuevo negocio.

Casi da risa o más bien vergüenza recordar como los periódicos y periodistas de todo el planeta alertaban de los peligros de la llegada de Syriza al poder. Aquella formación radical de extrema izquierda sigue hoy en el poder de Atenas sin que Bruselas haya tenido demasiados problemas para seguir aplicando las terribles recetas cocinadas en 2010 y Grecia hundida en una deuda impagable de la que solo los banqueros han conseguido salir a flote. Varoufakis se recrea en algunos momentos, en los detalles de cómo los funcionarios griegos boicoteaban sus relaciones con Bruselas enviando tarde los documentos necesarios, organizando reuniones sin su conocimiento, etc. Sobre todo les acusa de prometer al pueblo griego soluciones imposibles de ejecutar para finalmente caer rendidos a las exigencias de la troika.

Y frente a tanto detalle, se echa de menos en la autobiografía de Yanis Varoufakis esa misma precisión para señalar las culpas ajenas casi desaparece cuando se trata de analizar las propias. En lugar de reconocer las aberraciones financieras realizadas por los gobiernos griegos para entrar en el euro insiste en lanzar la piedra fuera de su culpa: "Todos lo sabían, pero Italia y Francia habían hecho lo mismo nadie quiso denunciarlo", asegura.

Y es que, las miradas personales es lo que tienen que no todo se enfoca con la distancia adecuada.

Leer más »
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos