Compartir
Publicidad
Publicidad

Un video sobre el estado actual de la economía

Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Agotados los planes de estímulo y con la mente puesta en los planes de austeridad, el camino a la recuperación se hace más cuesta arriba y la amenaza de una recaída se hace más fuerte. Los planes que intentan evitar el desastre pueden amplificarlo aún más y llevarnos directo a una nueva recesión. Este video es bastante explícito y nos muestra el estado actual del caos financiero. ¿De dónde saldrá el dinero para pagar todas las deudas si la economía se desploma? Saque calculadora y vea quien debe más, y a quien le debe. Y si ese que debe menos tiene forma de pagar. Además, ¿qué pasa si la austeridad que se está anunciando hace caer el crecimiento para el próximo año entre 1,0% y 1,5%?. Agregue a ésto que el euro a 1,40 dólar significa otro medio punto de caída. Y puede llegar a 1,50.

La caída del comercio mundial que presentamos ayer y que se mantiene un 20% por debajo de los niveles del año 2008, amenaza con provocar dos trimestres de descenso en el PIB, antes de comenzar un leve repunte a partir del tercer trimestre de 2011. Se predice que el crecimiento de la zona euro para el próximo año será del 0,7%, y que los países más orientados a la exportación como Alemania o los Países Bajos, se encuentran en mayor riesgo.



Al comenzar el verano, la caída del euro a 1,20 dólar hacia pensar que los planes de austeridad podrían ser absorbidos facilmente apelando a la devaluación competitiva. Pero la actual guerra de divisas y el lento pero imparable declive del billete verde ha configurado otros escenarios. La reunión del FMI sostenida ayer en Shanghai con los banqueros centrales de los países asiáticos no llegó a ningún acuerdo claro y transparente, como se está haciendo costumbre, y el Banco Popular de China subió hoy la tasa de interés un tímido 0,25%, hasta el 5,65%. Nadie quiere entregar su cuota de mercado y todos los países están dispuestos a seguir devaluando sus monedas en un proceso interminable y caótico.

La delicada situación de países como Irlanda y Grecia, colapsados entre las necesidades de equilibrar el presupuesto y mantener al país en marcha, crean una ecuación compleja que se agrava aún más cuando incorporamos al sistema financiero. El poder del sistema que antiguamente resolvía las crisis, hoy es el principal maleficio dado que succiona todos los recursos y mantiene secas las arterias del otrora bullente capital, por la corrupción y el abuso. El sistema bancario sigue dando cuenta de su fragilidad y hasta el momento todas las operaciones han sido habilmente manejadas para evitar una catástrofe mayor. Pero los hilos del titiritero pronto comenzarán a cortarse. El apalancamiento financiero no escapa a la fatiga de material.

En El Blog Salmón | Caída de exportaciones europeas se mantiene en el 20%

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio