Compartir
Publicidad

Gestión pasiva > Gestión activa

Gestión pasiva > Gestión activa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Hay un viejo "lugar común" en el mundo de la bolsa. Se dice que un mono con los ojos vendados tirando dardos contra las páginas de bolsa de un diario económico, seleccionará una cartera de inversión que es tan susceptible de ser rentable como una gestionada por profesionales. Lo que esta historia viene a decir es que una gestión activa de una cartera de renta variable no tiene, estadísticamente, más probabilidades de batir una cartera aleatoria y, por el contrario, comporta más gastos. Según un estudio de INVERCO, citado por ING en un folleto publicitario, la rentabilidad media de fonos de renta variable española fue, en el periodo 1995-2004, del 9,71%. Frente a eso, la revalorización media anual del índice IBEX 35 (formado por las 35 empresas más representativas del mercado bursátil español), en el mismo periodo, fué del 19,41%.

Conclusión: no merece la pena gastar el dinero derivado de la gestión de un fondo, ni pagar las comisiones que cobran ni sufragar los gastos de complejas herramientas de predicción o de brillantes mentes puestas al servicio de las mismas: al final, una gestión pasiva de la cartera acaba resultando una mejor opción.

Más información | La rebelión del mono: Gurúes financieros y pseudociencia económica, en Pensar Más información | Inverco

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos