Ya somos 8.000 millones de habitantes en el mundo ¿Dónde quedó el techo malthusiano?

Ya somos 8.000 millones de habitantes en el mundo ¿Dónde quedó el techo malthusiano?
2 comentarios
HOY SE HABLA DE

Ayer el reloj mundial de Naciones Unidas que mide la población existente en la Tierra marcó un hito histórico. Por primera vez, los seres humanos hemos superado la cifra de 8.000 millones. Con China a la cabeza con una población de 1.452 millones, seguido muy de cerca por India y sus 1.412 millones y a una elevada distancia y en tercera posición a Estados Unidos con 335 millones.

Hasta la fecha la población mundial no ha cesado su crecimiento. Si echamos la vista atrás, en los últimos 50 años la población mundial se ha doblado. Una realidad que ha roto con muchos vaticinios catastrofistas de lo que supondría este desarrollo.

World

Para algunos, siguiendo las premisas de Thomas Robert Malthus, no es deseable unos altos niveles de población sobre la base de unos recursos escasos y limitados que, en última instancia, llevarían a la humanidad a morir de hambre. La premisa malthusiana llega a esa conclusión al examinar en su ensayo publicado en 1798 que el crecimiento de la población se basaba en un avance exponencial, mientras que la subsistencia aumenta, solamente, en una proporción aritmética, es decir, linealmente.

¿Por qué aseguraba Malthus un crecimiento lineal en la producción de los alimentos? Su argumento se centraba en las limitaciones de la tierra disponible para la agricultura. Dado que los cultivos no crecen al mismo ritmo que la población, se alcanzaría el hambre masiva, el denominado techo malthusiano, que sería corregida por guerras y epidemias que reducirían la población mundial

Dos siglos más tarde, los precios de los alimentos han estado cayendo rápidamente desde que Malthus hizo sus predicciones, y la proporción de la población que vive en la pobreza absoluta ha disminuido aún más rápido. Esto se debe a una palabra: productividad.

El hecho diferencial para este resultado probablemente lo encontremos a mediados del siglo XX, entre 1960 y la actualidad, la población mundial se duplicó, la producción mundial de alimentos se triplicó y el uso de la tierra aumentó en menos del 15%.

Db Esp

Sucede que, después de la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de los países industrializados adoptaron políticas a favor de la agricultura intensiva, aprovechando los avances tecnológicos y científicos en las industrias mecánica, química y genética.

Para mostrar un ejemplo de sus beneficios, a principios de la década de los sesenta la ingesta diaria de calorías de la población en India era de 2.000 calorías por persona, con una población de 450 millones de personas. Hoy, que el país ha añadido 1.000 millones más a su cifra de habitantes, consumen 2.500 calorías por persona.

Daily Per Capita Caloric Supply 6

Con esas políticas se fomentó la circulación de productos y precios relativamente estables y competitivos, y al mismo tiempo facilitan a los agricultores la compra de nuevos medios de producción a través de subsidios a tasas de interés bajas y sistemas de crédito, y alientan el cierre de fincas no rentables.

Ers Ag Productivity Growth Blog 030520

Entre las dos guerras mundiales, los tractores motorizados reemplazaron gradualmente a los animales de carga. A partir de la década de 1950, las máquinas se volvieron más potentes y avanzadas, como los cargadores automáticos, los esparcidores de fertilizantes y las gradas rotativas.

De hecho, en el siglo XIX ya vio el nacimiento de los fertilizantes químicos para compensar la falta de fertilizantes orgánicos disponibles. Se hicieron más comunes a partir de la década de 1950 y ayudaron a impulsar las cosechas. De manera similar, los pesticidas (herbicidas, insecticidas y fungicidas) facilitaron el trabajo de los agricultores, eliminando malezas e insectos no deseados y protegiendo las plantas de enfermedades. Todas estas transformaciones ayudaron a mejorar el rendimiento de los suelos, las plantas y el ganado, y aumentar los rendimientos por unidad de trabajo y por hectárea.

Temas
Inicio